UNA BUENA SEÑAL

Intendencia anunció rebaja de tributos domiciliarios en 2018

El 20% pagará cinco cuotas en lugar de seis. Y el 80%, media cuota menos

Superávit: la IMM recaudó más en 2017 por el Sucive y las multas. Foto: F. Ponzetto
Superávit: la Intendencia recaudó más en 2017 por el Sucive y las multas. Foto: F. Ponzetto

La Intendencia de Montevideo anunció que este año hará una reducción de tributos por unos US$ 10 millones, producto de que recaudó más (básicamente por ingresos del Sucive y multas) y logró un superávit de $ 777 millones al cierre del ejercicio 2017.

Según explicó el director de Recursos Financieros de la comuna, el resultado positivo, que se repite por segundo año consecutivo, permitirá una bonificación en el pago de los tributos domiciliarios, un impuesto que abarca a 440.000 cuentas, poniendo énfasis en las unidades habitacionales de menor valor catastral, que representan el 20% del total. A este porcentaje le será exonerada una de las seis cuotas. Y al 80% restante, la mitad de una de esas cuotas.

Esto significa una renuncia fiscal de $ 190 millones y una rebaja anual del tributo del 16% para contribuyentes pertenecientes al primer grupo y del 8% para los segundos.

El intendente Daniel Martínez explicó que en este plan se escogieron los tributos domiciliarios (cuyo nombre correcto es Tasa General Municipal) para beneficiar también a los inquilinos y no solamente a los propietarios.

El jefe comunal destacó que "este esfuerzo ha sido trabajo de equipo y de planificación". Y que la recaudación por encima de lo esperado permitirá volcar fondos "a obras y a un alivio —parcial aunque alivio al fin— en los impuestos que pagan los ciudadanos".

Empresas.

También se aplicará una reducción de los tributos comerciales, que abarcan a casi 28.000 empresas, que también pagan seis facturas al año. En este ítem, la renuncia fiscal será de $ 110 millones. Como en el primer caso (los tributos domiciliarios), el otorgamiento del beneficio el año próximo estará sujeto al resultado positivo de las cuentas de la Intendencia.

Voelker dijo que el resultado favorable de $ 777 millones (equivalente al 4,1% de los ingresos de la IMM) supera el objetivo que se planteó la administración para 2017 (de $ 227 millones a favor).

"Hemos tenido mayor nivel de ingresos y eso nos ha permitido generar mayores espacios para inversión, que está superando en más de $ 921 millones lo que estaba previsto en el plan para 2017", precisó el director de Hacienda.

Los egresos financieros estuvieron por debajo de lo previsto debido al menor endeudamiento, el nivel de tasas de interés y el tipo de cambio.

Déficit.

A su vez, Voelker dijo que la actual administración se encontró con un ratio de déficit acumulado sobre ingresos de 23%, y que el mismo se logró reducir al 10%.

No bien asumió, el intendente Daniel Martínez anunció un recorte de recursos en todas las dependencias municipales. Pero también se vio necesitado a pedir préstamos para obras, luego de heredar una caja "en rojo" y una balanza en la que los egresos superaban los ingresos. Por primera vez en muchos años, la administración logró en 2016 cerrar con superávit.

El director de Recursos Financieros aseguró que en comparación al resto de las intendencias del país —que no se hacen cargo del mantenimiento de la red de saneamiento, por ejemplo—, la de Montevideo es la que tiene "la menor presión tributaria" sobre los ciudadanos, la cual, además, bajará un 1% con el beneficio que fue anunciado ayer.

"Esta bonificación está relacionada con la fortaleza económico-financiera de la Intendencia (...) Desde que comenzamos este periodo de gobierno marcamos un fuerte acento, en el marco de la planificación general, en generar una sustentabilidad de las cuentas de la Intendencia", destacó.

El año pasado.

En el anterior balance (correspondiente a 2016) el superávit fue mayor: de $ 1.112 millones (unos US$ 39 millones contra US$ 26 millones de 2017).

El intendente indicó que en 2016 se logró ahorrar "sin aumentar los impuestos" en el consumo de electricidad ($ 41 millones), en el pago de intereses ($ 36 millones), contratando menos vehículos y "optimizando el uso de la flota propia" ($ 25 millones), gastando menos combustible ($ 21 millones), disminuyendo la publicidad ($ 20 millones), los gastos en locomoción ($ 18 millones) y de vigilancia ($ 11 millones).

Martínez también anunció el año pasado que con el ahorro obtenido estaba en condiciones de volcar $ 900 millones a obras. Y anunció algunas que no se han concretado.

El nuevo plan de obras incluía la reforma de Villa Dolores (que se encuentra cerrado hace cuatro años), del sector infantil y biblioteca del Parque Rodó, la iluminación completa del mismo espacio, la reforma de la Plaza Agraciada (donde hay talleres de la Intendencia), y de la Plaza de Deportes N° 10 de Cerro Norte. También la rehabilitación de otros espacios públicos: Plaza de Deportes N° 16 (ubicada en Punta de Rieles), Plaza de Paso de la Arena y Parque Rivera.

El año pasado también se anunció la puesta en marcha del Plan Veredas, que se viene llevando a cabo y por el cual los vecinos deben pagar la reposición de baldosas.

Reservas para el futuro mercado

La Intendencia informó que ya se reservó más de la mitad del espacio que ocupará el futuro Mercado de Frutas y Hortalizas que se ubicará en el Parque Agroalimentario (el nuevo Mercado Modelo). A mediados de abril de este año se instaló una oficina de Gestión Comercial en el Mercado Modelo para recibir reservas de las personas interesadas. Y se priorizó a los actuales operadores del Mercado en el rubro frutas y hortalizas. La mayoría de los precontratos que se firmaron no generaron el desembolso de recursos por parte de los operadores dado que utilizaron como garantía los metros cuadrados que ya poseen.

También se detectó interés de empresas por instalarse en la futura Zona de Actividades Complementarias, que se desarrollará en una segunda etapa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados