Los mandados y el comercio

Un paseo detrás del surtido diario

Los comerciantes uruguayos del litoral oeste denuncian una pérdida de ventas de 35%.

Uruguayos dicen que aún con tope de 5 kilos es conveniente cruzar el puente. Foto. D. Rojas
Uruguayos dicen que aún con tope de 5 kilos es conveniente cruzar el puente. Foto. D. Rojas

cada mañana, Alicia cruza caminando de un país a otro. Lo hace con total naturalidad, como si fuera al almacén de otro barrio. Sale temprano de su casa, hace los trámites migratorios y recorre entre 8 y 10 kilómetros hasta llegar a su destino: un supermercado al costado de la ruta, bastante antes de llegar a la ciudad de Colón. Cada día, debe pasar por los controles de Migración y Aduana.

La frontera de Paysandú y Entre Ríos permite desde siempre este tipo de "hermandad". Gente que va y viene diariamente a estudiar o trabajar, vecinos que van caminando en busca de un surtido de alimentos sin distinguir mucho la frontera política.

"En Uruguay se ha puesto difícil para comprar la comida todos los días. El costo de vida es alto y ahora, con los precios de Argentina, por lo menos podemos tirar un poco mejor", dice Alicia sin vergüenza ninguna, y sin pereza de recorrer todo ese camino para llevar a su casa un par de bolsas chicas con fideos, azúcar y aceite. No quiere generar un perjuicio a su ciudad, pero la necesidad es más fuerte.

Lo mismo pasa con Jorge: "espero que la Aduana no complique más al pueblo porque esto uno lo hace por pura necesidad. En todo caso, que destinen más gente para controlar las valijas de dinero que ingresan por otro lado o que controlen a quienes pasan en vehículos caros y no tienen las mismas urgencias que nosotros".

Nelsa, otra sanducera, se suma a los testimonios. "No nos da para comer en forma sana en Uruguay. La verdad que con nuestros sueldos no llegamos a fin de mes y ahora que estoy jubilada menos aún. Nos limitaron a 5 kilos y no podemos pasar más de eso, tampoco nos permiten comprar productos de limpieza. No veo que así esté funcionando el Mercosur, porque cuando a los argentinos les servía comprar en Uruguay, ellos pasaban sin problema cualquier cantidad de productos".

"A pesar de esto, nos sirve igual los 5 kilos porque las diferencias son importantes. Por ejemplo, una pasta dental está 50% más barato y así un montón de productos básicos de la canasta" contó Nelsa antes de subirse al vehículo que la llevaría de vuelta a su casa.

Javier llegó a Colón con su esposa y dos hijos desde Young, a pasear, pero encontró que los hoteles están a mitad de precio. "Acá el dólar rinde mucho. En 5 mil pesos convertidos a dólares y después a argentinos, le ganás un mínimo de 500 pesos".

"Cuando vas a un supermercado y llenás un carrito, también estas pagando la mitad de lo que te salen las cosas en Uruguay y ojo que para los argentinos el costo de vida es alto", expresó.

Transferencia de compras en aumento

Jorge Ledesma, presidente del Centro Comercial e Industrial de Paysandú, declaró su preocupación por las pérdidas del comercio local. "Las ventas han bajado un 35% en relación al mismo periodo del año pasado", dijo a El País.

"El comercio de Paysandú pierde mensualmente un millón de dólares con la transferencia de compras que ahora se hacen del lado argentino. Esto viene así desde febrero", precisó Ledesma.

Desde hace tiempo los comerciantes vienen reclamando que el Estado establezca un observatorio para contar con datos fidedignos que permitan instrumentar políticas de frontera sin dañar el buen grado de integración que existe en otras áreas con las ciudades hermanas del litoral. "Es necesario diseñar instrumentos para atender estos vaivenes de la economía" explicó.

Paysandú tiene 88 mil habitantes y el 23% de los empleos son generados por el comercio local. "Es el rubro de mayor ocupación y por cierto muy vulnerable. Esta situación produce la pérdida de fuentes de trabajo, corta la cadena de pagos y genera informalismo", advirtió. Cada fin de semana, son miles los uruguayos que cruzan las tres fronteras terrestres con Argentina, aprovechando precios más bajos por la depreciación del peso en relación al dólar.

Alicia Bouvet es la propietaria del supermercado "El rinconcito sanducero", que desde hace 35 años funciona a un costado de la ruta, apenas uno cruza el puente y pasa un puesto de control de Gendarmería. Allí, junto a una estación de servicio de YPF, su negocio capta, por cercanía, a la mayor cantidad de uruguayos que cruzan a hacer compras.

"Es muy triste que a los uruguayos que vienen a comprar y pasan por la Aduana los hacen sentir como delincuentes. Simplemente vienen a buscar lo que les sirve porque se ahorran un dinero que les permite vivir un poquito mejor", defendió la comerciante de Colón.

Ella considera que no existe reciprocidad ahora que el viento cambió de dirección. "Eso no sucede con los argentinos cuando vamos, traemos las cosas que nos convienen y el tope es de 150 dólares como establece el bloque regional. Nadie nos molesta ni nos dice nada. El gobierno uruguayo está recontento con que vayamos los argentinos en temporada y dejemos todo el dinero, pero ahora sucede que al uruguayo no le dan la misma libertad", cuestionó Bouvet y apuntó a la movida que hizo Cancillería desde Buenos Aires pidiendo información sobre las restricciones de aduana.

Reclamos a favor de libertad comercial

"Me parece fantástica la iniciativa que tomaron respecto a bajar el 24% en el costo de los combustibles porque es una medida interna, pero no esta restricción aduanera de los 5 kilos que va en contra del espíritu de libre comercio", dijo a El País una comerciante de Colón que recibe a diario a decenas de uruguayos que buscan artículos básicos. "Argentina está mal y necesita del turismo uruguayo, por eso ahora nos sentimos un poco usados" .

Medidas de protección en frontera litoraleña

Los comerciantes del litoral oeste de Uruguay consideran que la rebaja del 24% en el precio de las naftas contribuye a desestimular el tránsito, aunque la brecha de otros productos es tan grande que se hace necesario adoptar otras políticas. Respecto al pedido de información de Cancillería argentina sobre la restricción de 5 kilos, consideran que el país vecino también aplica medidas proteccionistas, como por ejemplo los aranceles a la exportación de granos o el recargo a las compras con tarjetas de créditos en el exterior.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º