Entrevista

“Nos preocupa que los camiones se están rompiendo más de lo normal”

Desde mayo de 2017, Fernando Puntigliano dirige el departamento de Desarrollo Ambiental de la Intendencia de Montevideo, que tiene entre sus cometidos encargarse de una de las áreas más conflictivas: la limpieza.

Fernando Puntigliano. Foto: Marcelo Bonjour
Fernando Puntigliano. Foto: Marcelo Bonjour

Asegura que ese tema le insume el 30% de su tiempo, aunque dice que coordinar todas las ramas de la gestión ambiental, como los saneamientos, los humedales de Santa Lucía, las instalaciones mecánicas y eléctricas, es también “todo un desafío”. Antes de pasar por la comuna trabajó en Alemania y en Uruguay fue director de la Administración Nacional de Puertos y gerente general de la minera Aratirí.

-¿El problema de la basura ha sido lo más desafiante que ha enfrentado durante su gestión?

-Yo llevo un control muy estricto de mis tiempos. Y el tema limpieza me lleva aproximadamente el 30%. Es algo que exige mucho y lo primero que se hizo al asumir fue un análisis de riesgo donde se vieron las vulnerabilidades de la cadena logística, que tiene tres eslabones clave: el acopio en los contenedores, el traslado y la disposición final. Vimos que los tres son altamente vulnerables y que hay muchos fenómenos adversos que pueden afectar esa cadena.

-¿Cómo hacen para evitar que se tranque la cadena?

-Lo que hicimos fue empezar a generar redundancias, es decir, repetir eslabones para que cuando pasa algo, podamos seguir funcionando. Por ejemplo, tomando en cuenta la disposición final de residuos, puede haber varios eventos adversos: un conflicto sindical, un conflicto social, un evento climático o un incendio. Tuvimos los cuatro. Lo que hicimos fue poner disposiciones finales alternativas, que lo que nos permiten es alternar ese eslabón para que no se pare toda la cadena. La Cámara de Industrias es uno de los eslabones alternativos, que fue lo que se utilizó cuando se nos incendió la usina Felipe Cardoso.

-¿Qué se va a hacer cuando se acabe la vida útil del sitio de disposición final, que según los expertos es de pocos años?

-Ya se están haciendo cosas. Junto con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) se está haciendo un proyecto que amplía la capacidad de la usina. Eso se va a lograr cerrando una calle y a la vez se va a elevar en altura. También estamos trabajando en la posibilidad de que los residuos comerciales no vayan a Felipe Cardoso, lo que haría que disminuyera el flujo. Con estas dos medidas ya estamos extendiendo la vida útil hasta al menos el año 2025.

-¿A dónde irían entonces lo residuos comerciales?

-Eso está en discusión porque hay muchos actores comerciales que están interesados en brindar ese servicio. Si nosotros liberalizamos eso, el actor comercial sería quien brindaría el servicio. Estamos analizando la posibilidad. Ya hay varios actores privados que se están poniendo en contacto con nosotros.

-Adeom dice que el 50% de los camiones están sin funcionar, ¿es así?

-La situación al día de hoy es que del total de la flota para el levantamiento lateral de contenedores, tenemos el 59% disponible. Esa cantidad nos mantiene más o menos con un volumen crítico de contenedores que están más de tres días sin vaciar de un 9%.

-¿Esa cifra puede llegar a aumentar?

-Ese volumen crítico no ha aumentado porque el turno de la tarde, que lo usamos normalmente para el mantenimiento de los camiones, lo estamos usando para recolectar la basura. Estos días hemos estado concentrándonos en municipios y alguno se postergó, por lo que hay zonas que pueden llegar a acumular hasta 4 o 5 días.

Fernando Puntigliano. Foto: Marcelo Bonjour
Fernando Puntigliano. Foto: Marcelo Bonjour

-Adeom dice que ellos no están de paro...

-Eso no es del todo correcto. Tenemos una flota de 29 camiones de los cuales vuelven tres o cuatro por día que necesitan reparaciones. Pero en 5 días hemos tenido 3 asambleas de mantenimiento, por lo que hay un período de muchas horas donde no se trabaja y en ese período los camiones no pueden ser reparados, por lo que la flota merma. Hubo medidas que afectaron el mantenimiento de los camiones y como tales se redujo la flota.

