PATRIMONIO URBANO

Normativa restringe demolición de inmuebles anteriores a 1960

En noviembre del año pasado la Junta Departamental aprobó dos decretos que dan protección cautelar a todas las construcciones anteriores al año 1960 en varias zonas de Montevideo.

Tres padrones: antes funcionó un colegio. Unas de las casas fue construida por el arquitecto Boix. Foto: Leonardo Mainé
Tres padrones: antes funcionó un colegio. Unas de las casas fue construida por el arquitecto Boix. Foto: Leonardo Mainé

Funcionarios de la Intendencia de Montevideo detuvieron ayer de forma transitoria la demolición de tres padrones en la zona de Canelones y Lorenzo Carnelli, en Palermo. Esto se debe a que en noviembre del año pasado la Junta Departamental aprobó dos decretos que dan protección cautelar a todas las construcciones anteriores al año 1960 en el área del Centro, Cordón, Palermo y sectores de Parque Rodó y Tres Cruces. La disposición, que rige hasta noviembre de este año, obliga a obtener un permiso especial de la Intendencia para derribar este tipo de propiedades.

Según informó el grupo Basta de Demoler Montevideo, no existe una autorización de la IMM para tirar abajo estas viviendas, una de los cuales fue construida por el reconocido arquitecto Elzeario Boix.

La ONG está preocupada por otra treintena de propiedades que podrían caer bajo la piqueta, entre ellas la que fuera vivienda del doctor José Scoseria, en la calle Maldonado 1284.

“Los decretos son el instrumento que permite dar garantías para la elaboración de un inventario de protección patrimonial, por eso son provisorios”, explicó a El País Erich Schaffner, vocero del grupo Basta de Demoler Montevideo.

En efecto, los decretos no impiden que se ingresen permisos de construcción o de demolición para los padrones afectados. Pero tienen por finalidad generar un “filtro” por el cual la Intendencia pueda determinar cuáles serían pasibles de protección y cuáles no.

“Nosotros estamos planteando proteger en torno al 25% de las construcciones del área cautelada. Incluso dentro de las construcciones a proteger se identifican diferente grados, como lo que existe en Ciudad Vieja, para permitir ampliaciones y reformas que adecuen estos edificios más a la necesidad de los intereses actuales”, agregó Schaffner.

En un encuentro que tuvo a través de la plataforma Zoom el pasado 2 de abril, Schaffner le reiteró a la directora de Planificación de la IMM, arquitecta Patricia Roland, la preocupación por el destino de algunas de las propiedades.

Área cautelada.

El 13 de diciembre del año pasado, tras la demolición de la exsede del Club Naval (Soriano 1117), construida en 1925 por Humberto Pittamiglio, la ONG ingresó un expediente a la Dirección de Planificación de la IMM, el cual fue recibido en mano por Roland y por el asesor de Patrimonio Alberto Quintela, alertando por “la posible demolición de 25 edificios de valor patrimonial, comprendidos en el área cautelada”. A su vez, el pasado 23 de marzo el grupo le envió una carta al intendente Christian Di Candia, en la que le plantean la preocupación por “el reciente aumento en la frecuencia de demoliciones de inmuebles de valor patrimonial no protegidos”.

Ranking. El ICD mide la habilidad de los departamentos de gestionar eficientemente los recursos. Foto: Nicolás Pereyra.
Vista aérea de Montevideo. Foto: Nicolás Pereyra.

“Considerando la potestad y el deber que la Intendencia de Montevideo tiene sobre el asunto, solicitamos su mediación urgente para que se dispongan las medidas necesarias a fin de detener el proceso”, señala la carta.

El expediente se presentó como material complementario al trabajo de relevamiento que se hizo, padrón por padrón, de toda el área. “Se trata de una tarea que venimos realizando de forma honoraria, intentando cooperar con la gestión municipal, a fin de detener la ola de demoliciones indiscriminadas que viene atentando contra nuestra ciudad y cultura. Sin embargo, en base a hechos recientes, lamentamos cuestionar nuevamente el compromiso que la administración municipal dice tener con este tema. En los últimos tres meses, fueron demolidas seis edificaciones en el área cautelada que habían sido identificadas como bienes a proteger en el relevamiento que entregamos a la Intendencia”, destaca la carta.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados