CASO

¿Por qué Fatimih Dávila aparece en las escuchas vinculadas a la "Operación Blanca"?

La modelo uruguaya fue víctima de una red de prostitución, donde le prometían proyectos y propuestas laborales que nunca se concretarían, según el libro "Sueños rotos: la trama oculta del modelaje, el fútbol y la televisión".

Fatimih Dávila. Foto: Instagram fatimihdavila
Fatimih Dávila. Foto: Instagram fatimihdavila

Fatimih Dávila es una de las protagonistas del libro "Sueños rotos: la trama oculta del modelaje, el fútbol y la televisión" (2012) de Javier Benech. En el segundo capítulo, denominado "El precio de la fama", la uruguaya aparece en escena.

El autor habla de José Miguel Acosta, más conocido como el "Negro", quien se presentaba como relacionista público allá por diciembre de 2011 a punto de comenzar la temporada esteña. Lo que Acosta no sabía es que sus conversaciones telefónicas estaban siendo escuchadas por agentes policiales que por orden de la jueza Graciela Gatti ya habían puesto en marcha la denominada "Operación Blanca".

Acosta, que se codeaba con las figuras más importantes del mundo artístico del Río de la Plata y tenía ingreso a las fiestas privadas del verano, convencía a jóvenes de que la prostitución podía ser una especie de trampolín para sus carreras.

"De las escuchas telefónicas realizadas por la justicia y de los propios testimonios de los implicados surge con claridad que Acosta era socio del mánager de modelos argentino Leandro Santos, quien tiene un estrecho vínculo con la productora Ideas del Sur, propiedad del conductor y empresario Marcelo Tinelli. Acosta también tenía un vínculo de amistad y comercial con el contratista de algunos de los futbolistas uruguayos más importantes de la actualidad, Pablo Bentancur. Esas dos personas, Santos y Bentancur, son, a juicio de los investigadores, las verdaderas cabezas de la organización de prostitución VIP desbaratada en febrero de 2012", cuenta Benech en su libro.

¿Cómo entra Dávila en esta historia? En una de las escuchas con Acosta, le comentó: "Estuve hablando con Leandro (Santos) y me dijo que estaría bueno que entre en algo de eso para cotizarme, para hacerme más conocida, porque el tema de Miss Uruguay nadie lo valora".

La jueza Gatti, de acuerdo a lo que detalla el libro, entendió que las jóvenes que fueron captadas por esta organización fueron verdaderas víctimas porque estaban en una situación de vulnerabilidad, prometiéndoles proyectos y propuestas laborales que nunca se concretarían. Acosta le aseguró que iba a participar de un programa de televisión en nuestro país y uno el año entrante en Argentina.

Para la causa Dávila dio su declaración del caso.

Ese año la justicia uruguaya no obtuvo las pruebas suficientes para detener a Santos en el marco de una investigación sobre proxenetismo y trata de personas con fines de explotación sexual.

Sin embargo cinco años después, en 2017, finalmente se concretó la detención de Santos ordenada por la jueza Beatriz Larrieu, quien en ese año estaba encargada de llevar adelante el caso.  

Santos fue excarcelado el 01 de diciembre de 2017 bajo caución juratoria, lo que implicó la promesa de presentarse siempre que sea llamado por el juez de la causa y fijar domicilio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos