Visita

El picadito entre Wanderers y un equipo del Comcar que terminó con pizzas y bizcochos

La actividad fue realizada en el marco del Programa de Actividad Física, Deporte y Recreación. 

El plantel de Wanderers calienta en una cancha del Comcar. Foto: Pablo Ferreira
El plantel de Wanderers calienta en una cancha del Comcar. Foto: Pablo Ferreira

La indumentaria, las pelotas, las botellas y todo el equipamiento ya estaban listos. Entraron de a uno, desde el director técnico hasta el preparador físico y el golero. La máquina sonaba y el policía les daba luz verde para pasar mientras al otro lado un grupo de 40 personas privadas de libertad esperaba con ansiedad. 

Así se resume el inicio de la mañana del lunes en la Unidad N° 4 "Santiago Vázquez" (ex Comcar) con la visita del plantel entero de fútbol de Wanderers, que llegó en el marco del Programa de Actividad Física, Deporte y Recreación realizado por el Departamento de Deporte del Instituto Nacional de Rehabilitación (INR). 

Primero entrenaron, después jugaron un partido y terminaron con pizzas y bizcochos preparados por los internos. Durante toda la mañana el plantel acompañó y compartió experiencias con los reclusos de diversos módulos. 

"Buscamos la integración", dijo a El País Joaquín Noy, mediocampista de Wanderers. "Ellos estaban contentos y nosotros también, para mí fue una experiencia muy buena, me sentí muy a gusto", agregó. 

El programa inició hace nueve meses y se hizo conocido cuando el tenista Pablo Cuevas participó de la inauguración de una cancha de tenis en la Unidad N° 3 del INR (ex Penal de Libertad). 

El objetivo es que a través del deporte se incentive tanto la integración como la interiorización de las normas y las reglas que son parte de cada deporte. 

Pablo Ferreira, coordinador Nacional de Deporte del INR, fue enfático al afirmar que el deporte "es un derecho y no un privilegio". Ferreira indicó a El País que muchas veces se piensa que otorgar la posibilidad de salir de los módulos para realizar actividad física es un premio, un concepto errado, dijo.

"Intentamos que el deporte sea un medio para trabajar en los aspectos educativos, que sea una integración", indicó, y agregó que existen diversos estudios que demuestran que las actividades físicas ayudan a trabajar en la disminución en el consumo de drogas y de fármacos. Muchos presos consumen pastillas para dormir que generan adicción, al hacer deporte el cuerpo descansa mejor, explicó.

Ferreira, que es psicólogo especializado en psicología del deporte, dice que sabe que el deporte "no es suficiente" para lograr que una persona se rehabilite o tenga una completa inserción en la sociedad cuando sale en libertad, pero que sí ayuda. 

El plantel de Wanderers. Foto: Pablo Ferreira
El plantel de Wanderers. Foto: Pablo Ferreira

La jornada del lunes fue organizada por él, que trabajó muchos años en la directiva de Wanderers y conocía al plantel. "Fue un momento increíble", dijo. 

"En la cancha nadie distingue delitos, ni color político, ni religión sino que todos nos integramos en un mismo juego con las mismas reglas", explicó Ferreira y agregó que además ayuda a que "de forma lúdica se enseña a interiorizar normas, a cambiar la mentalidad", algo que es necesario especialmente después de cumplir la pena. 

"Sacarse los problemas de la mente".

El coordinador Nacional de Deporte del INR sabe que muchas personas desaprueban que se realicen actividades para las personas privadas de libertad. Sin embargo el deporte, explicó, no es un fin sino un medio para trabajar la parte educativa, las habilidades sociales y la integración. 

"Cuando terminó la actividad (los internos) me dijeron 'me ayuda a sacarme los problemas de la mente', así textual", indicó Ferreira y expresó que al final de la jornada muchos pidieron más actividades similares, "que venga gente de afuera", dijeron. 

El objetivo es que a través del programa se puedan generar más actividades recreativas. Por el momento cuentan con siete profesores de educación física que trabajan en diferentes centros, algo que califica como "un logro enorme". 

La jornada se realizó con todos aquellos que durante el año tuvieron constancia en alguna actividad física entre las que se ofrecen volleybol, boxeo y entrenamiento funcional. 

"La convivencia y los hábitos sociales se aprenden con el deporte", dijo Ferreira y aseguró que la lista de actividades crecerá cada vez más.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)