EN HONOR AL "NEGRO JEFE"

Obdulio Varela tendrá su estatua, se instalará frente al Parque Viera y medirá 2 metros

El proyecto del monumento fue planteado por la directiva de Wanderers y aprobado por la Intendencia de Montevideo.

Obdulio Varela. Foto: Archivo El País
Obdulio Varela. Foto: Archivo El País

Una de las leyendas del Maracanazo dice que Obdulio Varela entró en la gloria al colocarse la pelota de la final de 1950 bajo el brazo para enfriar el partido y “chamuyarse” al juez de línea, a quien le reclamaba que cobrara offside en medio de un estadio que se había transformado en un infierno tras el primer gol de Brasil.

Aunque no exista una fotografía o un registro fílmico que confirme este hecho, el mito no paró de crecer. Y en breve se transformará en una estatua que será instalada en el Prado, junto a la entrada del Estadio de Wanderers, el Parque Alfredo Víctor Viera.

La Intendencia de Montevideo aprobó la colocación del monumento al “Negro Jefe” en la zona de las avenidas Buschental y Delmira Agustini, un proyecto que fue planteado por la directiva del club bohemio. La escultura será de acero inoxidable, sin basamento, y tendrá una altura de 2,1 metros.

Jorge Nin, vicepresidente de Wanderers, explicó a El País la importancia que esta figura tiene para la institución: “En Uruguay hay grandes héroes como Héctor Scarone, José Nasazzi, Obdulio Varela… Teniendo en cuenta que Obdulio futbolísticamente nació en Wanderers, donde fue técnico además, quisimos homenajearlo. Muchos estadios y clubes importantes tienen a figuras emblemáticas de su historia asociadas a la entrada de su estadio. Wanderers tiene figuras importantes como Tito Borja o el Chifle Barrios, pero creemos que la más importante es Obdulio Varela”, indicó.

Estatua de Obdulio Varela. Foto: El País
Estatua de Obdulio Varela. Foto: El País

“Fue una sugerencia de la Comisión de Marketing del club. Creo que también está bueno que por ejemplo Bella Vista haga algo similar con Nasazzi, o que Rampla lo haga con (Luis) Ubiña”, agregó Nin.

En 2017, coincidiendo con los 100 años del nacimiento de Obdulio Varela, se inauguró en el Shopping Tres Cruces una escultura en resina del histórico capitán celeste realizada por Alberto Morales Saravia, quien también ha moldeado en ese material a otros cracks del fútbol uruguayo como Alcides Edgardo Ghiggia y Luis Suárez.

En este caso, el artista responsable de la escultura que se colocará junto al estadio de Wanderers es Fernando Foglino, uruguayo, nacido en 1976.

Estatua de Obdulio Varela. Foto: El País
El mito: la pelota bajo el brazo tras el primer gol de Brasil.. Foto: El País

En 2016, Foglino obtuvo el Premio Mercosur de Artes Visuales. En 2019 representó a Uruguay en la XIII Bienal de La Habana. Y desde 2008 realiza exposiciones individuales y colectivas en diferentes museos del país y el exterior. Sus obras forman parte de colecciones públicas y privadas.

Enalteciendo valores.

El integrante de la Comisión de Marketing de Wanderers Germán Barcala informó a El País que la idea de la estatua del “Negro Jefe” surge en el centenario de su natalicio. “En ese momento pensamos en rescatar sus valores y creamos los ‘Premios Obdulio’ para las inferiores del club, el primero de los cuales se entregó en 2018. El premio destaca cinco valores: compañerismo, entrega, liderazgo, humildad y valentía”, precisó Barcala.

El periodista y escritor Luis Prats observa que la exaltación de Obdulio como capitán de la gesta de Maracaná hizo pasar a un segundo plano las menciones a sus virtudes como futbolista. Que debieron ser muchas, pues menos de un año después de su debut en Wanderers, ya estaba en la Selección, convocado para el Sudamericano de Lima 1939.

Estatua de Obdulio Varela. Foto: El País
Botines del '50, protagonistas de la gesta de Maracaná.. Foto: El País

“Y ya no dejó la Celeste: disputó en total 50 partidos y convirtió 10 goles. Cuentan que era un centrehalf que cortaba juego y lo iniciaba por el lado más certero, con pases cortos o pelotazos justos para los punteros. Pese a su físico grande, más todavía en su época, era ágil e incansable. Cuando se acercaba al área rival, tenía un remate poderoso: está el testimonio de dos goles mundialistas de lejos, a España en 1950 y a Inglaterra en 1954”, comenta Prats.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)