INFORME

Las mil diferencias para pagar multas y sacar la libreta en todo el país

Según el departamento, hay que asumir distintos costos.

Decenas de inspectores de tránsito se movilizan por la capital. Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour

Martín Arrúe evalúa a los aspirantes a sacar la libreta de conducir en San José. Alarmado por la falta de criterios únicos en todo el Uruguay, en 2015 armó un grupo conformado por cerca de 100 inspectores que toman pruebas de manejo en todo el territorio nacional para corroborar cuál es el estado de situación en cada uno de los departamentos.

Según los reportes de estos funcionarios de Tránsito, halló diferencias a la hora de multar por arrojar espirometrías positivas en diferentes partes del país. En Lavalleja, tiene un costo seis Unidades Reajustables (6.972 pesos), en San José, Río Negro, Paysandú, Colonia y Treinta y Tres vale 10 UR (11.619 pesos) y en Montevideo, Canelones, Rocha y Durazno cuesta 15 UR (17.429 pesos).

En Salto, hay inspectores que multan con 35 UR a pesar que el Reglamento Nacional de Circulación Vial, modificado en 2009, establece que las infracciones más graves pueden llegar a tener una sanción de 15 UR como máximo.

Las diferencias también abarcan el trámite administrativo. Por ejemplo, en Río Negro sacar y renovar la libreta cuesta $ 1.116. En Lavalleja conseguirla por primera vez vale $ 1.300 y renovarla $ 800; en San José $ 380 y $ 213 -este es uno de los departamentos donde realizar el trámite es más barato-.

Según Arrúe, en la Intendencia de Río Negro no hay pruebas prácticas para las libretas de conducir en las categorías G1, G2 y G3 (profesional) -las distintas licencias que se otorgan para quienes quieren manejar moto en el departamento-. “Se hace una prueba teórica y nada más”, comentó basándose en información que aportan inspectores de ese departamento.

Motos

Con las motocicletas hay contradicciones. La normativa nacional establece que la edad mínima para conducir un ciclomotor de hasta 50 centímetros cúbicos es de 16 años.

“Algunas intendencias modifican esa normativa y a través de ordenanzas departamentales permiten a quienes tienen 14 años obtener una licencia para uso dentro del departamento", comentó Arrúe.

La Intendencia de Colonia es una de ellas. De hecho en su sitio web, establece los horarios en los que puede circular (de 7:00 a 20:00) y cuáles son los requerimientos para presentarse para obtener la licencia.

Una nota divulgada en febrero por el semanario Búsqueda explica diferencias en la forma de tomar exámenes en al menos seis departamentos.

En Cerro Largo, por ejemplo, la prueba consiste en un zigzag entre conos y una marcha atrás; mientras que en Florida los aspirantes deben hacer un giro en “U”, una marcha atrás y un estacionamiento paralelo.

En San José no se realiza la prueba de estacionar en 45 grados. Este es un verdadero escollo en la prueba de Montevideo que, de pisar un cono, los aspirantes no pueden pasar a calle. “Vi que la realidad mostraba grandes diferencias, enormes diferencias, entre un departamento y otro. Incluso en algunos hay diferencias internas entre una localidad y otra”, comentó a El País.

El cambio

Para cambiar esta realidad, Arrúe estuvo en contacto con la Dirección General de Tráfico de España. Violeta Manso Pérez, jefa de la Unidad de Intervención Educativa, colaboró en aportar una prueba práctica y métodos de evaluación aplicables a los 19 departamentos de Uruguay.

La iniciativa llegó a los órganos de decisión. En 2017, fue exhibido en la Comisión de Transporte y Obras Públicas. El año pasado fue presentado a los directores de la Unidad Nacional de Seguridad Vial (Unasev) y a la directora de Tránsito de Montevideo, Mariela Baute.

El documento presentado por Arrúe especifica que la duración de la prueba será como mínimo de 20 minutos y que como máximo no debe superar los 45 minutos.

El protocolo sugerido establece hasta la vestimenta que debe lucir el inspector que toma el examen. El inspector “utilizará una cámara liviana colocada con soporte broche, sujeta en la vestimenta, la que tendrá como objetivo filmar toda la prueba práctica para seguridad tanto del aspirante como del examinador”.

Cuenta que los examinadores luego de darle al aspirante los resultados de la prueba, le explica “brevemente” al interesado las “faltas cometidas, con el objetivo de que conozca lo que ha hecho bien o mal y así mejorar su comportamiento en la conducción”.

La falta “eliminatoria” es no colocarse el cinturón de seguridad, no poder dirigir el vehículo en línea recta, golpear o derribar vallas o conos o no respetar una señal reglamentaria cuando se trate de un auto, camioneta, ómnibus, camión o maquinaria.

Voz oficial

A comienzos de este año, los directores de Tránsito de todas las intendencias se reunieron en Durazno, en donde cada uno aportó sus normativas para mostrar qué es lo que se está haciendo en todo el país. Allí se formalizó una “comisión de inspectores prácticos”, en la que están terminando de definir los criterios con los que se evaluarán a los futuros aspirantes.

En marzo se reunieron en Paso de los Toros por segunda vez y avanzaron en la redacción de un borrador que está previsto sea presentado en el Congreso de Intendentes el próximo 9 de mayo, para que los máximos jerarcas departamentales lo analicen.

Esta política forma parte de la segunda fase de la instrumentación del Permiso Nacional Único de Conducir. La primera, ya lograda, consistió en la unificación de los criterios administrativos para sacar y renovar la libreta de conducir, aunque según Arrúe aún no se han logrado con efectividad en todos los departamentos. El cambio más significativo es que los mayores de 75 años están obligados a pasar la prueba en pista para renovar la libreta.

Marcelo Metediera, director de Tránsito de la Intendencia de Canelones, dijo a El País que el examen constará de una prueba en pista, donde el aspirante deberá demostrar “destreza en el manejo, en la distancia y la noción de espacio”. Luego de ello, el aspirante deberá pasar a la calle.

Cada año aumenta la cantidad de personas que quieren sacar la libreta de conducir. En Montevideo, en 2017 fueron entregadas 80.364 licencias. En 2018 la cifra trepó a 86.094.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados