Balance turístico

Bajó el ingreso de turistas por el puente San Martín

Pasaron 110 mil visitantes, un 30% menos en relación a enero de 2018.

Fila de uruguayos llegan a la frontera con Argentina. Foto: Daniel Rojas
Foto: Daniel Rojas

Por el puente San Martín ingresó un 30% menos de turistas que el año pasado. Y las cifras extraoficiales comienzan a confirmar lo que los funcionarios de la frontera observan a diario: hay mucho menos tránsito que la temporada anterior. Mientras que en enero de 2018 ingresaron por Fray Bentos cerca de 160 mil personas, en los primeros 31 días de este año, lo hicieron poco más de 110 mil visitantes, lo que arroja un notorio descenso en comparación con una temporada récord.

"El año pasado el movimiento era constante y ahora el tránsito es desde la mañana al mediodía. El puente San Martín de tarde generalmente ofrece una imagen desoladora", indicó un funcionario a El País.

Además, otra constante es el gasto notoriamente inferior que realiza cada visitante. "Si comparamos los números de ingreso con otros años, el movimiento ciertamente no es malo, pero lo que marca la diferencia es que vienen porque son turistas fidelizados con Uruguay, pero fuertemente golpeados en su economía y encima el peso argentino se lo toman a 0,50, lo que hace que todo les resulte excesivamente caro", señaló un funcionario con más de 25 años de experiencia.

Playas esteñas en calma. Foto: Ricardo Figueredo
Playas esteñas en calma. Foto: Ricardo Figueredo

Por su parte en la costa del este del país, la devaluación de la moneda argentina y las cianobacterias conforman la tormenta perfecta que arroja un manto de incertidumbre sobre el resultado del mes de febrero para la actividad turística.

Punta del Este exhibía ayer un panorama de gran tranquilidad, con pocos autos circulando por sus calles, ramblas y avenidas y con sus establecimientos hoteleros con niveles de ocupación muy bajos.

Un panorama similar se registra en los restantes puntos de interés turístico del país, según explicó a El País el titular de la Cámara Uruguaya de Turismo, contador Juan Martínez.

"Es una temporada muy complicada. Muy difícil. Muchos operadores no recuerdan en muchos años para atrás algo así. De todas formas, es algo esperado, era previsible que se presentara esta situación con una caída muy grande en la llegada de los turistas argentinos", dijo ayer Martínez.

"Enero tuvo un treinta y cinco por ciento menos de actividad, tal como lo previmos mucho antes de la temporada de verano en curso. Algunos pueden tener mejores números, y otros peores. El litoral norte cayó un poco menos. En el este cayó más. En Colonia está muy complicado el panorama"; dijo Martínez. "Para febrero es imposible hacer un pronóstico. No hay un gran movimiento, no hay consultas, no hay reservas, se bajaron los precios, tanto de alojamiento de hoteles como de los alquileres de casas y apartamentos. Y lo mismo ocurre en el sector gastronómico. A pesar del esfuerzo de todos los sectores, la aguja no se mueve. Está quieta", añadió.

La tranquilidad campeaba ayer en Punta del Este. Foto: Ricardo FIgueredo
La tranquilidad campeaba ayer en Punta del Este. Foto: Ricardo FIgueredo

A juicio de Martínez el problema que enfrenta la actividad turística del país no pasa por los precios, "porque todos los sectores han hecho un esfuerzo muy grande, perdiendo, muchos de ellos, hasta la rentabilidad. Este problema está en los bolsillos de los turistas. Todos nuestros clientes, los argentinos sobre todo, miden y sacan cuentas a la hora de elegir su lugar de vacaciones".

Martínez sostuvo que la devaluación de la moneda argentina impactó en los bolsillos de los vecinos. "El turista argentino no salió a ningún lado. Hay quejas en Carlos Paz y en Mar del Plata. Ni a la costa atlántica, ni a Chile, ni a Brasil. No es un tema solo nuestro. Es que el bolsillo de los argentinos quedó vacío con la devaluación de su moneda", expresó.

"Esto no se arregla solo bajando precios. Es algo más complicado. Encima tenemos el tema del clima que tampoco ayuda en nada. Más si tomamos en cuenta esta linda noticia de las cianobacterias en toda la costa. Todo esto converge en una cosa: el panorama para febrero para nada es alentador", añadió.

(Producción: Daniel Rojas y Marcelo Gallardo).

Récord de lluvias y microalgas en retirada

El centro de un ciclón extratropical que ayer estaba por Mar del Plata comenzó a empujar aguas desde Malvinas hacia el Río de la Plata y el Atlántico, dando fin así a la presencia de temperaturas sofocantes y de cianobacterias en las costas uruguayas. Los vientos del sureste podrán el sábado presentarse con ráfagas de 40 kilómetros por hora, dijo a El País el predictor privado Luis Zunino. Al sur del Río Negro y especialmente en la franja costera, febrero transcurrirá con apenas dos días lluviosos en la primera quincena y otros dos en la segunda. Hacia el Atlántico la temperatura máxima oscilará entre 28 y 30° C y la mínima entre 19 y 21° C, sostuvo Zunino.

El mes de enero fue el más lluvioso desde 1905; en este 2019 los acumulados dieron un promedio de 325 mm (con valores de 670 mm en el norte del país, como en Bella Unión y Tomás Gomensoro), cuando la media histórica para enero es de 110 mm, explicó el meteorólogo Guillermo Ramis a Radio Sarandí.

El mes de enero fue el más lluvioso desde 1905; en este 2019 los acumulados dieron un promedio de 325 mm (con valores de 670 mm en el norte del país, como en Bella Unión y Tomás Gomensoro), cuando la media histórica para enero es de 110 mm, explicó el meteorólogo Guillermo Ramis a Radio Sarandí.

Las primeras mediciones pluviométricas se hicieron en el Colegio Pío desde la década de 1880 pero en aquel año 1905 fue justamente que se estableció el Observatorio Físico Climatológico para las tareas de construcción del Puerto de Montevideo.

Evacuados.

Este fin de semana quedará cerrado el operativo retorno en el litoral oeste. La cantidad de evacuados por las inundaciones ha disminuido considerablemente, al punto que en Paysandú todas las personas autoevacuadas volvieron a sus hogares y bajó a 80 la cifra de evacuados que aún son atendidos por las autoridades del centro coordinador de emergencias departamental.

El nivel del río a esas alturas continúa descendiendo y anoche se encontraba en 5,76 metros. En Salto por su parte había ayer 662 personas desplazadas: 130 evacuadas y 532 autoevacuadas, pero se estimaba que ese número descendería sensiblemente en la mañana de hoy. En Artigas hay 8 familias que continúan recibiendo asistencia del Cecoed en la ciudad de Bella Unión. Se mantienen los cortes en las rutas 6 (Puente Viejo) y 44 en el kilómetro 57 (en Paso Mazangano).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)