DE CARA AL VERANO

Hostels reclaman medidas para no perder la próxima temporada 

Rechazan cuarentena, piden test rápidos y abrir fronteras a “recuperados”, dijo Federico Lavagna, miembro de la Cámara de Hostels de Montevideo.

Lavagna: “Esperamos que pueda venir algo y de gente y haya movimiento”, dijo el empresario. Foto: Leonardo Mainé
Lavagna: “Esperamos que pueda venir algo y de gente y haya movimiento”, dijo el empresario. Foto: Leonardo Mainé

Los hostels no escapan al duro golpe que vive la industria del turismo a causa de la pandemia de coronavirus. A dos meses de la temporada de verano, en el sector -caracterizado por pequeñas y medianas empresas- ven con preocupación el escenario que se perfila y piden que el gobierno tome medidas.

La crisis provocó que varios hostels no tuvieran más opción que cerrar. Algunos se reconvirtieron a otro rubro -por ejemplo, funcionan como coliving-, mientras que aquellos que sobreviven vienen estirando sus presupuestos y hacen cálculos con la expectativa puesta en la reapertura al turismo del exterior. Así lo explicó a El País Federico Lavagna, miembro de la Cámara de Hostels de Montevideo y CEO de la cadena regional El Viajero.

Antes de la pandemia funcionaban unos 50 hostels en Montevideo (la mitad está afiliado a la cámara); en todo el país superan los 200. En promedio, cada establecimiento emplea de cinco a 10 personas.

“Nuestro planteo es que necesitamos un norte. (Porque) hay un momento que ya no tenés para seguir estirando”, dijo Lavagna, que recordó que los empresarios están comprometidos con costos fijos, como ser los alquileres. “No estamos en contra de lo que se hizo desde marzo, pero a siete meses de eso estamos en un punto donde necesitamos otras cosas”.

En su opinión, “no ha habido ninguna medida o idea” dirigida a la reactivación del turismo. La posibilidad de que Uruguay reabra sus fronteras a turistas europeos (siempre y cuando cumplan una cuarentena de una semana), la considera “ridícula”. “Nadie va a venir a hacer turismo para estar en cuarentena”, cuestionó. Por eso, uno de los planteos de la gremial es eliminar esa medida.

Por otra parte, el empresario ve “sesgada” la propuesta de los hoteles de que los visitantes tengan una estadía de al menos 10 días y cumplan una cuarentena de 72 horas en sus instalaciones. Los hostels no ven que esa opción funcione para el turista de fin de semana.

La Cámara de Hostels de Montevideo cree, en tanto, que es inviable que en plena temporada el turista pueda presentar un PCR realizado en las últimas 72 horas, tal como se exige hoy. “No habría forma que en los países (de origen) los laboratorios den a basto para hacer miles de tests en pocas horas”, explicó Lavagna, y señaló la necesidad de ampliar el plazo de los análisis.

La plataforma de los hostels propone invertir en test rápidos de saliva como los que está desarrollando el instituto Clemente Estable para utilizarlos a la llegada de los turistas. “Planteamos que el Ministerio de Turismo, que este año no va a gastar en publicidad para la temporada, invierta en esos tests para tener una herramienta que sea buena”, dijo Lavagna.

Otra vía para impulsar el turismo incluso antes del verano pasa por abrir las fronteras a los contagiados recuperados. La gremial se basa en que no hay evidencia científica de que puedan volver a contraer y diseminar el virus. Según ellos, para la temporada ese nicho de la población llegará a los 6 millones de personas en Brasil y a 1,5 millón en Argentina.

El objetivo de la cámara es que “no se cierre totalmente (la frontera), porque con eso apuntás al PIB del año que viene y a parar el desempleo”. “Nadie espera las temporadas anteriores, ni siquiera la pasada, que fue mala. Esperamos que por lo menos pueda venir algo de gente y haya movimiento”. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error