Consecuencias del último temporal

Miles de autos fueron dañados por granizada

Aseguradoras no dan abasto por la cantidad de denuncias.

Inusual: las piedras de hielo tapizaron las calles y jardines de las casas de algunos barrios de Montevideo, provocando varios destrozos.
Inusual: las piedras de hielo tapizaron las calles y jardines de las casas de algunos barrios de Montevideo, provocando varios destrozos.

Eran cerca de las 17:00 horas del sábado cuando una intensa granizada comenzó a caer en distintos barrios de la capital. En ese momento, Juan Pablo, un vecino del barrio Lezica, tenía su auto estacionado a la intemperie en la entrada de su vivienda, ubicada en Lezica y Santa María. El fenómeno lo tomó por sorpresa y no pudo poner su vehículo a resguardo. El tiempo que duró la granizada fueron unos minutos, lo suficiente para que su automóvil —como el de muchísimos montevideanos— quedara destrozado. Las piedras que cayeron eran del tamaño de una pelota de golf —en algunos casos se reportaron mayores— lo que provocó daños en vidrios, techo y capó.

"Quedaron 20 impactos en el techo y el parabrisas terminó astillado, casi inutilizable. Temíamos que si andábamos muy rápido hubiera riesgo de que se rompiera completamente", contó Juan Pablo a El País.

Ayer, cuando llamaron a su aseguradora, Porto Seguro, desde la empresa les informaron que tenía dos opciones: o llevaban el auto directamente a la casa central o desde la empresa podían ir hasta su casa a realizar el parte, pero estaban dando fecha para el 1° de octubre, una semana después del suceso. Eso se debía a la cantidad de denuncias que habían recibido: según contaron trabajadores del lugar, superaban las 800.

Otra empresa, de menor tamaño, había recibido más de 300 consultas. "Si hacemos el cálculo proporcional a la cantidad de clientes, Porto, por ejemplo, tendría que haber recibido más de 1.500. Efectivamente fue una granizada muy importante", dijo Mauricio Castellanos, de la gremial de aseguradoras privadas.

Colapsados.

En el caso del Banco de Seguros del Estado (BSE), las 11 líneas que tiene para atender los reclamos se vieron colapsadas al punto que estuvieron ocupadas durante todo el día de ayer. "Y va a seguir así", advirtió el director Fitzgerald Cantero.

Desde el momento del hecho hasta las 17:00 horas de ayer, habían recibido unas 1.780 llamadas, entre 60 y 70 por hora. En una jornada normal reciben entre 150 y 200 en todo un día.

En cuanto a los denominados "riesgos varios", fueron más de 60, entre ellas afectaciones en las viviendas, sobre todo en techos y en las unidades exteriores de los aires acondicionados. "El fin de semana se recepcionaron los llamados y ayer nos encargamos de la atención. Hubo mucha rotura de vidrios y los clásicos bollos", dijo Cantero a El País.

La intensa granizada obligó también a suspender de forma definitiva el partido que Liverpool jugaba como local ante Nacional en Belvedere por el Campeonato Clausura.

Tragedia.

Un peón rural que trabajaba en una estancia ubicada en el kilómetro 126 de la ruta 26 en Paysandú, perdió la vida luego de que intentó cruzar una cañada desbordada.

El hecho ocurrió en la mañana del domingo, luego de las intensas lluvias y granizada que se registró el día anterior.

Julio Rodríguez tenía 59 años y ese día, a las 10:30, había salido a caballo junto a otros dos peones del establecimiento con el objetivo de terminar una tarea del día anterior.

A pesar de que conocía muy bien la zona, el trabajador pretendió cruzar una cañada desbordada por las precipitaciones. En el camino cayó de su caballo y fue arrastrado de inmediato por la corriente.

A pesar de que los otros dos peones intentaron rescatarlo, sus intentos fueron infructuosos. El cuerpo sin vida de la víctima fue hallado el mismo domingo en horas de la tarde, a 7 kilómetros del lugar.

Sin Luz.

En cuanto a la electricidad, UTE informó que fueron cerca de 60.000 los clientes afectados tras el temporal del pasado fin de semana, la mayor afectación en lo que va del año tomando en cuenta la duración del temporal. Los fuertes vientos provocaron la caída de cerca de 200 postes de luz.

Hasta el domingo de noche el organismo había repuesto el 85% de los servicios, mientras que en la noche de ayer, 2.851 clientes se encontraban sin electricidad.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)