FUERA DE LA FISCALIZACIÓN DE LA INTENDENCIA

Existen 20 ferias irregulares en Canelones, sin control municipal

La “principal industria” del departamento genera más de 20.000 empleos.

El alcalde de Ciudad de la Costa hizo serias denuncias sobre la feria de Lomas de Solymar, como la existencia de armas, drogas y contrabando. Foto: archivo El País
El alcalde de Ciudad de la Costa hizo serias denuncias sobre la feria de Lomas de Solymar. Foto: archivo El País

Autoridades de la Intendencia de Canelones revelaron en la Junta Departamental que hay 20 ferias vecinales en el departamento, de un total de 63, que funcionan irregularmente y no son fiscalizadas. Entre ellas se encuentra la de Lomas de Solymar, la segunda más grande de Canelones, respecto a la cual el alcalde de Ciudad de la Costa, Mario López Assandri, denunció el año pasado la existencia de armas, drogas y artículos de contrabando.

El director de Contralor de la comuna canaria, Álvaro Suárez, indicó en el legislativo municipal que la comuna no está haciendo fiscalizaciones en la feria de Solymar "porque no está regularizada". "No existe ningún tipo de control, como no existe desde hace 50 o 60 años", sentenció. El jerarca apuntó a la responsabilidad del Municipio de Ciudad de la Costa.

"El rol más importante del municipio es el rol político; ser articulador entre los diferentes intereses que sin duda son los que están arriba de la mesa: intereses de los feriantes, de los vecinos que son frentistas respecto a la feria y de los que quieran la feria cerca. Ese rol no lo podemos suplir nosotros de ninguna manera. Ese rol no lo puede cumplir la Junta Departamental ni el ejecutivo, tiene que cumplirlo, sí o sí, el municipio", indicó el director de Contralor de la Intendencia de Canelones. De 63 ferias que hay en el departamento, 43 están regularizadas, habiendo 4500 feriantes registrados con su carné de vendedor autorizado por la Intendencia.

Suárez indicó que la venta pública es el único o principal ingreso de 20.000 o 25.000 personas en Canelones: "O sea, estamos hablando de la industria más grande del departamento", destacó.

Lejos de querer achicar el número de ferias, el director explicó que la política de la comuna es fomentarlas.

"En muchos lugares, nos interesa promocionar la instalación de ferias, por varios motivos. En primer lugar, porque es una fuente legítima y honesta de resolverles el tema del trabajo a muchos compatriotas. Y, en segundo lugar, porque son espacios de sociabilización que no existen en otros lados. La gente no va a un shopping a pasear y conversar con los vecinos; a la feria sí. Entonces, priorizamos ese encuentro de ciudadanía y les damos herramientas a los alcaldes", explicó.

Sin perjuicio de ello, el director de Contralor dijo que la administración de Yamandú Orsi tiene el objetivo de "llegar a más del noventa por ciento de las ferias regularizadas en este período de gobierno, entre las que está la de Lomas de Solymar".

Costos.

Según el jerarca, fiscalizar la feria de Lomas y el resto de las que se instalan sobre todo los fines de semana, tiene un costo muy importante.

"Esto nos está implicando, por lo menos, una inversión de diez funcionarios inspectivos y auxiliares, además de la logística de, por lo menos, dos o tres vehículos con los respectivos choferes. Estamos hablando de unas 600 horas por mes. Esto implica una suma de dinero muy importante. Por lo tanto, automáticamente se transforma en la prioridad fundamental de la Dirección, cuando tenemos 3000 horas planificadas por mes para dedicar a temas inspectivos, a ferias y también a espectáculos públicos, los que se realizan viernes y sábados de noche, en horarios extraordinarios", indicó Suárez.

"La regularización de la feria de Lomas no ha comenzado. Solamente tenemos la temperatura de la situación. Estamos esperando que estén las condiciones dadas en todos los ámbitos. Es decir, en el Concejo Municipal, con el proyecto; en nuestra dirección, porque la inversión que tenemos que hacer para regularizar esta feria implica que esto se transforme en prioridad", agregó.

Suárez también aclaró que los inspectores municipales tampoco tienen potestad para actuar sobre el contrabando.

"Estuvimos hablando con el director nacional de Aduanas, a quien le planteamos este tema. Nos dijo que ellos estaban realizando un estudio sobre el papel que podrían jugar las ferias en la venta al menudeo de algunos productos comestibles, sobre todo de contrabando, y que iban a actuar en el ámbito de su responsabilidad. Por supuesto que nosotros cumplimos con nuestra tarea de informar, pero no somos agentes fiscalizadores de ese tema", destacó.

Molestia de la oposición con alcalde de Ciudad de la Costa

Las autoridades de la comuna Canaria fueron interpeladas en la Junta Departamental por el edil nacionalista Joselo Hernández, quien expresó su molestia y preocupación por el hecho de que no concurriera el alcalde de Ciudad de la Costa, Mario López Assandri (FA), quien hizo serias denuncias sobre la feria de Lomas de Solymar, como la existencia de armas, drogas y artículos de contrabando. En noviembre del año pasado, además, otro episodio de violencia en esa misma feria terminó con un feriante apuñalado.

"El alcalde explicó que por la magnitud de la feria, unos 2.500 feriantes aproximadamente, la Intendencia no ha realizado ningún control, y además afirmó que fue amenazado, cuando intentó realizar controles en otro ámbito de su jurisdicción", recordó el edil Hernández.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados