EL VALOR DE LA VIDA "EN PELIGRO"

Obispos llaman a reflexión ante la ola de inseguridad

Prelados de todo el país enviaron sus mensajes por Pascua.

Sturla y los obispo uruguayos en el encuentro con el Papa en 2017. Foto: Conferencia Episcopal
Sturla y los obispo uruguayos en el encuentro con el Papa en 2017. Foto: Conferencia Episcopal

Con motivo de la Pascua de Resurrección que celebran hoy los cristianos, los obispos uruguayos divulgaron sus mensajes y reflexiones, haciendo un llamado especial ante los síntomas que se observan en la actualidad "como la fragmentación social, la inseguridad, la desesperanza y el poco aprecio por la vida".

El Obispo de Mercedes, Carlos Collazi —quien preside la Conferencia Episcopal— instó a "buscar caminos de respuesta al crecimiento de las señales de una cultura de muerte y frente a una sociedad fragmentada", y animó a "alejar toda tibieza, mediocridad, comodidad, fatiga y desilusión" para combatir esa situación.

En su mensaje pascual, reconoció el testimonio de los padres y madres "que se sacrifican para darles lo mejor a sus hijos, así como las muestras de solidaridad para con los hermanos que viven situaciones difíciles, como quienes vieron quemarse sus viviendas en Mercedes".

Pablo Galimberti, Obispo de Salto, advirtió que "en nuestros días, mientras unos buscan pasarla bien, otros revuelven contenedores para subsistir. La sensación cotidiana tiene diversos rostros: miedo, violencia, desprecio a la vida".

En una vida con "fecha de vencimiento", Galimberti llamó a "vivir con libertad y responsabilidad" y a apreciar el valor de la vida en peligro: "la que hoy palpita y mañana puede perderse en un asalto en el supermercado del barrio", dijo.

"Crece la desconfianza hacia el otro anónimo, que vive en la misma cuadra, cooperativa o apartamento. Unos temen enfermedades y otros se cuidan hasta de la propia sombra: al salir del auto o sacar la llave regresando al hogar. Crece la inseguridad, como realidad o estado anímico", expresó, haciendo propio el sentir de muchos salteños.

"La Pascua de Jesús nos pone ante una opción: vivir anestesiados, dispersos en mil tareas, entretenidos con el fútbol y los vaivenes de la sociedad del entretenimiento, o vivir con responsabilidad", finalizó Galimberti.

Recomenzar.

En una "sociedad fragmentada, con dudas, conflictos e incertidumbres, donde la vida es amenazada y muchas veces nos sentimos inseguros", el Obispo de San José, Arturo Fajardo, resaltó que este "es el tiempo donde todo vuelve a comenzar" y animó a los cristianos a recomenzar algo nuevo en la vida de cada uno.

Por su parte, el Obispo de Maldonado, Rodolfo Wirz, invitó a que, más allá de la diversidad de lo vivido en esta semana "celebrada, entretenida o ignorada", se atienda a los grandes sectores de la sociedad que "sufren el olvido, la enfermedad, la pobreza y la violencia".

El Obispo de Canelones, Alberto Sanguinetti, sostuvo que la sociedad cada vez más apela a "la muerte como solución de la vida, como una forma de quitar el dolor y los problemas".

Expresó que tanto las familias como la sociedad uruguaya necesitan más del "perdón, la reconciliación, la entrega gratuita por los demás, la amnistía y el amor incondicional".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)