MALDONADO

“Manteros” copan la rambla de Piriápolis; vecinos y comerciantes reclaman acción al alcalde

Las quejas de los vecinos no han encontrado eco en el Municipio de Piriápolis. Han intentado que el alcalde Mario Invernizzi tome medidas, pero no lo consiguieron.

Antía se reunió con vecinos y comerciantes. Foto: Ricardo Figueredo
Antía se reunió con vecinos y comerciantes. Foto: Ricardo Figueredo

Un grupo de 60 vecinos y comerciantes de Piriápolis resolvió iniciar una ronda de contactos con los candidatos a la Intendencia de Maldonado y al Municipio de la ciudad para analizar la situación de los “manteros” y “cuidacoches” que se concentran sobre la Rambla de los Argentinos.

El primero en ser convocado fue el candidato nacionalista y exintendente, Enrique Antía. La vocera del grupo, Silvana González, dijo ayer a El País que algunos grupos de manteros se han instalado en la zona céntrica y “estando borrachos, se meten con la gente y a las chiquilinas les dicen barbaridades”.

Las quejas de los vecinos no han encontrado eco en el Municipio de Piriápolis. Han intentado que el alcalde Mario Invernizzi tome medidas, pero no lo consiguieron. Aseguran que no atiende el teléfono a los comerciantes.

“Han transformado la rambla del balneario en un asentamiento. Están con sus niños, se drogan, duermen en los bancos o en la puerta de los negocios”, dijo González.

En esa línea, los vecinos advirtieron que se sienten atemorizados por la presencia de estas personas desde “hace cinco años”. “Esto se fue de control, cuando hace frío duermen dentro de los negocios, los días de calor se quedan en la playa, se levantan a las cinco de la tarde. Fuman marihuana todo el día”, contó.

Por su parte, Enrique Antía dijo en la reunión que este problema no se soluciona sin la participación de toda la comunidad. “No es un tema fácil, pero se soluciona con la participación del Ministerio del Interior, el Municipio y con respaldo a nivel judicial. Hay que armar una estrategia. El Municipio actual no interviene. Ahí están los inspectores, por ejemplo”, comentó.

Antía recordó que hace un año la Intendencia a su cargo retiró a todos los “manteros” y delimitó una zona para que pudieran vender sus productos. Sin embargo, a los dos días volvieron a instalarse y ya nadie los pudo sacar.

“Se corrió la bola de que ahí no pasa nada y es un libertinaje total. Hay gente de todo el mundo. Hasta pusieron una peluquería en la calle, cuelgan ropa, es un relajo. Hay que actuar rápido porque Piriápolis es muy importante para el país. Se puede resolver si se trabaja en serio. El Municipio no puede dar manija en contra”, señaló Antía.

En la tarde de ayer Invernizzi no atendió los llamados de El País. El alcalde está cumpliendo su segundo período al frente del Municipio, por lo que no puede ser reelecto en el cargo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados