LA ERA TECNOLÓGICA

Normas locales no protegen en redes

El uso de los datos que se comparten en ellas está poco resguardado, creen los expertos.

Profesionales recomiendan cuidar datos personales que se suben a Internet. Foto: EFE
Profesionales recomiendan cuidar datos personales que se suben a Internet. Foto: EFE

La polémica por la confidencialidad de los datos personales que los usuarios subimos a las redes sociales se instaló en Uruguay. Expertos uruguayos recomiendan cuidar los datos personales en redes tras la tormenta política global por la fuga de datos de más de 50 millones de usuarios estadounidenses de Facebook aprovechados por la consultora Cambridge Analytica para construir perfiles psicológicos de cara a las elecciones en las que resultó ganador, el presidente Donald Trump.

El abogado especializado en Derecho de la Información y Datos, Pablo Schiavi, dijo a El País que se debe hacer un uso responsable de las redes sociales, "sobre todo en momentos en que los jóvenes manejan entre tres o cuatro redes a la misma vez".

Schiavi señaló que "se debe tener conciencia de a lo que uno se expone, no es que estamos subiendo datos porque sí". Por otro lado, Schiavi aseguró que las empresas que tienen sus páginas en la red social también deben cuidar de sus datos personales ya que pueden ser utilizados por alguien con algún motivo específico. "Una cosa es que vos tengas tu red, tu perfil, pero ya cuando lo tiene una universidad o una empresa de cualquier tipo, estás subiendo información no solo personal sino ya de tu empresa", explicó el abogado.

En Uruguay no hay normas que legislen el acceso y uso de los usuarios de las redes sociales más que la ley de Protección de Datos Personales, (18.331) de 2008 que "se aplica a los datos personales registrados en cualquier soporte que los haga susceptibles de tratamiento, y a toda modalidad de uso posterior de estos datos por los ámbitos público o privado".

La semana pasada Facebook anunció la adopción de medidas "adicionales" para dar a los usuarios un "mayor control" de sus datos privados, después del escándalo Cambridge Analytica (CA) que tiene en jaque a la red social. Las medidas incluyen un acceso simplificado a las opciones de seguridad y mayor facilidad para reunir, descargar y borrar toda la información personal almacenada por Facebook.

A principios de este mes, el programador Christopher Wylie reveló que la firma británica-estadounidense Cambridge Analytica creó perfiles psicológicos de 50 millones de usuarios de Facebook a través de una aplicación de predicción de la personalidad, con el fin de utilizarlos en la campaña de Donald Trump en 2016. La aplicación fue descargada por 270.000 personas, pero también recogió información sobre los contactos de cada usuario. A pesar de la disculpa hecha pública el 21 de marzo, Facebook no ha podido aún contener la controversia sobre la protección de los datos personales por defecto.

Estos anuncios de Facebook ocurren en momentos en que autoridades y expertos en todo el mundo investigan la forma en que la empresa acumula y comparte información personal de sus usuarios. Esta discusión provocó una fuerte caída de las acciones de Facebook en las bolsas de valores, eliminando así decenas de miles de millones de dólares en valor.

Playboy anunció que cierra todas sus páginas en Facebook, argumentando que se niega a ser "cómplice" tras el escándalo por la fuga de datos de millones de usuarios de la red. La filtración de datos ha aumentado las preocupaciones de los inversores de que cualquier fracaso por parte de las grandes empresas tecnológicas para proteger la privacidad podría ahuyentar a los anunciantes —los principales clientes de Facebook— y llevar a una regulación más dura.

Los internautas uruguayos

Chatear por Facebook y WhatsApp en particular, y navegar por las redes, son los usos de internet más frecuentes entre los uruguayos, según el último perfil del internauta uruguayo del Grupo Radar.

La casi totalidad (96%) se conecta a las redes todos los días. Por otro lado, hay un 17% que declara estar en la red de Mark Zuckerberg "todo el tiempo".

TRAS EL ESCÁNDALO

Las posibles medidas a adoptar

Cerrar la cuenta, tener más precaución sobre las autorizaciones dadas a Facebook o demandar judicialmente son las opciones de los usuarios de la red social deseosos de mantener confidenciales sus datos, luego de las revelaciones del caso Cambridge Analytica.

Dos opciones tiene el internauta: la "desconexión", asimilable a tener la cuenta durmiente, o la más radical "desactivación", como recomienda uno de los cofundadores de la mensajería WhatsApp. El cierre de la cuenta, antes difícil, es ahora relativamente fácil. Otra opción es verificar sus parámetros de confidencialidad y conocer la magnitud de los conocimientos de Facebook sobre su vida personal, pidiendo a la plataforma que comunique la totalidad de los datos que posee.

La última medida es la posibilidad de demandar a Facebook. Para algunos expertos como los de la asociación francesa de defensa de los derechos de los internautas "La Quadrature du Net" (la "Cuadratura de la red"), no hay que pedir a los internautas retirarse de Facebook, que a veces es útil para ellos, sino recurrir al forcejeo jurídico, algo que puede tardar pero da resultados.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º