COMUNICADO

Philip Morris busca dejar de vender cigarrillos convencionales

El objetivo de la tabacalera, indicó a través de un comunicado, "es dejar de vender cigarrillos y poder ofrecer a los fumadores" otro producto. 

Cigarrillo electrónico. Foto: Pixabay
Cigarrillo electrónico. Foto: Pixabay

La tabacalera internacional Philip Morris (PMI) está presente en el mercado del cigarrillo electrónico con varios dispositivos, uno de ellos conocido como IQOS por su sigla en inglés (que se traduce como Yo dejo de fumar cigarro ordinario −I Quit Ordinary Smoking) y apuesta a conquistar a los fumadores de todos los países. A partir de este martes 30 la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) lo autorizó para la venta en Estados Unidos.

"Nuestra ambición es dejar de vender cigarrillos y poder ofrecer a los fumadores un producto menos dañino y lo queremos hacer lo antes posible. Pero no lo podemos hacer solos porque necesitamos un marco regulatorio que nos lo habilite", indicó a través de un comunicado Ines Villar, gerenta general de PMI para Uruguay. 

Sin embargo el marco regulatorio local "no es el ideal para el lanzamiento de nuestro producto IQOS", aseguró en referencia al Decreto N° 534 del año 2009, actualizado por el Decreto Nº 299 de 2017

Este decreto indica que está prohibida "la comercialización, importación, registro como marca o patente y publicidad, de cualquier dispositivo electrónico para fumar, conocidos como 'cigarrillo electrónico', 'e-cigarettes', 'e-ciggy', 'e-cigar', entre otros, incluidos aquellos que se ofrezcan como alternativa en el tratamiento del tabaquismo". 

"Nos gustaría estar en un escenario más parecido a lo que pasa en otros países en los que hay una conversación con los reguladores para presentarles los nuevos productos, que son alternativas menos dañinas y que en muchos otros mercados se han tomado como alternativa complementaria a todas las políticas antitabaco", agregó Villar.

Según la gerenta de la empresa existen "mejores productos que el cigarrillo" y les parece que "lo correcto sería poder ofrecérselos a aquellos fumadores que, a pesar de conocer todos los riesgos que conlleva el cigarrillo, deciden seguir fumando". 

Autorización en Estados Unidos.

Philip Morris aseguró que la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) confirmó que el sistema de los IQOS de la empresa "es apropiado para la protección de la salud pública" en referencia al sistema de tabaco calentado eléctricamente y lo ha autorizado para la venta en Estados Unidos.

"A diferencia de los cigarrillos, el sistema IQOS calienta pero no quema el tabaco. Este es el primer producto de tabaco calentado eléctricamente en calificar para la venta en Estados Unidos conforme a la ley de 2009 que faculta a la FDA para regular los productos de tabaco, incluyendo la vigilancia de productos innovadores", indicó la empresa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)