IMPACTO DEL COVID-19

Plantean medidas fiscales para el retorno de eventos suspendidos por la pandemia

La devolución del IVA y exoneraciones de varios impuestos son algunas de las propuestas que elevará la Cámara de Eventos del Uruguay al gobierno.

Desde hace 15 meses se suspendieron celebraciones por la irrupción de la pandemia del COVID-19. Foto: Marcelo Bonjour
Desde hace 15 meses se suspendieron celebraciones por la irrupción de la pandemia del COVID-19. Foto: Marcelo Bonjour

Luego de 15 meses de una pausa forzosa por la pandemia del COVID-19, la Cámara de Eventos del Uruguay presentará hoy una serie de propuestas al gobierno para regresar a la actividad lo antes posible.

El sector eventos reúne a más de 10.000 personas propietarias de salones de fiestas, encargados de catering, productores, decoradores, fotógrafos, musicalizadores, diseñadores, estilistas y titulares de servicios de barras. Todos ellos fueron afectados por la prohibición de las fiestas dispuesta por las autoridades como forma de evitar contagios por COVID-19.

Una de las medidas que se elevará al Ejecutivo procura incentivar la realización de eventos a través de la devolución de los 22 puntos de IVA hasta marzo de 2022 para consumidores finales, dijo a El País Germán Barcala, presidente de la Cámara de Eventos del Uruguay, organización que nuclea a 130 socios.

También se reclamará mantener, hasta junio de 2022, la exoneración del 100% de los aportes jubilatorios patronales. Asimismo, solicitarán la exoneración del pago de mínimos mensuales del Impuesto a la Renta de las Actividades Económicas (IRAE).

Para lograr la reactivación, el sector requerirá acceso a financiamiento y nuevos préstamos a tasas subsidiadas de hasta $ 400.000. El reperfilamiento de los créditos ya otorgados, la reestructura de deudas, la solicitud de meses de gracia también serán parte del documento que se entregará.

Barcala se mostró optimista en relación a los planteos para reactivar el sector, ya que desde la organización mantienen un “buen diálogo” con el Ministerio de Economía. En tanto, el próximo viernes se pedirá a la Intendencia de Montevideo la exoneración de pagos de contribución inmobiliaria, resolución ya adoptada en Canelones por el intendente Yamandú Orsi.

"Desfasaje"

No solo que llevan más de un año y medio sin trabajar sino que ante la posibilidad de reactivación del sector, lo primeros eventos en realizarse serán los ya vendidos en 2019. Por este motivo se dará un “desfasaje financiero”, producto del aumento de costos de las materias primas.

Más allá de eso, en el rubro la reactivación no es inmediata dado que depende de múltiples factores -incluida la evolución de la pandemia- además del tiempo que se toman los clientes para definir la realización de una fiesta o reunión.

Independientemente de este panorama, el sector está esperanzado por una reapertura de la mano del llamado “pase verde”. La experiencia realizada el pasado fin de semana en el Sodre fue bien valorada. “Es una buena herramienta y un primer paso para que se vayan haciendo ajustes y esté pronta para utilizarse en el momento adecuado”, señaló Barcala.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados