En Uruguay

Inseminación artificial: cinco preguntas sobre esta técnica de reproducción asistida

Qué hacer y cómo se debe llevar a cabo el proceso de inseminación asistida.

Banco de esperma. Foto: Flickr
Banco de esperma. Foto: Flickr

La historia una pareja de mujeres lesbianas que decidió adquirir una muestra de esperma a través de un donante que encontraron en internet generó varias dudas. ¿Es legal acceder a donantes a través de internet?, ¿el donante puede ser un amigo?, ¿el costo a través de un banco de esperma es elevado?

El País consultó a expertas en la materia para responder alguna de las incógnitas.

¿Cuál es el costo de adquirir una muestra a través del banco?

En Uruguay funciona únicamente un banco de esperma -Fertilab- que opera desde hace 30 años. Adquirir una muestra de esperma cuesta $ 8.686, $ 14.476 si son dos y $ 20.328 si son tres. 

Este costo puede ser subsidiado por el Fondo Nacional de Recursos (FNR) en caso de que se trate de una inseminación asistida de alta complejidad. Este caso ocurre cuando hay problemas con los dos gametos (esperma y óvulos).

El subsidio se realiza de acuerdo al sueldo en conjunto de la pareja y puede suceder que se realice por la totalidad del costo y por tanto ser gratuito.

En caso de que se trate de una reproducción asistida de baja complejidad, "el mutualismo tiene una subvención para los pacientes. Institucionalmente se puede hacer y sale más barato que hacerlo particular porque además le incluye la muestra (de semen)", indicó a El País Lilia Cantú, embrióloga en reproducción de Fertilab.

¿Cuánto demora el proceso?

El proceso para solicitar una muestra de esperma requiere tiempo. Un mes antes los interesados deberán dirigirse al banco en donde tendrán una charla informativa acerca del proceso de donación. Previo a este paso deberán tener una orden del ginecólogo que acredite la necesidad de una muestra de esperma.

Para que la muestra sea otorgada se tienen en cuenta las características físicas de las personas que quieren recibir la donación así como el tipo de sangre. Esta última medida es la que puede atrasar más el proceso de adjudicación ya que si el tipo de sangre que se requiere no es el más común se deberá esperar hasta que llegue una donación con esas características. 

"Habitualmente en el plazo de un mes se le otorga la muestra, pero a veces hay algún paciente especial con características fenotípicas raras o que lo quiere muy parecido a él, mientras que hay personas que no les interesa que (el futuro bebé) sea parecido", comentó Cantú. 

Finalmente se prepara la muestra para el día de la inseminación. 

¿Es común el proceso de inseminación asistida en Uruguay?

Marisa Dellepiane, ginecóloga especialista en reproducción asistida, indicó a El País que cada vez son más los uruguayos que plantean la necesidad de acceder a un embarazo del modo no tradicional. 

Dellepiane indicó que el incremento en las consultas de este tipo se debió especialmente a mujeres solteras que buscan ser madres. La demanda de muestras de esperma tuvo un aumento, además, tras la aprobación de la ley de reproducción asistida, aseguró. 

¿Cuáles son los riesgos de no acceder a la muestra a través del banco?

El principal riesgo es en referencia a la salud. El semen al que se accede por otras vías no es testeado y por tanto no se puede determinar si tiene VIH, hepatitis u otras enfermedades infecciosas que pueden afectar tanto a la madre como al bebé.

¿Qué se necesita para ser donante y recibir la donación?

Dellepiane fue enfática al afirmar que una mujer puede decidir cómo quiere acceder al donante de esperma, ya sea a través de un banco, pidiéndole a un conocido o comprando la muestra a través de internet.

“Es muy difícil que la ley llegue a regular la decisión de una mujer de inseminarse de forma autónoma. Forma parte de la libertad individual”, expresó.

La especialista especificó: “Una mujer puede decir ‘yo quiero inseminarme con mi amigo Roberto, y le pido a él que no tiene ningún inconveniente en darme una muestra de semen para que pueda tener un hijo con ese semen’ y hasta ahí la ley no llega”.

La ley -que exige anonimato de parte del donante y demostración de que se trata de una persona sin enfermedades- apunta específicamente a los bancos de esperma.

Sin embargo si una mujer decide solicitar la muestra a un conocido no se puede evitar el vínculo filiatorio que luego tendrá con el bebé.

“Cuando interviene el banco de semen y la muestra es otorgada por ellos la ley ampara el proceso y no hay derechos ni obligaciones para el donante”, explicó.

En cambio “cuando el donante es conocido entonces sí es el padre” ante la ley. “No se puede hacer un trámite legal que le quite responsabilidades sobre esa criatura, de hecho no lo hacen en la práctica”.

Todos los donantes deberán ser mayores de edad y y deberán acreditar "un buen estado de salud psicofísica, de conformidad con las exigencias de un protocolo obligatorio de estudio que demuestre que los donantes no padecen enfermedades genéticas, hereditarias o infecciosas que comprometan la viabilidad del embrión o que sean transmisibles a la descendencia y no puedan ser tratadas luego del nacimiento", según el artículo 13 de la ley N° 19.167.



Reportar error
Enviado
Error
Reportar error