FISCALIZACIÓN DEL TRÁNSITO

Piden que el LATU realice un control técnico de los radares de las intendencias

Legislador de Canelones exige que antes de instalar los equipos en las rutas y caminos, se les haga pasar por una inspección técnica y especializada del Laboratorio Tecnológico del Uruguay (LATU).

Radares de transito en la rambla de Montevideo. Foto: Fernando Ponzetto
Los radares no tienen controles que ofrezcan garantías a los contribuyentes y generan grandes ingresos a las Intendencias. Foto: Fernando Ponzetto

El intendente de Canelones, Yamandú Orsi, anunció días atrás que tiene previsto instalar 35 radares capaces de detectar excesos de velocidad y otras irregularidades en el tránsito departamental.

Se trata de una experiencia posterior a la que se viene desarrollando en Montevideo con amplios beneficios económicos para la Intendencia capitalina y algunos problemas técnicos para los usuarios a la hora de confirmar la autoría de las infracciones de tránsito imputadas.

Joselo Hernández, edil de Canelones por el Partido Nacional, buscó casos concretos en que el sistema falló en Montevideo y terminó multando a conductores que no cometieron infracciones. En ese sentido, el legislador departamental exige que antes de instalar los equipos en las rutas y caminos de Canelones se les haga pasar por una inspección técnica y especializada del Laboratorio Tecnológico del Uruguay (LATU).

La idea del edil nacionalista es que “el LATU realice un control periódico de la calidad y calibración de estos equipos”. Hernández también va a pedir que esta medida se haga extensiva a todos los servicios de este tipo que se utilizan en todos los departamentos del país.

Cobro de multas equivocadas.

En una de esas situaciones, ocurrida el 26 de agosto de 2019, a las 22:58, aplica una multa por cruzar o girar con luz roja en la intersección de avenida Italia y Francisco de Caldas.

Hernández explicó que en la foto no se aprecia número ni letras de la matrícula. “Se aplicó una multa al azar, a una matrícula finalizada en 551, correspondiente a la moto de un vecino de Montes, distante unos 100 kilómetros de la capital que nunca fue a Montevideo en dicho vehículo”, señaló.

Por otro lado, el 20 de septiembre de 2019, a la hora 22:45, le aplican una multa por exceso de velocidad en República del Perú y Basilio Pereyra De La Luz. “En la foto no se aprecia números ni letras. Se aplicó la infracción a la matricula finalizada en 271, correspondiente al vehículo de un vecino que sí reside en Montevideo, pero que no pasó por dicho lugar en ese momento”, explicó el edil.

Otra irregularidad a la que accedió el edil tuvo lugar el 21 de diciembre de 2018 a la hora 12:23. “Multa por exceso de velocidad en Camino Maldonado y Turín a un auto con matrícula que finaliza en 488, perteneciente a un vecino de Parque del Plata. En la fotografía que comprueba la infracción, se nota que la matrícula del rodado captado infraganti finaliza en 408”, mencionó.

Mientras tanto, el 11 de abril de 2018 a la hora 14:02 se aplicó una multa por exceso de velocidad en avenida Italia y Mataojo, a una moto con matricula que finaliza en 447. Hernández explicó que “el vehículo pertenece a un vecino de la ciudad de Migues y nunca circuló en la capital”. Además, aclaró que la moto del ciudadano al que multaron es de color negro, y no de color blanco, como se ve en la imagen utilizada como prueba de la Intendencia.

Ausencia de normativa.

Hasta el momento, “no existe una normativa que exija el control periódico de la calidad y calibración del velocímetro de los radares por parte del LATU. Se trata de un vacío legal, a nivel nacional, que permitiría la existencia de fallas como consecuencia de la falta de inspección o control, a través de un organismo externo”, dijo el edil Hernández.

Desde el 19 de diciembre del año 1994 el Ministerio de Industria, Energía y Minería le delegó al LATU todas las actividades técnicas, jurídicas y administrativas inherentes a la Metrología Legal. Por tal motivo, el organismo es el responsable de la aplicación del control metrológico de todos los instrumentos de medición reglamentados según el decreto ley 15298 del 7 de Julio de 1982.

“En el caso de los radares no existe ningún tipo de normativa que exija el control sobre la calibración del velocímetro o de la calidad fotográfica. En caso de haber fallas las intendencias pasan a ser juez y parte al momento de que algún conductor quiera hacer un descargo”, dijo.

Difícil apelación para víctimas del sistema

El edil Hernández señaló que recibió varias denuncias de vecinos canarios que fueron multados injustamente en Montevideo. No obstante, destacó que uno de los problemas más serios tiene que ver con la falta de respuesta de la autoridad departamental. “Según nos manifestaron los denunciantes, al hacer el reclamo ante el gobierno municipal muchos de estos trámites han sido rechazados por la intendencia, aludiéndose desde la administración que la situación no amerita retirar la multa o que se pasó el plazo para realizar el descargo”.

Para el edil blanco, “en la mayoría de los casos se trata de ciudadanos que nunca fueron notificados lo cual tomando en cuenta el artículo 307 de la Constitución anularía la multa, o para quienes viven en el interior del país, que deberían haber visto anteriormente dicha multa publicada en el Diario Oficial, lo cual no tiene sentido ya que nadie vas a estar mirándolo todos los días para ver si cometió una infracción”. “Muchos recién se enteran de la sanción al principio del año cuando van a pagar la patente de rodados, por la cual al tener infracciones pendientes, el sistema no le permite pagarla hasta que no este libre de multas”, explicó.

Ante ello, y al agotarse los recursos administrativos frente a la Intendencia de Montevideo, el reclamante puede realizar el planteamiento en el Tribunal de lo Contencioso Administrativo, trámite a cargo de un abogado, lo que genera un gasto mayor al costo de la multa, dijo Hernández.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados