PASADO RECIENTE

FEMI respondió a candidato de Cabildo que dijo que Roslik murió por "paro cardíaco"

Loitey era teniente segundo del Batallón de Infantería N°9 y se encontraba "prestando servicios", el 16 de abril de 1984, día que asesinaron a Roslik, dijo en entrevista al semanario Eco.

Profesionales inician ronda de actuaciones. Foto: Archivo El País
Profesionales inician ronda de actuaciones. Foto: Archivo El País

La Federación Médica del Interior (FEMI) salió al cruce del candidato a intendente de Soriano por Cabildo Abierto, oficial retirado Alberto Loitey, al considerar "nefastas" y "falsas" sus declaraciones al semanario El Eco el 1 de agosto, donde aseguró que Vladimir Roslik, el último detenido desaparecido asesinado por la dictadura militar (1973-1985), "murió por un paro cardíaco, como muere cualquiera de nosotros".

Loitey era teniente segundo del Batallón de Infantería N°9 y se encontraba "prestando servicios", el 16 de abril de 1984, día que asesinaron a Roslik, dijo al mismo medio.

FEMI destaca que Roslik fue asesinado "como consecuencia de la tortura" y por ello expresó "su rechazo" a las declaraciones de Loitey y exige "que se respete la memoria y el honor de los familiares del último mártir del proceso dictatorial del que fue víctima el Uruguay".

En esa línea, la Federación Médica del Interior destacó que Loitey "desconoce" en sus declaraciones "las atrocidades llevadas adelante por algunos de sus compañeros de armas, y por las que luego su propia fuerza condenó por homicidio al entonces el mayor Sergio Caubarrere, quién estuvo preso solamente durante cuatro meses".

FEMI, agregó que "tal como lo estableció la propia Justicia Militar, y tras un largo y doloroso proceso que permitió esclarecer en parte la verdad, el Dr. Roslik, médico de San Javier y representante de la más pura fibra de la lucha reivindicativa de la colectividad médica del interior, fue torturado y asesinado en esa dependencia". En esa línea, le indicaron a Loitey: "Si no lo supo ese día, debería saberlo. Y si no lo sabe todavía, que se de por enterado y respete su memoria".

Frente a la consulta del periodista de El Eco acerca de si lo mandaron o hizo algún apremio en ese momento contra Roslik, Loitey respondió: "No para nada, para nada. Sobre todo lo que sucedió nos interrogó la Justicia, todos declaramos lo que teníamos que declarar y ningún problema", dijo y agregó que no recordaba a Roslik.

En dicha entrevista, Loitey además afirmó que el caso quedó "laudado" para él y sus compañeros. Si bien dijo que a sus jefes "los procesaron", contó que él no tuvo "ningún problema".

Las declaraciones de Loitey en los últimos días no son distantes de lo que declaró en ese momento, según consigna un medio de la época. La edición de la revista Jaque del 10 de agosto de 1984 incluía a Loitey en una lista de militares de dicho batallón que declararon por la muerte de Roslik.

El informe periodístico señalaba que al ser interrogados Loitey y otros "no vacilaron en afirmar que el Dr.Vladimir Roslik no fue sometido a apremios físicos y que no se explicaban el dictamen técnico forense que concluyó que se trató 'de una muerte violenta multicausal'".

En mayo, el fiscal Ricardo Perciballe, a cargo de la Fiscalía Especializada en Crímenes de Lesa Humanidad, presentó un recurso de casación ante la Suprema Corte de Justicia (SCJ) para reabrir la investigación del homicidio de Roslik.

El recurso de casación presentado por Perciballe pide que “se disponga que el homicidio del Dr. Vladimir Roslik Bichkov al tratarse de un crimen de Lesa Humanidad no ha prescripto, y que en lo que refiere a S.C. (condenado por el asesinato de Roslik), existió cosa juzgada fraudulenta o aparente con su correspondiente consecuencia”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error