POR SIEMPRE IRACUNDOS

Nostálgico circuito para revivir a Los Iracundos

Los sitios emblemáticos del grupo en un tour imperdible, en el marco de la 53ª Semana de la Cerveza.

Foto: D. Barboza
Foto: D. Barboza

Cada día, son decenas de uruguayos y algunos extranjeros que se acercan a la plaza principal de Paysandú para iniciar el recorrido con Julio Vaccaro, un apasionado de la música de Los Iracundos y conocedor hasta el más mínimo detalle de la historia del legendario grupo sanducero que dejó su huella en todo el continente. Hoy en países como Argentina, Perú, Chile y Bolivia, la voz de Eduardo Franco sigue tan vigente como ayer, un fenómeno que no se compara a lo ocurrido en Uruguay.

"Nadie es profeta en su tierra", explica Vaccaro, quien dirige el programa diario "Por siempre Iracundos" en FM Latina desde hace 15 años. En el edificio de esa radio se encuentra en exhibición el órganopiano con el que "el incomparable can- tautor sanducero compuso decenas de sus grandes éxitos".

Hay dos circuitos que permiten recorrer los lugares emblemáticos de la banda. Uno se realiza en un bus turístico y se denomina "Por siempre Iracundos", denominación que la oficina de Turismo oficializó el año pasado. El bus recorre once lugares que formaron parte de la historia del grupo. Lugares donde se juntaban, donde ensayaban y tocaban, como el teatro de verano Eduardo Franco, la avenida de Los Iracundos, el cartel de bienvenida sobre la costanera y el busto en bronce de Franco en avenida España, entre otros puntos del recorrido, explicó el guía.

Otro recorrido al estilo "caminatour" parte desde Plaza Constitución. Visitan la Escuela N° 8, el colegio Rosario, contiguo a la Basílica, y el cine club donde el sexteto se juntaba a tomar un refresco. "También visitamos el lugar donde funcionó el restorante Gallery y el Teatro Florencio Sánchez, donde el 10 de octubre de 1961 tocaron oficialmente por primera vez. En este circuito los recordamos con su nombre original, los Blue Kings, con el que se presentaron desde 1960 hasta unos años después, cuando llegó la compañía RCA Victor y optaron por llamarse Los Iracundos", recordó Vaccaro.

Encuentro.

El guía, uno de los responsables de mantener viva la llama de esta banda legendaria, puso énfasis en el panteón que se ubica en el cementerio de la ciudad. "Es un lugar muy importante porque desde hace 10 años, cada 1º de febrero, viene mucha gente a la capilla de Eduardo Franco. Es la fecha que congrega a más seguidores, vienen de toda América", explicó.

Ese día, los seguidores del vocalista uruguayo se reúnen temprano en la capilla y participan de una misa que organiza su familia.

Posteriormente realizan otro homenaje en el busto que lo recuerda en la avenida principal y luego todos participan de un almuerzo de camaradería en "La Quinta Avenida" un local gastronómico decorado con fotografías, afiches y recortes de la época de Los Iracundos.

La admiración en el exterior sigue vigente

En los días previos al 1° de febrero, se organizan exposiciones en galerías y toques musicales en el Teatro de Verano con participación de varias organizaciones locales. "Este año fueron cinco días de actividades y además participamos del pre-estreno de la película documental Un tal Eduardo que será presentada primero en Argentina y luego en Uruguay", informó Julio Vaccaro. Además, organizó una maratón radial de 12 horas para "iracundómanos" de toda América. "Unimos a través del aire a seguidores de Los Iracundos tanto del interior de Uruguay como de las provincias argentinas y Perú, donde el auge de Los Iracundos se mantiene vivo en las calles de ciudades y pueblos", dijo.

"La admiración por Los Iracundos se acrecienta cada año, pero sobre todo fuera de fronteras. En Paysandú no se vive con la misma intensidad porque siempre sucede eso de que nadie es profeta en su tierra. El que vaya a Perú, por ejemplo, encontrará que en los boliches siguen haciendo karaoke con su música y en Chile, si decís que sos de Paysandú enseguida te citan el tema de Puerto Montt. ¿Quién no lo cantó alguna vez? Si hasta tuvo versiones en turco y japonés, entre otros idiomas", explicó Vaccaro.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)