INFORME A LACALLE 

GACH plantea "incentivos" para teletrabajo en privados y entregar canastas alimentarias

Llama a que familiares de contactos sean considerados como contactos directos y deban hacer cuarentena; esto es así porque una gran cantidad de contagios detectados han sido intrafamiliares.

Mujer realizando teletrabajo. Foto: Estefanía Leal
Mujer realizando teletrabajo. Foto: Estefanía Leal - Archivo El País 

El informe de los epidemiólogos del Grupo Asesor Científico Honorario (GACH) que fue presentado al presidente Luis Lacalle Pou alerta que al 23 de diciembre se prevé que haya “en el entorno de 600 nuevos casos diarios y unos 70 casos ingresados al CTI” por COVID-19. Y alerta que “de no ocurrir cambios significativos en los comportamientos y la movilidad de la población es altamente probable llegar a la situación mencionada”. En la conferencia de prensa dada por el GACH hoy al mediodía, en tanto, el matemático Fernando Paganini sostuvo que si se mantiene la tendencia a fin de año podría haber 1.200 casos y 120 pacientes en cuidados intensivos. 

El informe establece, además, una serie de estrategias de control para intentar quebrantar la tendencia. Como primera medida llama a las autoridades sanitarias a fortalecer las capacidades de testeo, de seguimiento de casos y de ubicación de contactos de pacientes positivos.

El GACH también plantea la creación de “planes específicos de mitigación”, con especial foco en “la capacidad de respuesta” en las Unidades de Cuidados Intensivos. “Destacamos la necesidad de establecer un umbral crítico del sistema”, sostiene.

En cuanto a las medidas tomadas por el gobierno el 1° de diciembre, el GACH sostiene que “los valores de movilidad no parecen reconocer un acatamiento de las medidas de teletrabajo postuladas para la administración pública y sugeridas para privados”. En este sentido, los expertos llaman a la “efectivización del teletrabajo” en el ámbito público, y a la generación de mecanismos para que esta medida también se tome en el sector privado. Para esto último proponen la creación de algún tipo de incentivo.

En cuanto a la protección de grupos vulnerables, alertan que el teletrabajo debe ser prioridad en estos, al tiempo que llaman al gobierno a tomar medidas para “garantizar la protección social, alimentaria y de acceso a los servicios de salud”. En este sentido proponen la entrega gratuita a domicilio de canastas alimentarias.

Por otro lado, el GACH solicita “incorporar en la definición de contactos a los convivientes de contactos”. Es decir que, si alguien tiene contacto con una persona que haya contraído la enfermedad, la cuarentena hasta que se haga el hisopado debe regir también en su familia. Esto es así porque una gran cantidad de contagios detectados han sido intrafamiliares.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error