Colección de vehículos antiguos

En época de autos chinos, se reparan carruajes

Un vecino de Fraile Muerto recupera y exhibe antiguos vehículos cargados de historia.

Carruajes antiguos. Foto: Víctor Rodríguez
Foto: Néstor Araújo

Brillosos, restaurados y señoriales: prolijamente estacionados como si fuese un parque donde se guardan los automóviles más modernos, se muestran 22 carruajes antiguos uno al lado del otro en el patio de la casa de un aficionado coleccionista en Fraile Muerto. Se pueden ver carros valencianos, sulkys, cabriol mallorquín, charrets y volantas.

Guillermo Rodríguez es un vecino de esa zona de Cerro Largo sobre la ruta 7, a 37 kilómetros de Melo. Luego de haber padecido una enfermedad que casi lo llevó a la muerte, recomenzó su vida con otras expectativas y decidió ir armando un museo en su propia casa, pero de cosas a las que se les pueda dar utilidad. Logró comprar y restaurar él mismo una cantidad importante de típicos carruajes tirados por caballos, los que serán expuestos durante todo este mes de noviembre en su casa de Avenida Blanca Castro de Fraile Muerto.

Cada carruaje se distingue como poseedor y portador de historias, de costumbres y de conceptos, siempre pasibles de ser recreados para interés general. El museo tiene veintidós carros, todos de madera, con grandes ruedas y llantas de hierro que fueron utilizados por distintas familias del siglo XIX y principios del XX.

"Los propietarios de estos carruajes fueron hacendados y trabajadores; todos reúnen una historia. Por ejemplo, de amor, de largos viajes, de urgencias... Incluso sirvieron de ambulancias en casos de extrema necesidad, fueron utilizados tanto para el campo como para la ciudad en su momento", dijo Rodríguez, quien recibe con delicadeza y dedicación a cada una de las personas que llegan a su casa.

"Yo mismo los compro, los restauro en mi taller, les hago las llantas, las partes de madera y los ejes, todo", anotó. "Les doy brillo, los decoro con los colores originales de su tiempo", agregó. También asegura que el suyo no es "un museo muerto".

"Todos estos carros tienen vida, los hago transitar por las rutas tirados por caballos que yo mismo cuido", destacó Rodríguez. Sostuvo que en uno de los carros, al que llama, "de pértigo", un pequeño hacendado de la sexta sección del departamento de Cerro Largo cargó en 1942 la piedra para hacer su casa de campo, que hasta hoy se mantiene.

Otras antigüedades.

Guillermo Rodríguez fue reuniendo además de los carros, arreos para ensillar los caballos, piezas históricas y antiguas como por ejemplo valijas del siglo pasado, calentadores a querosene, barriles de vino y de caña, planchones, maquinas de coser, camas de bronce y otra cantidad de elementos valiosos para "preservar el patrimonio", dijo.

Foto: Víctor Rodríguez
Foto: Víctor Rodríguez

Sostuvo que muchas veces van estudiantes a su casa que no conocen ni la mitad de los elementos que él tiene.

Está criando un potranco de tiro bolonés al que lo domará para tirar de los carros. "Este es un museo vivo, yo en cada uno de esos carros salgo a recorrer, voy a la Fiesta de la Patria Gaucha, a la Virgen de Itatí en Ansina, a la Paloma, acampo en varios lugares", explicó.

Fiesta criolla.

Guillermo Rodríguez participará en diciembre en Melo en una movida criolla que se enmarca en una de las mejores actividades que realiza Cerro Largo, después de su carnaval, como lo es la Fiesta de los Pagos. Once aparcerías concursan y acampan en el predio de la sociedad tradicionalista "A poncho y espuela". Hay gastronomía, narradores de cuentos, jinetes, esquiladores y apadrinadores.

Rodríguez dijo que desfilará en un carro y que llevará caballos, tratando de revivir lo que era un contrabandista de caña blanca de frontera. Conserva los barriles con los cuales se cargaba agua ardiente (caña brasileña) a lomo de caballo.

Cambiar la PC por un violonchelo

Héctor Valentín Olveira tiene 12 años y toca violonchelo en la Orquesta Sinfónica Infantil de Durazno. Su padre explica que aunque no tenía conocimientos técnicos "le encantaba la música, ensayar e integrar el grupo" formado en esta experiencia. "Pasa todo el día tocando, dejó de estar sentado todo el tiempo en la computadora y está en casa con el violonchelo". El instrumento se lo presta la orquesta.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)