MUERTAS NO SUEÑAN - ESPECIAL VIOLENCIA DE GÉNERO

Una mujer asesinada cada 9 días

Con las dos muertes de esta semana, ya son 12 los femicidios del año: una decena ocurrió en el interior.

Foto: Gerardo Pérez
Foto: Gerardo Pérez

La lista de adjetivos abarca sólo cosas positivas. Porque Milka Tomassini, de 37 años, era alegre, divertida, compañera, buena madre, luchadora: eso lo dicen, por separado, una amiga de muchos años y un familiar que era, también, un amigo. No se presentan, no hacen preguntas ni saludos formales. No hace falta. A la pregunta que les mando por mensaje, los dos contestan de inmediato con una sucesión de elogios y cualidades.

En realidad, los allegados a las 12 víctimas de femicidio que ya se apuntó 2018 no tienen algo malo para decir de ellas. Las mujeres que murieron a manos de sus parejas, exparejas, hijos o incluso yernos, y que murieron sólo por ser mujeres eran, ante todo, buenas personas, solidarias.

Milka Tomassini era, como las demás, buena persona. De San Javier, una localidad de poco más de 2.000 habitantes, en diciembre se mudó a un tambo de San Pedro, un paraje rural próximo a Colonia del Sacramento. Milka ordeñaba con maquinaria, se levantaba temprano y trabajaba duro para mantener a sus hijos, sobre todo a los dos más chicos, fruto de su relación con Luis.

De Luis, de 42 años, se había separado hace algunos meses. Su entorno, aunque Milka era más bien reservada, sabía que él la había golpeado varias veces. Después dejó de hacerlo porque ella, cuenta un familiar (que como la amiga, piden mantener sus nombres en reserva), "se le puso firme". Pero las agresiones volvieron.

Milka lo había denunciado y la Justicia había dispuesto una medida cautelar contra Luis que, el último martes, llegó de madrugada al tambo de San Pedro, le disparó a la madre de sus hijos, que dormían a pocos metros, y luego se suicidó.

"Era una gran mujer, hija, hermana, amiga. Siempre que uno la necesitaba, a pesar de todos los problemas, siempre era positiva y tenía una hermosa sonrisa", escribe su amiga. "Y amaba tantos a sus hijos".

Katia López.

El mismo martes, el cuerpo de Katia López, de 35 años, fue encontrado sin vida dentro de un vehículo en el camping de 25 de Agosto. Pero antes de verla a ella, la Policía halló a un hombre, su expareja: se había suicidado colgándose de un árbol, tras golpear hasta la muerte a la madre de sus dos hijos.

López vivía con su familia en Pinamar Norte, y el lunes había estado en la seccional 22 de Salinas para radicar una nueva denuncia contra su expareja. Con la anterior denuncia al hombre, que era policía, se le retiró el arma y se le reasignaron funciones, trasladándolo a trabajar al Instituto Nacional de Rehabilitación. Es el protocolo que está estipulado en casos de violencia doméstica.

Pero el hombre no necesitó un arma para matarla.

Katia era "divina persona" y como Milka, estaba siempre sonriendo, escribe una mujer en Facebook. Pero muertas no sonríen, y muertas no sueñan.

INFORMACIÓN ÚTIL

VIOLENCIA DOMÉSTICA

Línea para asistencia a víctimas de violencia doméstica:

Desde una línea fija 08004141
Desde celulares *4141

El servicio es gratuito, confidencial y anónimo y la llamada no queda registrada en la factura. En función de la situación y la demanda planteada se deriva a la persona a servicios y recursos públicos o privados especializados.
Horarios: Lunes a viernes de 8:00 a 24:00hs , sábados y domingos de 8:00 a 20:00hs.

¿Qué hacer ante una situación de violencia? (Red Uruguaya de violencia doméstica)

• Hablalo con personas de tu confianza: familiares, amigas/os, vecinas/os.
• Si decidís hacer una denuncia policial buscá antes el asesoramiento y apoyo de los servicios especializados en violencia doméstica que te dan el Estado y las organizaciones civiles.
• Irte de tu casa porque te maltratan no es abandono de hogar. Si decidís hacerlo dejá una constancia en la Seccional Policial.
• Si estás lastimado, recurrí a cualquier centro asistencial, policlínica o emergencia móvil y pedí un certificado por las lesiones constatadas.
• Evitá estar solo cuando percibas que pueden agredirte.
• Alertá a alguna vecina/o para que pueda ayudarte. Dejá alguna ventana abierta y la puerta sin llave.
• Si el agresor ya no vive en tu casa, no le abras la puerta y si insiste llamá al 911.
• Cuando visite a tus hijos/as evitar estar solo
• Cambiar las rutinas si te persiguen.
• Pedí que te acompañen al salir del trabajo, fijate si el agresor se encuentra en las cercanías para evitarlo y/o llamar a la policía.

Vea el especial Muertas no sueñan

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos