Maldonado

Mujer cayó de las aerosillas de Piriápolis; un niño quedó suspendido a siete metros

La Dirección Nacional de Bomberos le solicitó a la Intendencia que clausurara el servicio hasta que se realice una revisión.

Una mujer cayó y un niño quedó atrapado en las aerosillas de Piriápolis. Foto: Twitter @Cocooso1
Una mujer cayó y un niño quedó atrapado en las aerosillas. Foto: Twitter @Cocooso1

Efectivos de la Dirección Nacional de Bomberos rescataron a ocho personas que habían quedado suspendidas en cuatro aerosillas del cerro San Antonio como consecuencia de un desperfecto registrado en el cable de acero del sistema, informó a El País Mariela Vivone, vocera de Bomberos.

Una de las personas atrapadas, una mujer, cayó desde una altura de entre dos y tres metros. En tanto, un niño que la acompañaba quedó en la silla junto a otras seis personas a una altura de siete metros.

La mujer accidentada fue trasladada al sanatorio Cantegril donde se recupera de las lesiones experimentadas en la caída.

Si bien los bomberos estaban preparados para realizar un rescate, decidieron primero que se intentara reactivar el sistema para acercar las sillas al suelo, lo que finalmente fue posible.

Luego de las actuaciones, la Dirección de Bomberos les solicitó a autoridades de la comuna que firmaran un documento que indica que no se deben reiniciar las actividades del servicio hasta que se realicen las revisiones necesarias.

El alcalde Mario Invernizzi sostuvo que inspectores del municipio también notificaron al concesionario de la clausura. Además, los funcionarios le exigieron que lleve adelante las inspecciones y tome las medidas correctivas.

El servicio depende de la Intendencia de Maldonado donde una de sus reparticiones es la responsable de llevar adelante la concesión del servicio a un privado.

Un accidente similar ocurrió hace dos años, el domingo 18 de setiembre de 2016 cuando una mujer de 50 años cayó desde una altura de unos siete metros desde las sillas.

La pareja de la mujer, que la acompañaba en el momento del accidente, contó a El País que era la primera vez que se subían a las sillas y que no sabían "cómo era el sistema" para subirse. Dijo que sacaron los boletos y las personas que los atendieron en la boletería les indicaron el lugar en que debían subir, pero al llegar al mismo no había nadie. Tampoco vieron a nadie subir y ellos lo intentaron "pegando un salto".

Fue entonces cuando ella resbaló: la baranda nunca llegó a estar baja, "se agarró de los caños y de donde pudo y yo la agarré de la ropa y se me resbaló".

La mujer sufrió doble fractura de húmero, fracturas en la zona de la pelvis y traumatismo en la zona abdominal.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º