LA COMISARÍA MÁS GRANDE DE MONTEVIDEO

IMM gasta $ 170 millones al año en salarios de policías

En total, la Intendencia cuenta con 196 efectivos eventuales a su servicio. A estos se les suma un importante número de guardias de seguridad, que trabajan para empresas privadas.

Los policías eventuales cuidan el Palacio Municipal y dan garantías de seguridad en operativos de fiscalización y control. Foto: Fernando Ponzetto
Los policías eventuales cuidan el Palacio Municipal y dan garantías de seguridad en operativos de fiscalización y control. Foto: Fernando Ponzetto

La Intendencia de Montevideo gasta unos $ 170.000.000 al año en el pago de salarios de policías. En total, cuenta con 196 efectivos eventuales a su servicio, según detalla la respuesta a un pedido de informes realizado por el edil nacionalista Javier Barrios Bove a la IMM. A estos se les suma un importante número de guardias de seguridad, que trabajan para empresas privadas que contratan con la comuna.

Según la información proporcionada por la intendencia, correspondiente a 2019, el mes en el que se gastó más en salarios de policías fue noviembre ($ 20.321.062), seguido por diciembre ($ 16.919.839). La factura más baja que se pagó a la Jefatura de Policía de Montevideo fue la de enero y corresponde a $ 12.137.032. Las erogaciones corresponden a salarios, complementos, aguinaldos, canastas y nocturnidad.

Hasta 2015, la administración municipal tenía entre 300 y 400 policías que cumplían funciones por el servicio 222, y otros 182 eventuales. La comuna fue eliminando los primeros y sustituyéndolos por guardias de empresas privadas. Desde hace algunos años, no contrata más 222.

Los servicios extraordinarios de la Policía fueron creados por el artículo 222 de la Ley 13.318 del 28 de diciembre de 1964. Tras su aprobación, la modalidad sufrió múltiples modificaciones, hasta llegar al año 2011 en que se planteó una importante reducción de horas que repercutieran en la jornada laboral policial.

El servicio fue afianzándose como una modalidad adicional que lentamente alteró su carácter de insumo complementario, adquiriendo ribetes de principal fuente de ingreso para los policías, en detrimento del servicio ordinario policial.

Los policías eventuales de la IMM (en general jóvenes que están haciendo sus primeras armas) cubren servicios como la vigilancia de la explanada sobre 18 de Julio, el control de la puerta de ingreso por el túnel de San José, la explanada de Soriano, la tesorería, los operativos de Inspección General y de Tránsito y Radar. También hacen el patrullaje perimetral del Palacio Municipal cuando les es requerido.

Pero su presencia más notoria en la ciudad tiene que ver con dar garantías de seguridad a las funciones de inspección y contralor, por lo que se los puede ver recorriendo ferias, locales comerciales o en “piquetes” de tránsito, acompañando a los funcionarios municipales. La actual administración también los hizo trabajar junto a los inspectores en el control de las faltas cometidas por dueños de mascotas.

Un año bisagra.

La utilización de policías eventuales en la Intendencia de Montevideo se afianzó en los últimos años pero tuvo su disparador hace casi una década, cuando el entonces director de la Central de Inspección General, Jorge Alberti, anunció en la Junta Departamental que la comuna estaba pensando en tener un cuerpo policial propio. Corría 2011 y el entonces secretario general de la IMM, Ricardo Prato -quien durante muchos años estuvo al frente de la Inspección General- salió a aclarar que la “policía” no sería conformada por funcionarios municipales, entre otras cosas porque eso sería inconstitucional.

En aquel entonces, la intendencia llegaba a pagar hasta 120.000 horas mensuales de servicio 222, que logró bajar primero con la colocación de alarmas en algunos locales municipales y luego terminó por eliminar, con los servicios privados y los efectivos eventuales.

Los “pases del año” en la administración Di Candia
Christian Di Candia, intendente de Montevideo. Foto: Francisco Flores.

A comienzos de marzo el intendente Christian Di Candia solicitó el pase en comisión del exdirector de la Guardia Republicana, Alfredo Clavijo, para que se haga cargo del numeroso plantel de policías de la Intendencia de Montevideo. Hizo lo mismo con quien se desempeñaba hasta entonces como directora del Centro de Comando Unificado del Ministerio del Interior, Ana Sosa. Según las resoluciones municipales correspondientes, ambos estarán contratados, en principio, hasta la finalización del actual período de gobierno.

El Centro de Comando Unificado, que se encuentra junto a la Guardia Republicana sobre la Avenida José Pedro Varela, está integrado por tres grandes áreas: videovigilancia, 911 (llamadas y aplicación para celulares) y monitoreo de tobilleras electrónicas. Durante los últimos dos años, Ana Sosa se desempeñó al frente de este punto neurálgico de la Policía, en el que se encuentran centralizadas varias especialidades y que otorga apoyo a Inteligencia, investigaciones de drogas y Crimen Organizado. También cuenta con la Unidad de Análisis Criminal, que se incorporó en 2018 y da soporte al Programa de Alta Dedicación Operativa.

Clavijo es minuano, tiene 42 años y asumió en 2016 al frente de la Dirección Nacional de la Guardia Republicana, cuerpo de elite de la Policía con jurisdicción en todo el territorio y con dependencia absoluta del Ministerio del Interior.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados