REDES

El emotivo e inspirador mensaje de Milagros, la uruguaya no vidente que irá a Harvard

La joven oriunda de Colonia anima a buscar oportunidades "que están ahí afuera" y a no dejarse llevar por las trabas que puedan verse a priori.

Milagros Costabel, joven uruguaya aceptada por la Universidad de Harvard.
Milagros Costabel, joven uruguaya aceptada por la Universidad de Harvard.

"Las oportunidades están ahí fuera, esperándonos, y aunque hay miedos, y dudas, y '¿qué pasaría si?' en el aire, al final animarte e ir a buscarlas te puede cambiar la vida", dice Milagros Costabel, la uruguaya no vidente de nacimiento que fue aceptada en Harvard entre 10.000 solicitudes.

La joven de Colonia del Sacramento, logró una beca para estudiar en la prestigiosa universidad de Estados Unidos desde 2021 y hoy publicó una emotiva e inspiradora carta en sus redes sociales en la que insta a salir a buscar oportunidades

"Aprendés, porque de repente un no ya no significa un no sino una posibilidad más para seguir intentando. Porque ese pensamiento perpetuo de 'Ojalá hubiera hecho esto...' de golpe se vuelve cosa del pasado. Y porque el no, si no intentás, ya lo tenés", agrega en su hilo de Twitter.

A continuación la carta completa.

Hace tan solo unas semanas, el 17 de diciembre, recibí una noticia que me cambió la vida. Aquel día me informaron que había sido aceptada para estudiar en la universidad de Harvard.

Para algunos, Harvard es un sueño. Para otros, como yo, parecía algo inalcanzable. Cuando postulé, tenía claro que lo más probable sería que no quedase...y que eso estaba bien. Es por eso que ese día sabía que tenía opciones. Harvard, realísticamente, nunca fue una de ellas.

Lo que pasó después aún lo estoy dimensionando. Hay días en los que me estoy por dormir y de repente pienso "Pah voy a ir a Harvard", con un sentimiento de incredulidad enorme, como si esto no me estuviese pasando a mí.

Postulé porque no tenía nada que perder. Porque aunque no quisiese ilusionarme, era imposible no hacerlo, y sabía que me arrepentiría si no postulaba. No por la posibilidad de quedar, sino por la típica pregunta de "qué hubiera pasado si?"

Antes de enviar la postulación le conté a algunos amigos, que fueron unas de mis principales fuentes de apoyo en todo este viaje. "Nunca sabes, quizá Harvard está buscando un perfil como el tuyo", dijo uno, bromeando. Pero ese quizá me quedó en la mente. Al final resultó que sí.

Además de pensar en todo lo que tengo por delante y en el camino que empezaré a transitar en unos meses, quiero tomarme esta oportunidad para agradecer.

Por un lado, a mis padres y mi hermano. Gracias por estar a mi lado siempre, por apoyarme en todo lo que se me ocurre y por ser la base de lo que hago y lo que soy. Tengo muy claro que no estaría donde estoy de no ser por todo lo que me han dado y continúan dando día a día.

Al resto de mi familia- primos, tíos, abuela. Gracias por creer en mí y por aceptarme tal como soy. Dicen que la familia no se elige, pero incluso si pudiera elegirla, los volvería a elegir de nuevo.

A mis amigos. Siempre estuvieron ahí, compartiendo momentos, escuchándome cuando las dudas y la ansiedad cerca de la fecha eran más fuertes que yo y recordándome que, al final del día e independientemente de los resultados, lo que importaba era pasarla bien. Gracias por estar.

Y también a aquellas personas que, sin conocerme de nada, se alegraron por mí y por este acontecimiento. Muchas gracias por sus palabras, muchas gracias por sus buenos deseos. Muchas gracias por dejarme compartir, aunque quizá sin darme cuenta, un poco de mi alegría.

Si hay algo que me encantaría que quede de todo esto, y creo lo he dicho bastante estos días jaja, es que no hay cosa más linda que soñar con lo que querés y buscar oportunidades para que eso se vuelva realidad.

En mi caso, era estudiar en el extranjero- ya fuese en Harvard o en cualquier otra universidad. ¿Creo que las oportunidades están ahí fuera, esperándonos, y aunque hay miedos, y dudas, y “¿Qué pasaría si?" en el aire, al final animarte e ir a buscarlas te puede cambiar la vida.

Porque aprendés, porque de repente un no ya no significa un no sino una posibilidad más para seguir intentando. Porque ese pensamiento perpetuo de "Ojalá hubiera hecho esto..." de golpe se vuelve cosa del pasado. Y porque el no, si no intentás, ya lo tenés.

A finales de este Agosto, si todo sale bien, empezaré una nueva etapa de mi vida- con un montón de planes, dudas, sueños y experiencias por vivir. Y no podría estar más agradecida por todo esto.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error