Reutilizando los desechos

ONG que pone manos a la fruta

Redalco salva alimentos en buen estado de ser residuos; es finalista del premio NOVA.

Redalco recuperó 220 toneladas de frutas y verduras en sus dos años de vida. Foto: Francisco Flores
Redalco recuperó 220 toneladas de frutas y verduras en sus dos años de vida. Foto: Francisco Flores
Redalco recuperó 220 toneladas de frutas y verduras en sus dos años de vida. Foto: Francisco Flores
Redalco recuperó 220 toneladas de frutas y verduras en sus dos años de vida. Foto: Francisco Flores

Marcelo preparaba humus para vender y fue al Mercado Modelo a conseguir un cajón de limones más barato. Mientras esperaba, vio un repollo con hojas marchitas y preguntó al dueño del puesto si estaba a la venta. Le respondió que ya era un desecho, pero Marcelo lo levantó, le quitó las hojas, vio que estaba en buen estado y se lo llevó a su casa.

Observó que las volquetas de los alrededores estaban repletas de frutas y verduras con potencialidad de ser aprovechadas como alimento. Esa misma tarde se reunió con dos compañeros de Ciencias Sociales, les contó la situación, y esa falta de consciencia sobre los desperdicios los motivó a desarrollar un plan dos años atrás.

Solicitaron permiso a las autoridades del Mercado Modelo para recolectar los descartes de los operadores, y en paralelo se comunicaron con el refugio San Mateo 25 y otro de mujeres víctimas de violencia doméstica para consultarles si estaban interesados en recibir donaciones de frutas y verduras.

Validaron la idea con 10 idas al Mercado. Recuperaron 100 kilos cada vez y lo repartieron entre ambas organizaciones.

“Formulamos un proyecto con viabilidad económica a largo plazo en el marco de una materia de la facultad de Ciencias Sociales. Demostramos que se podía llevar adelante este proceso con cooperación y voluntad de las partes implicadas”, relata Yamandú Plada, fundador de Redalco (Red de Alimentos Compartidos).

Hoy llegan a 80 organizaciones sociales por semana y eso les permite sustentarse. Es que el proyecto se formuló para ser financiado con la colaboración de los beneficiados. Ellos aportan una membresía por cajón: abonan $120 si van a retirarlo, y $150 si se lo llevan a domicilio. El precio es fijo, no se discrepa entre variedad de productos.

Redalco recuperó 220 toneladas de frutas y verduras en sus dos años de vida. Foto: Francisco Flores
Foto: Francisco Flores

La ONG recolecta 1,5 toneladas de alimentos cada lunes, miércoles y viernes, y evita que cuatro toneladas de residuos vayan a parar a la Usina Felipe Cardoso todas las semanas. Recuperaron 220.000 kilos en estos dos años.

Ganaron 25 mil dólares por el Fondo de Emprendimiento Solidario y recibieron otros nueve mil de Solidarität mit Lateinamerika, gremial bancaria austríaca. Están entre los finalistas del premio Nacional de Innovación (NOVA). Compiten en la categoría Impacto Social.

“Nos sentimos orgullosos de ser considerados. Si se gana es lindo, sino continuaremos trabajando para generar más impacto social”, dice Yamandú.

Actitud.

Es miércoles a las 9:10 y Zulema Jafif se dispone a “apretar a Bertolotti”. Generó confianza con este productor porque está en su área de influencia. Es que los voluntarios de Redalco se dividieron el Mercado Modelo en zonas para abarcar la totalidad de los operadores. Se acercan, les consultan si tienen frutas y verduras en buen estado que no vayan a comercializar, y así evitan que se conviertan en desperdicio.

Zulema toma un carrito, se escabulle en los pasillos, se para frente a Bertolotti y basta un cruce de miradas para que él diga, “estoy complicadito”. “Paso más tarde”, responde ella.

La tarea no es sencilla. Debe repetir esta rutina varias veces hasta que esté desocupado porque no quiere incomodarlo. Solo pretende que tome consciencia sobre los residuos.

“A veces no te quieren dar nada pero les da cosa decirte que no”, comenta Zulema mientras empuja el carrito.

Aunque la mayoría de los operadores están afín a colaborar, “para ellos un cajón de morrones es plata, y entregártelo es una pérdida”, opina Zulema.

