Vientos alcanzaron 90 kilómetros por hora

Dolores volvió a ser azotada por temporal

Vecinos temieron un desastre similar al tornado de 2016.

El temporal afectó sobre todo a las viviendas más vulnerables, volando en muchos casos los techos de chapas de esos lugares. Foto: Daniel Rojas
Foto: Daniel Rojas

El temporal de lluvia y viento que se desató sobre el litoral del país, golpeó en la medianoche del martes a Dolores, generando daños en dos viviendas y derribando varias columnas de UTE, Antel y del servicio de la televisión por cable.

Los vientos alcanzaron una velocidad de 90 kilómetros por hora, provocando pánico entre los doloreños a casi dos años y medio del tornado que destruyó un tercio de la ciudad.

"Se me hizo un nudo en el estómago. Lo primero a lo que atiné fue ayudar a meter a los gurises más chicos debajo de una cama y los cubrí con un colchón y un chapón, para que no resultaran lastimados", explicó Laura Ríos, que sufrió voladura de techo en su vivienda ubicada en Elena Barros y Barrenechea.

Sin luz: el viento tiró también columnas del alumbrado público.
Sin luz: el viento tiró también columnas del alumbrado público.

"Pasamos mucho nerviosismo. Cuando vi cómo había quedado mi casa, salí a la calle para ver si mis vecinos necesitaban algo, si se les había volado el techo igual que a mí. Esto es muy duro y a los de abajo siempre nos toca sufrir más", expresó, todavía afectada por lo sucedido.

Entre los árboles y ramas tumbadas, un pino cayó sobre una casa en Andriolo entre 18 de Julio y López Crespo, frente a la cancha del club Libertad y afectó el servicio de energía eléctrica en ese barrio.

En la zona rural de La Tablada, sobre un descampado, el viento volteó varias columnas dejando a los vecinos sin energía por más de 12 horas, mientras que también se reportó la interrupción en Paso Ramos, El Abrojal y camino al Mástil, debido a la intensidad de la lluvia y ramas caídas.

"El viento fue impresionante. La verdad que fue de no creer y nos hizo recordar al tornado. No sabíamos si correr hacia atrás de la casa o esperar que pasara", indicó Sheril Vidal en la zona de La Tablada.

"Vimos varios fogonazos y cómo se cayeron las columnas de la luz. Todos los vecinos quedamos muy asustados, sobre todos los chiquilines que vivieron esa experiencia. Uno corre de aquí para allá sabiendo que no puede sujetar nada en un momento así", expresó la vecina a El País, mientras el cable de alta tensión había quedado depositado sobre su vereda a la espera de los técnicos de UTE fueran a repararla.

Recuperación.

Una vez ocurrido el tornado, Dolores pudo recuperarse de la emergencia habitacional y se logró reconstruir los dos liceos de la ciudad.

Sin embargo, a dos años de ocurrido el desastre natural, aún permanecen varias instituciones con dificultades. Es el caso del cine-teatro Paz y Unión y de varios clubes deportivos, como Peñarol y San Lorenzo, que perdieron gran parte de su infraestructura.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º