MÁS QUE FÚTBOL

Una cervecería, oficinas y hasta un hotel: los planes para el Estadio Centenario y el proyecto de la IMM en el Parque Batlle

Al recibir menos partidos, el gobierno departamental y la AUF buscan que la realización de espectáculos musicales y artísticos tengan más peso como línea de negocios para financiar al estadio.

Estadio Centenario
Visa panorámica del estadio Centenario.

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Un restaurante o una cervecería con funcionamiento diario y no solo los días de partido, un gimnasio, oficinas y hasta un hotel temático son algunos de los proyectos que la administración del Estadio Centenario busca promover en el predio del monumento histórico del fútbol mundial. El proyecto conjunto entre la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) y la Intendencia Municipal de Montevideo (IMM) incluye repensar el plan de negocios del recinto para diversificar las fuentes de ingresos, así como promover otras obras en esa zona del Parque Batlle.

Al recibir cada vez menos partidos de fútbol porque tanto Peñarol como Nacional utilizan sus estadios, el gobierno departamental y el órgano rector del fútbol buscan que la realización de espectáculos musicales y artísticos tengan un peso mayor como línea de negocios para financiar el estadio. Por eso se proponen lograr posicionar al Centenario como un espacio de referencia en la ciudad para eventos desde la primavera y hasta entrado abril.

La IMM y la AUF presentaron ayer el nuevo convenio para la Comisión Administradora del Field Oficial (CAFO), el organismo encargado del estadio que integran ambas instituciones. En el convenio, que es por tres años, prevén realizar un plan a futuro que incluirá el nuevo modelo de negocios.

Al mismo tiempo, la administración de la intendenta Carolina Cosse prevé un proyecto anexo para el desarrollo urbano de esa zona del Parque Batlle.

“Estamos tratando de tener una mirada renovada incluyendo la importancia de este monumento histórico en el medio del barrio”, dijo Cosse en la presentación del convenio. El presidente de la AUF, Ignacio Alonso, coincidió en “mirar hacia adelante no solamente como estadio de fútbol, sino como un centro donde se puedan desarrollar otras actividades”.

Por eso el plan implica explotar espacios dentro del edificio o en sus ingresos, que en la actualidad están en desuso.

Consultado por El País, Alonso relató que una de las posibilidades es instalar un restaurante o una cervecería con funcionamiento diario en la zona de la entrada al Palco Oficial, debajo de la tribuna América. “Aquí (en la zona de la confitería) está dispuesto todo el área de mostrador; el área de atrás puede adecuarse a cocina para hacer un restaurante, o una cervecería como hoy hay una cantidad de emprendimientos en Montevideo. Tenemos un ambiente exterior inmejorable, una ubicación inmejorable, y con un espacio importante”, describió.

Otro de los espacios que proyectan utilizar es el local donde estaba ubicada la comisaría novena. Para ese lugar, que será ofrecido en licitación, ya hubo sondeos para instalar un gimnasio u oficinas. La AUF proyecta incluso la construcción de un hotel temático en caso de haber interesados en explotarlo. Asimismo, está prevista la ampliación del Museo del Fútbol. La AUF también ve como una oportunidad mejorar los canteros que están en los accesos de las tribunas Ámsterdam y Colombes.

“Hay mucho lugar para poder aprovechar, que las actividades se empiecen a concentrar y que el estadio empiece también a tener independencia económica”, dijo Alonso.

Sobre el proyecto para el Parque Batlle, la IMM todavía no tiene un plan definido pero sí algunas líneas de avance. La secretaria general de la comuna, Olga Otegui, dijo que el desafío es “visualizar el Estadio Centenario enmarcado en esta zona”.

“Esto tiene que estar abierto al vecino, a esos niños que juegan al baby fútbol, que ellos puedan acceder y sentirlo propio. No puede ser que solo venga cuando hay un evento. En todas partes del mundo nosotros vamos a visitar los estadios y acá también se tiene que dar eso”, sostuvo la jerarca. “Es muy importante que nuestro departamento de Cultura trabaje con el museo y darle más visibilidad, así como otras infraestructuras que se tienen que potenciar aquí”, agregó.

Entre los planes de la IMM está también una refacción al Velódromo Municipal, y se proponen buscar una mayor integración de los distintos espacios deportivos del área. En la zona también está la pista de atletismo y el Instituto Superior de Educación Física, así como diferentes centros universitarios.

La rentabilidad y cómo diversificar

Tanto la Intendencia Municipal de Montevideo como la Asociación Uruguaya de Fútbol asumen que el principal desafío por delante es lograr que el estadio sea rentable, cuando cada vez recibe menos partidos de fútbol. El estadio tiene un costo de US$ 800.000 por año, dijo el presidente de la AUF, Ignacio Alonso. “Tenemos ingresos pero lamentablemente no alcanza para cubrir el costo anual del estadio. Creo que con algunas medidas que está tomando CAFO va a seguir bajando, pero no hay una posibilidad de que el estadio se autosustente. Es la asociación la que todos los años banca su déficit operativo”, afirmó. “No es que el fútbol deje de ser la prioridad. Pero sí vamos a ponerles mucho énfasis a las actividades artísticas porque el estadio tiene todo para ser el gran centro de espectáculos de la época estival y primaveral hasta entrado abril. Hay que ponerle mucho énfasis a eso porque la cantidad de partidos que se juegan no da para mantener completamente el presupuesto. Por eso tenemos que diversificar la canasta de donde tomamos los ingresos”, agregó.


Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados