TRANSPORTE COLECTIVO DE PASAJEROS

Empresas y trabajadores de ómnibus coinciden que es "imposible" mantener distancia de 2 metros

Si bien se aumentará la cantidad de ómnibus en las calles, tanto las empresas como el sindicato entienden que no solucionará la aglomeración de pasajeros.

Pasajeros con tapabocas en ómnibus de Montevideo. Foto: Leonardo Mainé
Empresas y trabajadores coinciden en que no se pueden mantener las distancias necesarias en el interior de las unidades. Foto: Leonardo Mainé

Tras la preocupación expresada el sábado por el presidente Luis Lacalle Pou, por la forma en la que los pasajeros están viajando en los ómnibus durante las “horas pico”, ayer fue convocada la Cámara de Transporte a la Torre Ejecutiva, la cual concurrió encabezada por su presidente, Juan Salgado.

La gremial confirmó que desde el 3 de agosto aumentará un 10% la cantidad de ómnibus, pasando del 75% (de lo que había antes de la pandemia) al 85%. Esto implica la incorporación de unas 150 unidades en Montevideo.

Aunque hace tiempo que el uso del tapaboca es obligatorio, se hará mayor hincapié en que los pasajeros lo lleven colocado. Y se involucrará más al personal, que repartirá este implemento de seguridad. A su vez, los funcionarios comenzarán a utilizar la aplicación Coronavirus UY (la idea es que después la usen también los usuarios). Y volverán más de 200 trabajadores del seguro de paro.

No obstante, frente al reclamo de los pasajeros que viajan sin mantener las distancias requeridas para evitar los contagios, Salgado aclaró que es “muy difícil” que haya dos metros de distancia entre los usuarios del transporte colectivo. “Va ser muy difícil que el transporte pueda cumplir en el 100% el distanciamiento social”, anticipó el empresario.

“En lo que podemos dar algún paso más es en el tema sanitario, más allá del uso obligatorio del tapaboca para el personal y los pasajeros. Un elemento que se va a sumar es el tema de la información, y de pasar a comunicarle al pasajero la obligatoriedad del uso del tapaboca. Yo sé que ha avanzado hasta un 97% el uso del tapaboca, pero hay que lograr que el 3% restante también lo use”, indicó el presidente de Cutcsa.

De todos modos, Salgado recordó que el personal solamente puede “exhortar” al pasajero a que utilice la mascarilla y que su rol no es el de fiscalizador.

"Es imposible", dicen los trabajadores.

Los trabajadores tienen un pensamiento similar con respecto a los espacios en el interior de las unidades. Consultado por El País, el dirigente de la Unión Nacional de Obreros y Trabajadores del Transporte (Unott) José Fazio dijo que es “imposible” que se mantenga un distanciamiento de dos metros entre los pasajeros.

“Si distanciás a las personas dos metros, es para que viajen muy pocas. Acá se tendría que aplicar más que nada el tema del tapaboca y del alcohol en gel. La distancia anterior, que era de un metro, era prácticamente imposible. Dos metros no se puede cumplir, se necesitaría mucha cantidad de ómnibus, que no hay”, indicó.

Con respecto a las personas que viajan paradas en el pasillo, el dirigente señaló que tampoco cambiaría sustancialmente si se restringiera el número. “El que está parado tampoco va a estar a dos metros del que está sentado”, anotó.

Fazio dijo que los trabajadores todavía no han sido informados sobre algunos de los anuncios que hizo ayer la Cámara de Transporte en la Presidencia, como la utilización de la app Coronavirus UY. “Hasta el momento no sabemos cómo se va a implementar el tema. Con los tapabocas, ya en su momento los choferes repartieron, antes de que se hicieran obligatorios. Después se encargó la empresa, colocando personal a entregarlos en las terminales”, agregó.

Baja demanda.

Con un 75% de la flota en la calle, la demanda actual es del 56%. Esto quiere decir que está viajando poco más de la mitad de la gente que lo hacía antes de la pandemia. La cifra es algo menor a lo que se había previsto para el regreso de la actividad en la construcción, la enseñanza, los clubes y los shoppings centers.

“En el mes de mayo, la demanda era del 40% con el mismo 75%; en junio fue de 45% y en julio, salvo cuatro días hábiles en los que llegó al 60%, el resto de los días fue de un 56%”, explicó Salgado. “Vamos a mantener el 75% por estas dos semanas de vacaciones. El primer día hábil de agosto, pasamos a tener un 85%”, agregó.

Regresos del seguro de paro aliviarían el conflicto
Juan Salgado, presidente de Cutcsa. Foto: Leonardo Mainé.

Juan Salgado informó que la conflictividad en el transporte estuvo sobre la mesa durante la conversación mantenida ayer en la Torre Ejecutiva con el secretario de la Presidencia, Álvaro Delgado. “La evaluación fue a nivel de transporte colectivo de pasajeros en todo el país, las dificultades son las mismas, el tema sanitario es un tema que tiene costos importantes pero que lo tenemos que poner dentro del primer orden. Y ahí no solamente hubo un compromiso, hubo una coincidencia con el Poder Ejecutivo”, anotó.

Por su parte, el dirigente de la Unott Juan Fazio consideró que el regreso de trabajadores del seguro de paro ayudará a ir descomprimiendo la situación de conflicto. “Aproximadamente el 25 o el 30% de los trabajadores está en seguro de paro. La idea nuestra es que el aumento de unidades sea a nivel nacional”, indicó.

El viernes hubo una movilización de varias compañías de transporte, que además de la paralización de distintas líneas, incluyó una concentración frente a la Intendencia de Montevideo.

Varios sindicatos convocaron al paro por un conflicto que comenzó en la empresa CITA y que se extendió a otras compañías. La medida fue de carácter nacional y tuvo como objetivo reclamar por los recortes a los beneficios de los salarios. También los taxistas se plegaron a la movilización y enviaron una dura carta al intendente de Montevideo, Christian Di Candia, criticando la formalización de aplicaciones como Uber y la entrega de nuevas chapas de taxis.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados