Tras tormenta

Intendencia de Maldonado clausuró sector de la playa Mansa por vertido del saneamiento

Una parte de la tubería soterrada fue rota en dos partes quedando expuesta y vertiendo los efluentes primero hacia la playa y luego hacia aguas de la bahía de Maldonado.

La bandera que pusieron los guardavidas
La bandera que pusieron los guardavidas. Foto: Ricardo Figueredo

La Intendencia de Maldonado clausuró un sector de la playa de Pinares como consecuencia del vertido de los efluentes de saneamiento provocado por la ruptura de una tubería que conecta a la capital fernandina con la planta de Piedras del Chileno.

La medida fue delimitada entre las paradas 31 y 33 de la rambla de la playa Mansa. Empero, los guardavidas del lugar colocaron la bandera sanitaria, una cruz de color verde sobre fondo rojo, en las casetas existentes hasta la parada 19 de la rambla Claudio Williman.

En tanto, personal de dos empresas privadas, Techint y Solstar, trabajan junto a técnicos de OSE en la reparación de la tubería rota entre la noche del jueves y la madrugada del viernes.

El incidente ocurrió en la zona de médanos a la altura de la parada 31 de la playa Mansa donde corre la tubería, de forma ovoide, que lleva los efluentes domiciliarios de la ciudad de Maldonado hacia la planta de Piedras del Chileno.

Una parte de la tubería soterrada fue rota en dos partes quedando expuesta y vertiendo los efluentes primero hacia la playa y luego hacia aguas de la bahía de Maldonado.

“La primera reparación la terminamos en la noche del viernes. AL poco rato entró en carga el colector que generó otra rotura. Rompió parte del médano y otro pedazo de caño. Ahora estamos armando un bypass con dos cámaras unidas entre sí con un colector nuevo. Esto nos permitirá conectarnos a más distancia del pozo que provocó el temporal. Es el trabajo bien hecho”; dijo Miguel Ángel Corbo, director de la Unidad de Gestión Desconcentrada de OSE de Maldonado.

En el lugar fue destacada una pala mecánica que por estas horas acondiciona el lugar donde se colocarán dos tramos de tubería de un metro y medio de ancho por doce de largo.

Se espera que estas maniobras de acondicionamiento y colocación de los tubos finalicen en las próximas horas para dar por terminado el vertido de los efluentes en plena Playa Mansa.

El temporal que se abatió entre la tarde del jueves y las primeras horas del viernes impactó en distintos puntos de la costa del departamento.

En este lugar la fuerza del mar, los vientos y la lluvia socavó el piso donde se asienta la referida tubería, denominada ovoide, que traslada los efluentes domiciliarios de Maldonado hasta la planta de recalce de Piedras del Chileno. Esos efluentes luego son bombeados desde allí hasta la plata de tratamiento de última generación de El Jagüel de Punta del Este para su disposición final en el océano Atlántico a la altura de la parada 31 de la playa Brava.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)