Historia en imágenes

Los fotógrafos preparan un agosto a toda fiesta

Las actividades son gratuitas, pero varias exigen inscripción.

Historia y tecnología: la cámara gigante es una propuesta para comprender la fotografía desde sus entrañas.
La cámara gigante es una propuesta para comprender la fotografía desde sus entrañas.

Como ya es costumbre, en agosto se celebra el Mes de la Fotografía con varias actividades dirigidas a público en general. Convoca el Centro de Fotografía de la Intendencia de Montevideo, ubicado en 18 de Julio entre Andes y Convención. La cita será los sábados 4, 11 y 18 de agosto desde las 10:00 y hasta las 17:00 horas. Todas las actividades son gratuitas, y algunas requieren inscripción previa, por tener cupos limitados.

Desde el CdF se explica que la idea es acercar al público a diferentes expresiones de la fotografía, así como a los distintos procesos fotográficos, de manera lúdica y entretenida.

De algún modo, la vedette es la cámara gigante, que permitirá que los visitantes ingresen a una habitación completamente oscura y a partir de esa experiencia comprendan el fenómeno físico que permite la existencia de la fotografía.

"Desde una experiencia vivencial, comprenderán el funcionamiento básico de una técnica a la que todos tenemos acceso pero no todos sabemos explicar", se anuncia en la agenda de actividades.

El público tendrá también la chance de tomarse un retrato como se hacía en el año del jopo, en un set especialmente preparado.

"Generaremos un ambiente inspirado en el Montevideo de principios del siglo XX, en sintonía con la muestra histórica ´La ciudad apropiada´ que se puede ver en estos momentos en la Planta Baja del edificio Sede", prometen los organizadores de la celebración.

Otro punto de encuentro entre fotografía y memoria será el viaje a través del tiempo dirigido al público en general, un circuito que permitirá ver cambios y permanencias en la ciudad a través de fotografías históricas, con el relato de un actor que representa a un fotógrafo de inicios del siglo XX.

El ojito.

Los participantes en la celebración podrán sacar fotos con cámaras pinhole, y luego revelarlas con la asistencia del Taller El Ojito. Como la actividad de la cámara gigante, en este caso también es necesaria la inscripción previa porque hay cupos limitados.

Los especialistas del CdF ilustran la propuesta con una descripción: "una cámara oscura estenopeica es un dispositivo que permite formar imágenes a través de un pequeño orificio denominado estenopo, palabra que proviene del griego stenopos y puede traducirse como "paso estrecho o desfiladero". Este tipo de cámara es conocida también por su nombre en inglés pinhole, que podría traducirse literalmente como "agujero de alfiler".

Recorridas y talleres.

Diferentes fotógrafos dialogarán en agosto con el público sobre múltiples temáticas vinculadas a este arte y oficio, y asimismo sobre sus propios proyectos.

Habrá igualmente recorridos por la sede del CdF, por todo el edificio, con ingreso a la cámara de conservación, en donde se custodian las fotografías históricas del acervo municipal. La entrada es gratuita pero también se exige inscripción previa debido a cupos limitados.

Una invitación a poner las manos en la masa es la del taller de cianotipia, un proceso fotográfico alternativo, completamente artesanal.

"Se comienza en el cuarto oscuro, preparando la emulsión y el papel fotográfico. Mientras el papel se seca los participantes se dedicarán a la composición de los cianotipos para luego subir con los papeles sensibilizados a la azotea del CdF a realizar la exposición fotográfica. Luego de revelar y secar, cada participante se llevará su fotografía realizada con esta antigua técnica". Es otra de las actividades que demanda inscripción previa.

La serigrafía en vivo tampoco faltará a la fiesta. Los participantes podrán estampar sus propios afiches y remeras con fotografías del archivo histórico del CdF, en una movida a cargo de Gráfica a Pedal.

Encuentros.

Agosto propone además un espacio de intercambio entre el público y los trabajos y proyectos fotográficos de autores uruguayos que pertenecen o están formados en las escuelas y talleres locales.

En turnos de dos horas, los autores podrán mostrar, conversar y discutir sus trabajos con quienes se acerquen.

Otra invitación es la del taller de iniciación a los procesos históricos o alternativos del siglo XIX, mediante la demostración y realización práctica de papel salado, cianotipia y calitipia. También será una oportunidad para la visualizacion de originales de época y de otras técnicas alternativas: daguerrotipos, ambrotipos, ferrotipos, albuminas, placas secas, gelatino bromuro, goma bricomatada o platinos. Habrá una Mesa con exposición de esos procesos fotográficos.

Parques y plazas entre lentes y libros

#parquesyplazascdf es el hashtag por medio del cual el Centro de Fotografía convoca a compartir en Instagram fotos de espacios de convivencia ciudadana, como ser parques públicos o plazas, tanto de Montevideo como del interior de Uruguay. A fin de agosto se sortearán libros del CdF entre todos los participantes.

Entre algunas de las publicaciones con imágenes históricas se encuentran "La construcción de la Rambla Sur (1923 1935); 1930: El Primer Mundial; y Ciudad Vieja. Lo perdido, lo conservado y lo transformado.

También hay unas cuantas ediciones de libros de autor, investigaciones sobre la fotografía en Uruguay, catálogos, trabajos coproducidos ( como el dedicado a las arquitecturas ausentes en Montevideo), y volúmenes en torno a la fotografía contemporánea de creadores como Diana Mines, Magela Ferrero, Roberto Schettini, Annabella Balduvino, Jorge Ameal o Héctor Borgunde.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)