Obra en la mira

Investigan accidente tras violación de clausura

Nueve trabajadores cayeron a un pozo; inspectores habían verificado fallas de seguridad en obra de Pocitos.

Tras el accidente, la Policía Científica indaga las causas. Foto: D. Borrelli
Tras el accidente, la Policía Científica indaga las causas. Foto: D. Borrelli

Nueve obreros que trabajaban en una obra de la Rambla y Buxareo en Pocitos cayeron a casi 10 metros de profundidad por un desperfecto de una estructura de madera que unía el ingreso con los baños. El pasillo no soportó el peso de los trabajadores y éstos se precipitaron al vacío.

Cuando los bomberos arribaron al lugar, encontraron a cuatro personas en el pozo. Las demás habían salido por sus propios medios. La vocera de Bomberos, Mariela Vivone, dijo a El País que uno de los médicos realizó una evaluación rápida a distancia y confirmó cuál era la persona más grave que debía ser rescatada con mayor rapidez. Las otras tres fueron recuperadas poco minutos más tarde.

Siete trabajadores sufrieron heridas leves (raspones, cortes y algunos golpes) y dos resultaron heridos de gravedad (uno se fracturó la costilla y el otro sufrió traumatismo de cráneo tras caer de cabeza). Ninguno corre riesgo de vida, informó ayer de tarde a El País Héctor Abad, dirigente del Sindicato Único Nacional de la Construcción y Anexos (Sunca).

Los trabajadores que resultaron heridos fueron trasladados al sanatorio del Banco de Seguros del Estado. A algunos de ellos debían realizarles tomografías, pero, como el tomógrafo de este centro asistencial estaba roto, en el correr de la tarde fueron trasladados a nosocomios privados.

Clausurada.

La obra había sido clausurada 24 horas antes por problemas en esa plataforma, según informó el Ministerio de Trabajo. "Se trata de una obra en la que en el día de ayer (por el miércoles) ya había habido una inspección. Se hizo una clausura preventiva", anotó el inspector general de Trabajo, Gerardo Rey.

El principal motivo de la clausura fue confirmar las características de la estructura que se desplomó. En la visita, intentaron informarse sobre "cuál era el peso que soportaba" la plataforma para saber cuántos trabajadores podían pasar por ahí. Como no estaba en condiciones, dictaminaron la clausura.

"La base donde estaban apoyados los tablones no estaba bien", comentó Abad. No obstante, dijo que esto lo deberá concluir la Inspección General de Trabajo en las próximas horas.

Si la empresa constructora pretendía reanudar las tareas debía tomar las correcciones indicadas por el organismo. Luego, debía llamar a los inspectores, quienes verificarían los arreglos y levantarían la clausura. "Esto no fue lo que sucedió y caen trabajadores de una plataforma", manifestó Rey a Canal 12.

Tras este hecho, se abrieron dos investigaciones: una en el Ministerio de Trabajo y otra en la Justicia. A nivel del Poder Ejecutivo se analiza una posible sanción a la empresa constructora del edificio por no respetar la clausura dispuesta el día anterior. En este sentido, indagarán cuáles fueron las causas que provocaron que cayeran los trabajadores.

De manera simultánea, la Justicia tomó cartas en el asunto. Ayer mismo solicitó los informes a la Inspección General de Trabajo para determinar posibles acciones penales.

El Sunca, por su parte, adelantó que esperará el informe final del Poder Ejecutivo para evaluar posibles medidas.

Más accidentes.

Este es el tercer accidente grave en menos de un mes que sufren los trabajadores de la construcción.

El pasado miércoles 15 de agosto un hombre de 45 años y padre de dos hijas estaba trabajando en Maldonado cuando, de pronto, se desplomó un nicho provisorio eléctrico. La caída lo golpeó tan fuerte que terminó internado en un CTI. Allí falleció horas más tarde.

El otro episodio sucedió el pasado 23 de agosto: un funcionario de 51 años tuvo un accidente a la altura del kilómetro 45 de la Ruta 26, en Paysandú, en horas de trabajo. El siniestro se produjo por un choque frontal contra una camioneta. Murió en el acto.

La última casa de la rambla pocitense

El edificio que están construyendo en ese terreno sucede a la demolición de la última casa que quedaba en la rambla de Pocitos hasta el año pasado.

En ese terreno, de 700 metros cuadrados, fue proyectado por Julio Vilamajó en la década de 1930 un inmueble como casa de veraneo. De hecho no tenía demasiados metros construidos en relación a la superficie del padrón. En la planta alta había tres dormitorios y un baño, abajo estaba el comedor, un living y otro baño.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º