Hallazgo

El Figari que apareció en Argentina, ¿es el que robaron de la Intendencia de Montevideo?

El fiscal de Delitos Económicos y Complejos, Enrique Rodríguez, pidió enviar un experto en el autor para comprobar si es el hurtado en el despacho de la exintendenta en 2011. 

La administración municipal de Montevideo es una de las cajas más fuertes del Estado. Foto: Nicolás Pereyra
El cuadro fue robado del despacho de la entonces intendenta en 2011. Foto: Nicolás Pereyra

El fiscal de Delitos Económicos y Complejos, Enrique Rodríguez, pidió investigar el hallazgo del cuadro de Pedro Figari que desapareció del despacho de la exintendenta de Montevideo Ana Olivera en 2011 y que, según Interpol Argentina, apareció ayer en Buenos Aires, de acuerdo a lo que indicó el magistrado a El País.

Rodríguez pidió este jueves a la Policía que se comunique con la comuna capitalina para que envíe a la capital argentina a un experto en el pintor para que verifique si la obra —una perteneciente a la serie de "Las Lavanderas"— es auténtica.

El fiscal, que tomó cartas en el asunto a partir de la denuncia realizada por la comuna en 2011, solicitó que ese experto elabore un informe técnico para terminar de comprobar la autenticidad de la pieza.

Rodríguez le pidió a Interpol Uruguay que se comunique con Interpol Argentina para que el experto pueda revisar la obra apenas llegue al país vecino.

Una de las posibilidades que maneja la fiscalía es que un funcionario de la Intendencia de Montevideo haya robado el cuadro y la figura penal que se maneja para imputarlo es la de peculado. Este es el motivo por el cual Rodríguez se involucró en el caso.

El tema se destapó el miércoles luego que el director de Jurídica de la Intendencia de Montevideo, Ernesto Beltrame, informara que el cuadro denunciado en 2011 había aparecido, según le informó Interpol Argentina.

La exintendenta Ana Olivera dijo a El País que quiere esperar a conocer si el cuadro en cuestión es el que fue robado de su despacho ya que hasta la noche del miércoles no tenía la certeza de que fuera ese. "El robo fue a posteriori de una refacción de la pintura que se realizó en el despacho. Yo estoy convencida que ese no era el cuadro que iban a robar. El cuadro se llama 'Mujeres repartiendo atados'", dijo Olivera a Subrayado.

Hasta la tarde de este jueves Olivera no tenía novedades sobre este tema, según le dijo a El País.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error