Una idea para mejorar la educación

Proponen rediseñar los patios de escuelas

Plantean intervenir espacios de recreo a partir de la opinión de los escolares.

La idea de la fundación es generar más espacios verdes. Foto: Mónica I. Wajswol
La idea de la fundación es generar más espacios verdes. Foto: Mónica I. Wajswol

El patio es un creador de recuerdos, un espacio al aire libre donde los niños, sin darse cuenta, aprenden valores que quedan para toda la vida. Con el objetivo de potenciarlos, una fundación en vías de formalización busca rediseñarlos.

"Mi patio", un proyecto incubado por la cátedra de Emprendedurismo de la Universidad de la República, con la asesoría de Guyer Regules, se presenta como una apuesta para transformar la educación a través de intervenciones participativas de los patios.

Dos emprendedoras detectaron que la ANEP realiza un diagnóstico y mantenimiento de estos espacios, pero cuando los van a recuperar "no se los contempla como parte del aprendizaje de los niños".

"Tiene que ser un espacio planificado. Que sea un aprendizaje y una continuidad de lo que pasa en el aula", comentó Mónica Wawjsol, directora técnica de este emprendimiento. Esta asistente social busca que se conciban estos sitios como un lugar donde se fomente la convivencia positiva de la ciudadanía. "La idea es ver al otro no como un enemigo o como una amenaza. Por eso, la idea es mejorar estos espacios compartidos, hacerlos de mayor calidad para mejorar el vínculo", comentó.

Si bien lo más importante es que el proyecto culmina con un rediseño de estos espacios, las emprendedoras destacan la importancia del proceso. Las obras a realizar surgen de las propuestas de los alumnos.

Así se ve uno e los patios que pretender intervenir
Así se ve uno e los patios que pretender intervenir

"Tomando esas ideas como disparadores y considerando en forma transversal aspectos de reciclaje y reutilización de desechos es que nuestro arquitecto propone este tipo de intervención", indicó Andrea Baietto, la directora ejecutiva de "Mi Patio". La idea es "generar el empoderamiento de los niños como los protagonistas de su propio proceso educativo y agentes difusores de la actividad escolar en su entorno cercano", señala el documento que presenta la iniciativa.

Prueba piloto.

Para dar los primeros pasos, Mónica y Andrea iniciaron una prueba piloto en la Escuela 195 Humberto Zarrilli, ubicada en Ituzaingó. Durante cuatro meses realizaron talleres con padres, alumnos y docentes y comprobaron que, pese a ser un patio de grandes dimensiones, no estaban explotando todas sus potencialidades.

Los alumnos de sexto año se pusieron al hombro el proyecto y realizaron una encuesta a los compañeros. "Me gustaría que todos cuiden los patios y que arreglen los juegos. Que en el patio de los chiquitos haya subibajas y tobogán", escribió uno de los niños.

También se hicieron talleres en los que los pequeños expusieron cuáles eran sus prioridades. Hablaron de estar en contacto con la naturaleza y en una reparación de los juegos existentes. "Lo que nosotros apuntamos es definir cosas que son importantes para ellos", comentó Wajswol.

El proyecto apuesta a tener el respaldo de instituciones públicas y privadas. Esto implicaría transformarse en una entidad receptora de donaciones especiales que habilite beneficios fiscales para los aportantes. En el proyecto también trabaja un arquitecto, encargado de la definición técnica de las obras a realizar.

La idea final es transformarse en una herramienta de apoyo a las políticas de mantenimiento y adecuación de los inmuebles de la ANEP. Luego se evaluará junto a este organismo cómo extenderlo a otros centros educativos.

Por lo pronto se está realizando un festival a beneficio de este centro educativo el próximo 29 de septiembre. Habrá un show de Diego Drexler y Leo Masliah. Además, la escritora Gabriela Fleiss leerá cuentos mientras se sumen otras sorpresas para recaudar fondos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º