TRAS RECLAMO DE DEFENSORES DE ANIMALES

La IMM pasó a la Junta Departamental la polémica sobre las jineteadas en la Criolla

Di Candia anunció que se formará una comisión con ediles para tratar el tema. La oposición entiende que eso es “darle un entierro de lujo”.

Di Candia anunció que se formará una comisión con ediles de todos los partidos para tratar las jineteadas. Foto: Fernando Ponzetto
Di Candia anunció que se formará una comisión con ediles de todos los partidos para tratar las jineteadas. Foto: Fernando Ponzetto

Tras la muerte de dos caballos en la última criolla del Prado y los reclamos de grupos defensores de los animales, el flamante intendente de Montevideo, Christian Di Candia, adelantó la semana pasada que luego de la reunión semanal con su gabinete -que se concretó ayer- haría anuncios importantes sobre las jineteadas. En la tarde, Di Candia convocó a conferencia de prensa para informar que decidió solicitarle a la Junta Departamental que constituya una comisión especial para comenzar un debate con todos los partidos y la sociedad civil.

Por otro lado, dispuso otras medidas: la realización de una encuesta departamental para saber la opinión ciudadana sobre las jineteadas, un estudio antropológico para conocer “la transformación de las sensibilidades” en torno a estos temas, y una tercera consulta “técnica” a distintos actores. De todos modos, el intendente aclaró que la fiesta de la Criolla se continuará realizando.

Desde tiendas nacionalistas, el edil Javier Barrios Bove (Alianza Nacional) dijo que Di Candia “en el primer tema serio que le tocó manejar, optó por no resolver nada y trasladarle el problema a la Junta Departamental”. “Eso es darle un entierro de lujo al tema; evita ganarse un problema en medio de las elecciones”, sentenció.

Di Candia sostuvo que “el Estado no debe promover ningún deporte que implique violencia con riesgo de vida, ni de animales, ni de personas. En esta Criolla no solo se dio el caso de los dos caballos muertos, sino que hubo 12 jinetes lesionados, algunos con pérdida de conocimiento”.

Sin embargo, aseguró que “se debe respetar la diversidad cultural”, por lo que decidió enviar una nota a la Junta para que convoque a la comisión. A su vez, solicitó la realización de una encuesta “profunda” a nivel departamental que mapee la opinión de la ciudadanía. Y pidió a las distintas intendencias “que reflexionen con seriedad” sobre la práctica -haciendo referencias a algunos intendentes que defendieron las jineteadas- y adopten un reglamento que garantice la seguridad de los animales.

“Más allá de las decisiones a las que puede arribar la Junta, la fiesta de la Criolla se continuará realizando”, insistió.

En cuanto a los tiempos que puede llevar tomar una decisión, la presidenta de la Junta Departamental, Gimena Urta, dijo que “seguramente sean varios meses”.

Di Candia indicó que le gustaría tener una definición hacia fin de año o principios de 2020 “para ver cómo planteamos la Criolla del año que viene”.

Desacuerdo

En el interior, varias sociedades tradicionalistas, se mostraron contrarias a la prohibición de las jineteadas y sostuvieron que quienes defienden esa postura “desconocen lo que son y lo que significan para el interior”.

Para la Sociedad Criolla Carlos Reyles, que organiza festivales de doma en Durazno, “los caballos, durante los segundos que dura cada jineteada, se enfurecen pero no sufren”.

En tanto, para Rodolfo José Santana, quien organiza criollas en Durazno desde hace 30 años, la clave para evitar problemas “es contratar gente campera que sepa lo que hace y que cuide al animal”. Santana dice que en sus tres décadas de jineteadas no se le ha muerto ningún caballo y que tiene pensado seguir trabajando “como siempre”. “Si un día tenemos que hacer una marcha para defender lo nuestro, lo vamos a hacer”, aseguró.

El intendente Di Candia se mostró preocupado por caballos y jinetes. Foto: Fernando Ponzetto
El intendente Di Candia se mostró preocupado por caballos y jinetes. Foto: Fernando Ponzetto

En Salto

Integrantes del Grupo de Apoyo a la Tradición Salteña, compuesto por casi una treintena de aparecerías, discreparon con las organizaciones animalistas que se oponen a las jineteadas y aseguran que “el tema llega en campaña electoral y no hace otra cosa que distraer el no cumplimiento de leyes que fueron hechas para proteger del maltrato animal, sobre las cuales nadie se hace responsable de su aplicación”.

Daniel Massarino, integrante de una de las aparcerías salteñas que organizan distintas actividades a lo largo de todo el año, dijo que el grupo no comparte el criterio de los animalistas capitalinos de prohibir las jineteadas de caballos.

“Se acordaron tarde, porque antes no había control alguno y los animales eran tratados como tales, pero en cambio ahora no solo las organizaciones son responsables de los espectáculos sino también del bienestar y del trato hacia los caballos, independientemente de los permisos correspondientes que se tramitan y el pago de seguros cumpliendo con las normas”, acotó.

MÁS

Cuatro Puntos de la discusión

1) Un deporte que es ley: Según dijo el intendente Di Candia, tiene convicciones “muy claras” sobre el tema, pero sostiene que la decisión de prohibirlas o no debe ser del legislativo departamental. “Más allá de la opinión de cada uno, es un deporte nacional por ley y no podemos tomar una decisión administrativa desde la Intendencia”, sostuvo.

2) Abriendo el abanico: El director interino de Cultura de la Intendencia, Ramiro Pallares, dijo que uno de los ejes centrales de la Criolla son las jineteadas, aunque sostuvo que “no es el único”. “Hemos tratado de poner énfasis en las propuestas artísticas, danzas folclóricas y actividades para los niños, con el objetivo de abrir el abanico” , declaró.

3)Cambiando la actividad:
Gastón Cossia, diputado nacionalista y veterinario, está a favor de prohibir las jineteadas y sostiene que “existen múltiples actividades ecuestres para exhibir que no ponen en ese grado de riesgo al bienestar de los animales y mucho menos al de los jinetes”. Dice que las jineteadas violan la ley de protección animal.

4) Aprobación de una nueva ley: Integrantes de organizaciones animalistas se reunieron ayer con la senadora colorada Graciela Matiaude con el objetivo de acelerar un proyecto de ley de 51 artículos que busca prohibir las jineteadas. Sin embargo se mostró en desacuerdo con los “excesos y dichos de las protectoras, que más que aunar, dividen a la sociedad”.

“Di Candia no resuelve nada, igual que Martínez”

El abogado y edil nacionalista Javier Barrios Bove dijo a El País que Di Candia “se mandó la gran Poncio Pilato”.

“Cuando estaba (la semana pasada) en Argentina, en el parque Temaikén, con su hijo, salió durísimo. Parecía que el miércoles iba a arder Troya. Después salió con una gran lavada de cara. Y arranca diciendo todo lo que ha hecho la Intendencia con los animales, que no ha hecho nada. Lo primero: no ha terminado con la tracción a sangre. Hay caballos comiendo basura por todo Montevideo que están peor que los de las jineteadas”, señaló el edil de Alianza Nacional. “Lo de la comisión en la Junta es un entierro de lujo; no se quiere comprar este problema en el medio de las elecciones”, destacó.

Barrios Bove dijo que rechaza el maltrato animal, pero que personalmente es partidario de las jineteadas. También indicó que la actividad “solo se podría prohibir por una norma legal, ya sea nacional o departamental” y no por resolución de un intendente.

“En el primer tema importante que le tocó abordar a Di Candia, no resolvió nada, igual que su antecesor Daniel Martínez”, concluyó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)