Redalco logró un cambio de cabeza en muchos productores: revisan más que antes los alimentos, se fijan dos veces antes de tirarlos, o regalan los descartes entre sus empleados.

Redalco recuperó 220 toneladas de frutas y verduras en sus dos años de vida. Foto: Francisco Flores
 Foto: Francisco Flores

Base operativa.

Las primeras veces en el Mercado Modelo solo había amigos y familiares de los fundadores de Redalco dispuestos a levantarse a las 6:00 para juntar frutas y verduras a reutilizar.

Hoy el número de voluntarios supera los 20 en las tres etapas: recolección, clasificación y reparto. Hay jubilados, desempleados y hasta estudiantes de intercambio.

Recuperan 1,5 toneladas de alimento por jornada y reciben otro caudal interesante del campo. Es que generaron un “diálogo profundo” con los productores del Mercado Modelo, y éstos encuentran en Redalco una forma de disminuir el desperdicio de frutas y verduras que hay en sus chacras.

La compra de un camión facilitó la logística de distribución, y también la ida a los campos para levantar cajones.

Hace dos años se llevaban los 100 kilos recolectados a sus casas y los limpiaban ahí. Luego de ganar el primer fondo, el Mercado Modelo les cedió un espacio en la calle Madreselva y allí los clasifican. Al principio hacían ese trabajo a la intemperie y Zulema recuerda que el invierno “era crudo”.

Este año levantaron techos y paredes en su base de operaciones. El Mercado Modelo se hizo cargo de los materiales y Redalco pagó la mano de obra gracias al dinero del fondo Solidarität mit Lateinamerika.

Allí seleccionan los alimentos que estén en óptimo estado para ser consumidos.

“Todo lo que tiene una herida o putrefacción es descartado, pero el plan es desarrollar otros proyectos para aprovechar el 100% del esfuerzo que llevó producir el alimento: procesarlo para hacer conservas, salsas o licuados, o realizar compostaje”, dice Yamandú.

Repercusiones

Datos, cifras y una heladera solidaria

Pasan 300.000 toneladas de frutas y hortalizas por el Mercado Modelo, según datos del Observatorio Granjero en conjunto con Redalco. De ese global, 1,5% es residuo: alimentos, plásticos o madera. La Red de Alimentos Compartidos calcula que existe más de un 15% de desechos que se encuentra en perfecto estado. Y la idea de este proyecto de recolección, clasificación y distribución de alimentos con potencialidad de ser consumidas es prevenir que lleguen a juntarse con aquello que sí está en mal estado.

Redalco recolecta alrededor de 1,5 toneladas de frutas y verduras en cada jornada, y reparte 1.8000 kilos entre organizaciones de Casavalle, Villa Española, Cerrito de la Victoria, Capurro, Teja, Tres Ombúes, Cerro, Ciudad Vieja y Malvín Norte.

El plan es generar un espacio de cámara de frío para poder acopiar los alimentos.

Las repercusiones en las 80 organizaciones donde actúa la ONG han sido muchas, pero a Yamandú le viene a la cabeza el proyecto Botijas. Este centro juvenil armó una heladera solidaria para el barrio Tres Ombúes gracias a la cantidad de frutas y verduras que posibilita Redalco. “Ellos compran un poco más de lo que necesitan y nosotros les donamos un par de cajones”.

Cómo sobrevivir a un mercado masculino

Redalco también promueve la alimentación saludable. Las organizaciones que integran la red tienen su consumo estandarizado, así que la ONG solicita que le digan de antemano cuántos cajones de fruta y cuántos de verdura querrán.

Saben qué cantidad armarán, pero no qué contendrán porque eso depende de lo que se recolecte cada día.

Se recuperan alimentos de estación. El miércoles había mucho zucchini, berenjena y zanahoria. Y fue la primera vez en un mes que Zulema Jafif pudo asistir al Mercado Modelo. Un esguince de tobillo le impidió cargar peso y la alejó de la parte que más disfruta del voluntariado, la recolección.

Ella y Fátima son las únicas mujeres en muchos metros a la redonda y han sido víctimas de acoso en reiteradas ocasiones.

“Hay miradas y comentarios irrespetuosos pero depende de uno cómo lo lleve y eduque. Más de una vez les he dicho: ‘¿te pagan para que me mires o para que trabajes?’ Y así te empoderás un poco”, dice.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)