SISTEMA PREVISIONAL

Plantean una jubilación activa voluntaria a los 65

El proyecto que se negocia permite a la vez fortalecer el BPS

Uruguay vive etapa donde crece población económicamente activa. Foto: Darwin Borrelli
Trabajo. La iniciativa es beneficiosa para los voluntarios y para sostener el sistema, dice Rodríguez. Foto: Darwin Borrelli

El diputado colorado Conrado Rodríguez (del sector Batllistas) negocia con el resto de la oposición y el Frente Amplio un proyecto de ley que crea un sistema de estímulos para que el trabajador privado que esté en condiciones de jubilarse, continúe voluntariamente en actividad aun cuando haya cumplido los requisitos mínimos para la configuración de causal obligatoria.

“El estímulo consiste en que el trabajador, que se jubile en el futuro por primera vez, por la causal común, con 65 años reales de edad y 35 años reales de servicios, pueda continuar o retomar una actividad, sin perjuicio de percibir el monto íntegro de la jubilación”, explicó el legislador a El País.

Rodríguez agregó que “la autopostergación (obviamente, voluntaria) del acceso a la jubilación hasta los 65 años contribuye a la sostenibilidad del sistema, de la misma forma que la favorece el aumento de la edad de cese obligatorio en la Administración pública, que también se prevé en el proyecto. También fortalece esa sostenibilidad, el hecho de que las aportaciones personales que se realicen por la actividad que desempeñe el afiliado ya jubilado, se destinen íntegramente al financiamiento del sistema del BPS y con destino preferente a regímenes de incentivos para el empleo juvenil”.

En consecuencia, el proyecto de ley de “jubilación activa voluntaria” que se presenta reconoce el ejercicio del derecho y libertad de trabajar y percibir ingresos por ello y, al mismo tiempo, cobrar la jubilación íntegra, sin ninguna quita, compatibilizando así la “percepción de jubilación con el desempeño de una actividad remunerada” de la misma afiliación, acumulación de ingresos que hasta ahora ha sido prohibida, indicó el diputado colorado.

Los artículos 7 y 36 de la Constitución establecen que los habitantes tienen derecho a ser protegidos en su trabajo y pueden dedicarse a cualquier trabajo lícito, lo que solo puede limitárseles por ley y por razones de interés general. A su vez el art. 67 de la Constitución establece que el sistema de jubilaciones se financia, entre otras fuentes, con contribuciones obreras y patronales.

La expectativa de vida es mayor

Según la información que recogió el diputado Conrado Rodríguez, en Uruguay la esperanza de vida al nacer (comprendiendo a hombres y mujeres) es de casi 78 (77,86) años, por lo cual lejos están los 60 años fijados para la jubilación en el año 1925. “Y, además, lo que más importa es que la esperanza de vida para las personas de 65 años y más es, hoy, de casi 20 (19,5) años para las mujeres, y de casi 15 años (14,85) para los hombres”, dijo. Para el año 2030, se estima para los hombres de 65 años una esperanza de vida de 17 años más y para las mujeres de casi 21 más.

Cuántos son

“Armonizando dichas disposiciones y conceptos, consideramos que, en la situación de los adultos mayores que tienen 65 o más años de edad y que han cotizado a la seguridad social por 35 años o más de servicios, no existen razones de interés general que, en la actualidad, justifiquen que, aun habiendo hecho uso a su derecho a la jubilación y estando en goce de la prestación, se les prive del derecho a dedicarse a un trabajo lícito remunerado, tal cual lo reconoce la propia Constitución. Y menos razones existen para la prohibición, actualmente vigente, si por esa actividad simultánea al goce de la jubilación, el jubilado aporta a la seguridad social en beneficio exclusivo del sistema y de los más jóvenes, con lo que se contribuye a un mayor y mejor financiamiento del sistema, satisfaciendo así el interés general”, dijo Rodríguez.

Para el legislador el número de personas que se pueden encontrar en esa situación puede ser amplio, y lo será cada vez más, en tanto los datos del último censo de población del año 2011 indican que, en Uruguay, la proporción de personas de 65 o más años de edad se ubicaba en el 14,1% de la población total, lo que significaba, en ese entonces, unas 464.000 personas comprendidas en ese tramo de la estructura etaria de la población.

El proyecto de Rodríguez será radicado en la comisión de Seguridad Social de Diputados. El legislador ya ha iniciado contactos con las bancadas del oficialismo y de otros partidos de la oposición.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)