Ministerio de Desarrollo Social

Nuevos refugios para los adictos a drogas y ex presos

Los centros también recibirán a pacientes de alta del Vilardebó.

Presupuesto:  INDA gasta el 17% de los recursos para unidades ejecutoras del Mides. Foto: Fernando Ponzetto
Foto: Fernando Ponzetto

El Ministerio de Desarrollo Social abrirá tres nuevos centros diurnos (antes había solo uno), que se suman a los 53 refugios y al móvil que realiza la captación de las personas que se encuentran durmiendo en las calles.

Este año, de acuerdo a la cartera, vivieron en los refugios —que tienen 1.600 cupos— unas 3.000 personas que se encontraban en la calle producto de diversas adicciones al alcohol y a las drogas.

"Son personas que claramente no son indigentes, por definición en cuanto a los ingresos; son otros los problemas que se vinculan a la ruptura con las familias a partir de las adicciones", explicó Ana Olivera, subsecretaria del Mides.

La ex intendente de Montevideo dijo que uno de los factores comunes en esa población es que provienen de una institucionalización previa, es decir, son personas que al cumplir 18 años salieron del INAU, de la privación de libertad en el Inisa, del sistema carcelario o del Hospital Vilardebó y luego no encontraron contención familiar y terminaron en las calles.

Olivera expresó que la población que vive en calles es mayoritariamente masculina, con un promedio de 40 años. Agregó que una última oleada de personas que salieron de la cárcel se agrupa en campamentos porque han perdido todos sus vínculos familiares y hasta las posibilidades de volver al barrio.

Desde 2005, de acuerdo a cifras del organismo, unas 20.000 personas pasaron por los centros para personas en situación de calle.

Actualmente, para los adultos mayores el Mides tiene abiertos centros de 24 horas; para las personas jóvenes hay centros nocturnos; y un centro diurno que atiende a pacientes psiquiátricos o a quienes están en tratamiento de quimioterapia, cuando no hay lugares disponibles en el centro Tarará Prado.

Para el caso de las personas que están durmiendo en las calles y ocupando los espacios públicos está prevista la aplicación de la ley de faltas, que se hace con el respaldo del Ministerio del Interior y la IMM.

"Muchos son sacados de las calles y llevados a un refugio pero no siempre se logra que se queden; otras personas, por situaciones más complejas pasan a juez", dijo el pasado viernes la jerarca del Mides, Ana Olivera.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º