LAS CLAVES DEL ÉXITO Y DEL FRACASO

El número mágico: qué es, cómo se mide y para que sirve el rating

Hay dispositivos colocados en 350 hogares; 25% de ellos se rota cada año.

La televisión tradicional ha logrado mantener su público ante la aparición de nuevas plataformas. Foto: Darwin Borrelli.
La televisión tradicional ha logrado mantener su público ante la aparición de nuevas plataformas. Foto: Darwin Borrelli.

Todos hablan sobre él pero sólo unos pocos saben cómo funciona. El rating ha estado con el correr del tiempo en la picota como sinónimo de la salvaje competencia televisiva para atraer más audiencia. Es que el número de rating da cuenta de la cantidad de personas expuestas a un programa de televisión y es, a grandes rasgos, lo que convierte a un ciclo en un éxito o en un fracaso. Desde el último año, el rating ha vuelto a ser tema en Uruguay a raíz de producciones nacionales que se transformaron en fenómenos de audiencia como Masterchef (Canal 10) o El Origen (Teledoce).

La única empresa que mide la audiencia televisiva en Uruguay es la brasileña Kantar Ibope Media, que está instalada en Montevideo desde hace 20 años y también brinda servicios en otros 15 países. El proceso de medición se hace a través de people meters, dispositivos electrónicos que de forma automática y permanente registran minuto a minuto el consumo en un televisor: si está prendido o apagado, si se miran canales de aire o de cable, DVD o videojuegos, y cuál canal se está viendo.

Los meters están instalados en televisores que conforman una muestra estadística representativa de todos los hogares de Montevideo. El porcentaje de estos hogares o individuos que miran un programa de televisión es lo que constituye el rating. Un punto equivale entonces a un 1% del universo de referencia; en total, 12.341 personas. La muestra actual está conformada por 320 hogares y su selección rota un 25% cada año.

Las mediciones permiten saber minuto a minuto lo que ocurre con la audiencia, lo cual es revisado minuciosamente en vivo desde los controles de los canales de televisión.

Esto permite "estirar" aquellos segmentos que están acumulando cada vez más público o apurar para terminar los momentos en los que la gráfica marca que la gente está cambiando de canal. El promedio de rating del programa es el veredicto del público y lo que en muchos casos determina la continuidad del ciclo en pantalla.

El público.

Pero no todo es rating. Hay otras variables significativas a la hora de evaluar un programa de televisión, como determinar la clase de público que lo consume: cuál es la edad de sus televidentes y cuál su nivel socioeconómico. Un programa puede no tener un rating descollante pero abarcar a un público específico que sea interesante para los anunciantes, lo cual se traduce en que sea comercialmente exitoso.

El origen: el ciclo de Facundo Ponce de León, éxito de público. Foto: archivo El País.
El origen: el ciclo de Facundo Ponce de León, éxito de público. Foto: archivo El País.

El año pasado, el suceso de Masterchef (Canal 10) batió los récords como producto masivo al alcanzar una marca de 21,2 puntos de rating en la final de su primera temporada. Más de 250.000 personas en Montevideo sintonizaron la definición que coronó a Nilson Viazzo. La tercera temporada que está actualmente en pantalla mantiene al reality en la cima del podio. En su última emisión volvió a ser lo más visto de la semana con 12,4 puntos. En la vereda de enfrente, el ciclo El Origen que va por su cuarta temporada en Teledoce también se ha convertido en un fenómeno al ser un programa sobre historia que ha logrado superar los 10 puntos de promedio en más de una oportunidad.

PERFIL DEL USUARIO.

El 59% de televidentes tiene más de 50 años

Los análisis de rating permiten conocer el perfil del televidente promedio. En base a información brindada por Kantar Ibope Media a El País sobre el año 2017, el 59% de quienes están frente al televisor en Montevideo tiene más de 50 años. Los datos arrojan que apenas el 8% es menor de edad y el resto se divide entre un 15% de personas de 18 a 34 años y un 17% de adultos de 35 a 49 años.

La empresa también detalla que el 63% de quienes miran televisión son mujeres y el 37% hombres. En cuanto a la distinción por nivel socioeconómico, el 62% pertenece a nivel medio, el 20% al alto y el 18% al bajo. Los datos refieren solamente quienes miran televisión abierta, es decir Monte Carlo, Canal 10, Teledoce y Televisión Nacional. El consumidor de televisión abierta montevideano reúne características similares al de Buenos Aires, aunque en esta ciudad el público mayor de 50 años que mira televisión conforma el 45% de los televidentes.

Kantar Ibope sostiene que en los últimos seis años no ha habido grandes variaciones en cuanto al encendido, la variable que estudia la cantidad de personas que miran televisión de forma tradicional. Logró mantenerse estable pese al surgimiento de nuevas plataformas que permiten mirar televisión en otras pantallas. Incluso el tiempo de visionado ha crecido.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)