PROTESTA

Pocitos: feriantes molestos con el municipio por mudarlos a lugares menos rentables

La alcaldesa del CH, Matilde Antía, sostuvo que “se cumplieron todos los pasos a realizar" para poder llevar a cabo las "mudanzas de ferias”.

Discordia. Feriantes y autoridades no tienen la misma visión. Foto de Leonardo Maine.
Discordia. Feriantes y autoridades no tienen la misma visión. Foto de Leonardo Maine.

Un grupo de feriantes que trabaja en Pocitos denuncia que hay una campaña, de autoridades municipales, para correrlos hacia lugares menos rentables. Por parte del Municipio CH, en tanto, se sostiene que todos los procedimientos que regulan la actividad se cumplen “conforme a derecho”.

La más reciente discordia tiene como centro a la feria que antes se ubicaba en Chucarro y Massini, la cual hace una semana se trasladó a Santiago Vázquez y Ellauri.

Daniel, productor de miel y revendedor de productos como dulce de membrillo y huevos de codorniz, dijo a El País que la mudanza le “jodió la vida”. Según explicó, la nueva locación es “malísima”. “Este fin de semana fue el primero en la nueva zona, y vino mucho menos gente que la que solía venir”, comentó sobre el cambio.

Daniel dijo entender que existan vecinos a los que les molesta que una feria esté cerca de su casa. Por ejemplo, cuando se arma de madrugada, muchas veces hay ruidos molestos. Pero como también afirmó la alcaldesa del Municipio CH Matilde Antía, “hay vecinos y vecinas a los que les gusta tener una feria cerca, dado que así pueden hacer las compras de frutas, verduras y otros artículos sin tener que trasladarse mucho y a precios que a menudo son convenientes para el presupuesto familiar”.

De acuerdo a Daniel -que ya tiene al menos cuatro mudanzas de su puesto de ventas desde que arrancó- “existe una voluntad, que cuenta con el consenso de políticos de varios partidos, en desplazar a las ferias” de ese barrio.

Para el feriante, esta intención se remonta a la gestión de la exintendenta de Montevideo Ana Olivera, que gobernó entre el 2010 y el 2015. En diálogo con El País, Daniel señaló que se siente “desamparado” por la Asociación de Feriantes del Uruguay (AFU), una gremial que según él no hace lo que debería para defender a quienes están en los puestos vendiendo sus productos o los de otros. El País intentó comunicarse con AFU, pero no contestaron a las consultas.

El comerciante cuestionó que el órgano público rector de las ferias pase de ser el Ministerio de Economía y Finanzas a la Intendencia de Montevideo. “No lo queremos, porque lo que buscan es subir el precio que pagamos por metro cuadrado”, afirmó.

“En calma”

La alcaldesa del CH, en tanto, sostuvo que “se cumplieron todos los pasos a realizar respecto a esta y otras mudanzas de ferias”. La sucesora del fallecido alcalde Andrés Abt, sostuvo que “todo se hizo en calma” y pensando en los intereses de los vecinos. “Mucha gente nos ha pedido que trasladáramos la feria de Chucarro y Massini, pero también había vecinos que querían que siguiera ahí, porque les quedaba cerca”, comentó Antía.

Según dijo, las reglas indican que cinco años es el límite que pueden permanecer las ferias en un mismo lugar y “hay que cumplir los plazos”. En tanto, explicó que para definir dónde se reubicaría la feria a mudar se consultó al Consejo Vecinal de la Zona 5.

De acuerdo a la alcaldesa, a medida que fueron pasando los años, la feria de Chucarro y Massini fue creciendo paulatinamente. “Hoy hay un montón de puestos de venta que cuando la feria llegó a ese lugar, no estaban. En los papeles abarca tres cuadras, pero en la realidad es más grande por esos puestos que fueron sumándose. Pero por suerte pudimos reubicar a todos”, concluyó Antía sobre la mudanza resistida por algunos feriantes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados