ARTIGAS

Un "ómnibus de la salud" japonés recorre zonas rurales de Uruguay

El departamento de Artigas es el beneficiado de este vehículo, que permite que las personas residentes en áreas sin centros de salud puedan recibir la asistencia sanitaria necesaria.

Doctor. Foto: Pixabay
Doctor. Foto: Pixabay

Un "ómnibus de la salud" llegado desde Japón recorre zonas rurales del interior de Uruguay dando atención y cuidados a su población como parte del Programa de Asistencia Financiera No Reembolsable para Proyectos Comunitarios de Seguridad Humana (AFNR) que vincula a ambos países.

El departamento de Artigas es en esta ocasión el beneficiado de este vehículo, que permite que las personas residentes en áreas sin centros de salud puedan recibir la asistencia sanitaria necesaria.

Un servicio de atención primaria y un cambio de planes

Elaine Vasconcellos, coordinadora institucional del proyecto en la Intendencia de Artigas, cuenta a Efe que este autobús formará parte de un servicio de prestación de salud interinstitucional.

"El ómnibus tiene un cronograma de recorrido para toda la zona rural del departamento. Hay zonas que no cuentan con policlínicas rurales o las más cercanas quedan a muchos kilómetros. Este ómnibus lo que hace es ir a ofrecer un servicio de atención primaria a la salud en la zona rural", destaca.

Asimismo, apunta que este medio de transporte fortalecerá un servicio que comenzó en 2007 cuando Japón había donado otro autobús que ahora se movió hacia el puente de la frontera con Brasil para controlar a quienes ingresan a Uruguay por ahí.

Según cuenta a Efe la directora de Desarrollo Social de Artigas, Gianna Irache, el trabajo del "ómnibus de la salud", como se le conoce en el departamento, tendrá un cambio por la llegada de la COVID-19 al país.

Cuando comience a funcionar de manera regular, la nueva unidad móvil se dedicará únicamente a la vacunación contra la gripe y atender todo tipo de afecciones respiratorias.

Anteriormente, el autobús contaba con una vacunadora, un médico, un odontólogo y una partera y allí se hacían, entre otras cosas, estudios ginecológicos y entrega de métodos anticonceptivos.

La satisfacción por el trabajo hecho

Nancy Fonseca, funcionaria de la Red de Atención Primaria de Artigas, trabaja como partera en este autobús que recorre diversas localidades y que hace en muchas de estas más de 1.000 consultas al mes.

Allí se encarga de hacer, entre otras cosas, la prueba de Papanicolau, que en este momento la mayoría de las mujeres de estas zonas rurales tienen al día.

"Para nosotros es un gran logro llegar a la zona rural", cuenta Fonseca, quien atiende a las embarazadas de este lugar.

De sus años de trabajo, la partera recuerda alguna anécdota que le sucedió no en el autobús, pero sí cuando le tocó ir a estas localidades en una camioneta a visitar a sus pacientes.

"Me ha tocado ir y tener que traer alguna embarazada en la camioneta en trabajo de parto", enfatiza.

También, subraya que en más de una oportunidad le tocó atender varias generaciones de mujeres de una misma familia, algo que le causa "satisfacción personal" por la forma en que la recuerdan.

Mejorar la calidad de vida

"Para nosotros los japoneses, Uruguay es un país muy importante porque somos dos orientales -en alusión al nombre oficial del país suramericano, que es República Oriental del Uruguay-. Tenemos larga historia y el año que viene cumplimos 100 años de nuestra relación diplomática", cuenta a Efe el embajador de Japón en Montevideo, Tatsuhiro Shindo.

Desde su inicio a la fecha, el país asiático ha apoyado 126 proyectos llevados a cabo en Uruguay y donó autobuses, ambulancias y carros de bomberos.
Además, participó en la mejora de la infraestructura en hogares para ancianos, en centros de salud, en asociaciones civiles, en centros de apoyo a niños y adolescentes y en escuelas, entre otras cosas.

El AFNR, que comenzó a aplicarse en este país suramericano en 2003, suma hasta el momento donaciones por 8,8 millones de dólares a proyectos de relativa pequeña escala promovidos por organizaciones de la sociedad civil, por entidades públicas locales y por instituciones de salud o educativas.

Según cuenta el diplomático, esta vez la asistencia llega a Artigas porque vieron que allí existía una "necesidad", por lo que se comprometieron a conseguir una ayuda que sirva para "mejorar la calidad de vida" de las personas.

"En estos días luchando contra el coronavirus, este ómnibus de policlínica móvil tiene mucha importancia para apoyar, para mejorar la calidad de vida en el departamento", finaliza Shindo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error