INCLUIRÁ CONCIERTOS Y DEGUSTACIONES

Desde el jueves Carrasco tendrá un nuevo espacio para el arte

El pintor uruguayo Adolfo “Fito” Sayago abre galería en el Arocena Mall.

Sayago: es la novena galería que inaugura. Foto: Marcelo Bonjour
Sayago: es la novena galería que inaugura. Foto: Marcelo Bonjour

Adolfo “Fito” Sayago, el pintor uruguayo que llegó con su arte al Japón, inaugurará el próximo jueves su nueva galería en el Arocena Mall. Dos amplios locales albergarán los cuadros y esculturas de este artista infatigable cuya producción está en sintonía con el público uruguayo y argentino que lo sigue desde hace más de tres décadas y con los turistas de fuera de la región, que lo han descubierto más recientemente y que compran sus obras cuando recalan en Montevideo o Punta del Este.

“Es la novena galería que inauguro”, dice a El País con su característica sonrisa y muestra con orgullo sus últimas creaciones en bronce y madera, que emulan barcos con sus velas desplegadas en altamar. Las esculturas están custodiadas por grandes cuadros de su serie Orquestas, a los que acompañan como solistas de un concierto sus infaltables marinas. Hay también instrumentos musicales intervenidos por el artista. Un camino que comenzó a recorrer por sugerencia de su amigo Federico García Vigil. El director de orquesta bautizó a esos violines, violoncelos y contrabajos que muestran a músicos ejecutando una partitura, como esculturas musicales.

Las obras están diseminadas en uno de los dos locales que ocupa ya MVD Arte en Arocena y Rivera. El segundo estará pronto para la inauguración de este jueves 19 de abril.

Esta vez, Sayago redobló la apuesta y en su nuevo espacio de arte habrá, todas las semanas, demostraciones de pintores en vivo, y los sábados conciertos de música clásica y degustación de vinos y tapas. “La idea es integrar a todos los locales que están en el Mall, en una movida cultural que siempre es bienvenida por el público”, afirma.

Una buena estrella.

La carrera de Sayago como pintor profesional nació con buena estrella. Su primera exposición fue en febrero de 1985 en el Cuartel de Dragones de Maldonado, en una muestra conjunta del taller de su maestro José Arditti y en la que también se exhibían obras de Carmelo de Arzadun. En dos días, vendió la docena de cuadros que exponía y le fueron encargados otros seis. Tenía entonces algo más de 20 años. Allí comenzó una carrera que no ha conocido pausas y que lo llevó primero a perfeccionar sus estudios de pintura en Estado Unidos, para luego recorrer Europa y ser convocado, poco después, por uno de los galeristas más importantes de Japón. A lo largo de más de una década, viajó a Tokio todos los años y recorrió durante un mes ciudades japonesas en las que exponía sus obras. “Durante todo ese tiempo conocí a gente extraordinaria y aprendí técnicas que aún sigo estudiando y que serán motivo de nuevas obras”, sostiene. Hoy ya no hace los maratónicos viajes a lejano oriente, pero envía permanentemente cuadros que le encargan.

MVD Arte es la novena galería que Sayago inaugurará. Las dos primeras fueron en Punta del Este, en plena calle Gorlero con Ángel Tejera y Enrique Medina. Años más tarde, hubo una tercera en Manantiales y casi simultáneamente un primer local en Carrasco en Arocena y Sáez. En el 2000, compró, en un remate, uno de los mejores locales de la Ciudad Vieja, en la esquina de Pérez Castellanos y Yacaré. Allí mudó sus colores, sus lienzos y sus bártulos. Tras sus pasos, fueron otros artistas que instalaron sus ateliers en la calle Colón. “Fue una época muy buena, porque toda la zona resurgió”, comenta y agrega: “en esos años comenzaron a llegar los cruceros y los artistas los esperábamos con los brazos abiertos”. Frente al Mercado del Puerto y con grandes vidrieras a la calle de ingreso a la Ciudad Vieja, estaba MVD; no había turista que no se detuviera a ver. “No todos los cruceros traían clientes. Los pasajeros del Queen Elizabeth y los cruceros gays eran los que más compraban”, sostiene.

Pero su actividad, en esos años, no se limitó a MVD Arte. Simultáneamente llevó adelante dos Ferias de arte en el Molino de Pérez, acompañado por decenas de pintores compatriotas. Tuvieron dos réplicas en Colonia del Sacramento y otras tantas en Punta del Este.

El boom de la Ciudad Vieja, trajo también hoteles boutiques y restoranes. Pero el apogeo del casco antiguo duró menos de una década. Comenzó a desmoronarse cuando la zona fue tomada por las bocas de pasta base y los malvivientes. Sayago y otros artistas que habían invertido plata y mucho trabajo, se dieron cuenta que ya no valía la pena tanto esfuerzo. Hace casi tres años, volvió a Carrasco y -desde el próximo jueves- con ideas nuevas y muchos proyectos reabre su nueva galería.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º