-¿Qué pasa con el restante 40% de camiones?

-Tiene varios tipos de daño que pueden ser en el vehículo en sí, como puertas que no cierran, o en el sistema de funcionamiento, como problemas electrónicos. La frecuencia de rotura de los camiones es algo que nos preocupa un poco porque se están rompiendo de tres a cuatro por día cuando la referencia internacional es que en una flota de este tamaño lo normal es que haya medio o un vehículo para reparar por día.

-¿A qué se debe?

-Puede deberse a dos cosas: una es que podemos estar hablando, en el caso de la referencia internacional, de ambientes distintos, menos dañinos para el vehículo, y por otro lado se puede deber a la gestión propia del vehículo, que si no es cuidadosa puede llevar a que se rompan más. La causa la estamos estudiando, pero la realidad es que tenemos más roturas de lo que marca la referencia internacional.

-¿Piensa que hay una solución al tema de la limpieza de Montevideo?

-Sí. Como te decía, tenemos una estrategia que es la de redundancia; repetir los tres eslabones. Cuando vemos que vamos a tener problemas en la recolección, ponemos más contenedores en las calles para tener más capacidad de absorción. Cuando vemos que podemos tener problemas en la disposición final de residuos, contamos con disposiciones alternativas. El eslabón que nos está quedando es el tema del transporte y del vaciado de los contenedores. No soy de la idea de privatizar 100% ni soy de la idea de la estatización 100%. Sino que tenemos que complementar la actividad privada con la pública. Aquellas cosas que no podamos hacer con la actividad pública, poder hacerlas con la privada. Adeom, en cambio, plantea que debe ser todo municipal.

-¿Por qué no están de acuerdo con Adeom?

-Porque la actividad durante el año es irregular: si nosotros tenemos un número de funcionarios que nos permite cubrir los períodos “pico”, donde se generan mayores cantidades de residuos, lo que sucede es que el resto del año, cuando la actividad es menor, no se generan tantos residuos y la cantidad de funcionarios que necesito es menor, le termino pagando un sueldo todo el año a los que necesito solo para los períodos “pico”. Le estaríamos metiendo la mano en el bolsillo al contribuyente. Por eso la idea es tener unos 6 camiones privados -la cifra la estamos viendo aún- para cuando tenemos necesidades excepcionales. La preocupación del intendente es si no hay que fortalecer aún más la actividad privada.

-¿Qué ventajas trae la contratación de privados?

-Cuando hay algún reclamo legítimo de los trabajadores el sistema lo sufre, pero (con la contratación de privados) el usuario no lo sufre tanto porque igual hay camiones para recolectar y tampoco tengo la necesidad de llegar a la esencialidad. Entonces: respeto los derechos sindicales, trato de mantener un mínimo nivel de servicio para el ciudadano, y evito la esencialidad.

Contenedor de boca chica no resultó como preveían

Para el director de Desarrollo Ambiental, los contenedores de boca chica instalados con el objetivo de recibir basura previamente separada, no tuvieron la respuesta que esperaban. “Queríamos que se clasificara en origen y de esa forma fuera al sitio de disposición final de residuos lo menos posible. Pero los problemas que tenemos tienen un origen cultural”, aseguró a El País. Según dijo, muchas personas no prestan atención a la clasificación y tiran residuos orgánicos en el lugar donde el resto de las personas estaban tirando material clasificable, lo que provoca que se contamine todo.

“Ese vecino le está haciendo un daño al esfuerzo que están haciendo todas las demás personas”, sostuvo. Sin embargo, el jerarca es optimista en que en algún momento se va a lograr el cambio cultural.

Para lograr eso la División de Medio Ambiente de la comuna ha duplicado el presupuesto para comunicación y educación, para tratar de abordar esa problemática. En cuanto a si seguirán o no comprando ese tipo de contenedores, el jerarca explicó que lo están discutiendo, aunque admitió que no se puede dar marcha atrás. “Es hacia donde están yendo todas las sociedades con éxito”, sostuvo el director Puntigliano.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)