Homenaje al Caudillo Blanco

Inauguran monumento ecuestre de Aparicio Saravia en Masoller

La obra se presentará el 9 de septiembre después de la tradicional marcha.

Logística: para trasladar y montar la escultura desde Rivera a Masoller se requirió de la ayuda de una grúa. El 9 de septiembre se inaugurará.
Logística: para trasladar y montar la escultura desde Rivera a Masoller se requirió de la ayuda de una grúa. El 9 de septiembre se inaugurará.

Un monumento ecuestre de Aparicio Saravia será inaugurado el próximo domingo 9 de septiembre en la localidad de Masoller, el lugar en donde el caudillo blanco recibió el disparo de bala que le provocó la muerte días después. El escultor, Eduardo Camargo —oriundo de Rivera— decidió hacer la obra luego de que su padre se lo sugiriera tras mantener un encuentro con el senador Jorge Larrañaga.

"Mi hijo, aunque es obrero de la construcción, siempre había tenido facilidad para realizar esculturas. Había hecho muchas pero siempre pequeñas", contó a El País Rubén Camargo, padre de Eduardo.

Un día Jorge Larrañaga los visitó en su casa y Rubén, orgulloso, le mostró las obras de su hijo. "Me encantaría un Aparicio a caballo", le comentó enseguida el senador.

En ese momento Rubén no le dijo nada, pero al otro día le contó la idea a su hijo. "Le pregunté si se animaba, y sin dudarlo me contestó que sí, que claro que se animaba", contó Rubén. Ambos miraron varias fotos del caudillo en internet para inspirarse, tras lo cual fueron hasta la barraca y cargaron un camión con materiales para comenzar la obra en el fondo de su casa.

La escultura le llevó a Eduardo unos dos meses. En un principio había hecho a Saravia con el sombrero puesto en la cabeza pero tras meditarlo unos días decidió presentarlo con el sombrero en el pecho, "como una forma de rendir homenaje a sus compañeros que cayeron en el campo de batalla en Masoller", explicó el padre del escultor.

En el piso, en tanto, hicieron la línea divisoria de la frontera, de un lado Uruguay y del otro Brasil, "ya que fue un general de dos patrias, peleó en ambos lugares", dijo Rubén.

Cuando terminaron la obra de enormes proporciones no supieron muy bien dónde colocarla. Fue allí cuando se les ocurrió comunicarse con los organizadores de la Marcha de Masoller, con el fin de donarles la obra y situarla en esa emblemática localidad.

Medidas.

La base donde está colocada la estructura mide 5 metros de largo y 2 de ancho, mientras que el caballo con Saravia montado mide 3,80 metros. La escultura de hierro tiene en el interior tejidos de acero de diferentes grosores, además de hormigón y yeso. En total, la obra pesa unos 4 mil kilos.

"No se imaginan mi sorpresa cuando vi el tamaño del caballo. Estuvimos 5 horas para cargarlo y 4 horas más para descargarlo en Masoller e instalarlo en la base", contó el padre del escultor. Para todo eso, dijo, fue necesario utilizar una grúa y la colaboración voluntaria de varias personas.

Últimos detalles.

Aunque la escultura fue trasladada el 20 de agosto, el escultor aún se encuentra trabajando en los últimos detalles de la obra, dado que durante el viaje hubo algunas partes que sufrieron pequeños daños, como fue el caso de una de las patas del caballo o otras zonas en donde se salió la pintura.

"El muchacho está prácticamente viviendo allí para poder terminar el monumento", contó Sergio Saravia, uno de los organizadores de la Marcha de Masoller, donde será inaugurada la escultura.

"Se hará el domingo 9 sobre el mediodía, una vez que lleguen todos los jinetes que participen del evento", dijo Saravia. La marcha, como todos los años, comenzará en la frontera con Brasil y culminará frente al obelisco que recuerda la batalla.

La familia Camargo se hizo cargo de los gastos tanto de los materiales como de la realización de la obra. "Somos tan blancos que donamos todo", dijo con orgullo Rubén, quien vive en Santa Teresa, un barrio humilde de Rivera.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)