CATÁSTROFE: LO QUE EL CLIMA SE LLEVÓ

Dolores, a dos años del tornado

Todo el proceso de reconstrucción costará entre US$30 y 35 millones, según estiman.

VEA LA FOTOGALERÍA
Obras: los liceos de Dolores fueron muy afectados y se demoró su reapertura. Foto: Daniel Rojas
Teatro: perdió su techo y no pudo ser reparado. Foto: Daniel Rojas
Gran parte de Dolores todavía está en obra. Foto: Daniel Rojas
Todo Dolores siguen en obras y sin terminar, al fondo se aprecia la iglesia. Foto: Daniel Rojas

A dos años del tornado, Dolores atendió la emergencia habitacional y procura restablecer la vida cotidiana que tenía antes del fenómeno del 15 de abril de 2016 que destruyó un tercio de la ciudad. El teatro y cine Paz Unión, los dos liceos, la sede de la agropecuaria y dos clubes deportivos aún están en fase de proyecto y reconstrucción.

En la tarde del miércoles. muchos jóvenes no querían ir al liceo. Las condiciones climáticas eran similares a las que precedieron al tornado F3 que golpeó la ciudad. Hacía calor y la presión atmosférica era similar a la de aquella tarde, por lo que el "fantasma" se agitaba entre adultos y jóvenes que vivieron el horror en 2016.

El alcalde Javier Uttermak explicó a El País, que el "trauma" persiste a nivel colectivo y que días como éstos, en los que se espera el desenlace de una tormenta que se viene presagiando desde hace varios días, hace inevitable que la población sienta "un poco de miedo".

"El calor ha sido sofocante y los gurises no quieren ir al liceo. Para colmo de males hacen circular audios por whatsapp con anuncios de nuevos fenómenos, algo que no ayuda en nada", indicó el responsable del municipio.

Dice que éste año no habrá actos alusivos, nadie quiere recordar tanta tristeza. Aquel día, el tornado se presentó con un diámetro inferior de 319 metros y un diámetro superior de 758 metros. Pasó por la ciudad a una velocidad destructiva de 284 kilómetros en la hora y recorrió cuatro kilómetros en 4 minutos 19 segundos.

Ese tiempo alcanzó para destruir todo en 1.800 padrones. Se llevó la vida de cinco vecinos y miles se salvaron de milagro. "Se hizo un acto el primer año, no es nuestra intención seguir recordando tanto dolor, porque es necesario para todos dar vuelta la página. Hasta ahora, nadie planteó nada", contó Uttermark a El País.

Vivienda.

Uttermark no duda en afirmar que la emergencia habitacional fue atendida. Se construyó un complejo habitacional en la zona de El Prado, con 86 soluciones para quienes se quedaron sin nada.

"En total fueron levantadas cerca de 200 viviendas entre Mevir y empresas privadas contratadas por el Estado", informó el alcalde.

Además, entre el Ministerio de Vivienda y la Intendencia de Soriano se refaccionaron cerca de 200 casas que sufrieron daños importantes y se entregaron cientos de canastas de materiales para los damnificados por el tornado, en un total de 1.800 padrones.

"Aún quedan algunas situaciones de familias que si bien lograron tener un mejor hábitat que antes del tornado, como el espacio de construcción se limitó a 50 metros cuadrados, ahora vemos que tienen que vivir de algún modo hacinados", explicó Uttermark.

En materia escolar, destacó que comenzó la reconstrucción del jardín 116 en 18 de Julio y Vázquez, pero hasta el momento no hay novedades para la reparación de la escuela rural 74 a la que asisten unos 40 niños de los Altos de Dolores.

Liceos.

En el liceo N° 1 Roberto Taruselli, finalmente comenzaron la obra de reparación. El lunes siguiente a Semana Santa empezó a trabajar la empresa constructora Fabra que tiene por delante un año de tareas.

"Están haciendo trabajos en el patio donde van los salones y en el tercer piso sobre techos, paredes y ventanas", informó a El País Verónica Bianchi, integrante de la comisión de reconstrucción de los dos liceos que terminaron seriamente afectados por el tornado.

El 2 de abril el Tribunal de Cuentas se expidió sin objeciones para la obra del liceo 2, Juan Bautista Herrero.

La empresa Conami tendrá la responsabilidad de ejecutar los trabajos por un monto superior a los 5 millones de pesos.

El proyecto surgió del Programa de Apoyo a la Educación Media, y Formación en Educación (Paemfe) y se espera que en los próximos días se inicien las obras de infraestructura.

Mientras tanto, los 1.700 alumnos de Secundaria asisten a clase en un complejo de contenedores montados en el predio de UTU.

"Trabajamos como se puede, porque llueve y el agua se filtra", indicó Bianchi. Ante quien se atreve a negar tal afirmación, muestran fotografías, donde se ve claramente que algunas plantas han crecido entre los zócalos de los contenedores producto del goteo. Y no es la única situación.

"Los aires no dan abasto porque los grupos tienen entre 30 y 36 alumnos, están como sardinas en latas", comentó la integrante de la comisión.

Pegado al liceo N° 1, en pleno Centro, frente a la plaza principal de la ciudad, la Agropecuaria de Dolores se levanta poco a poco del golpe recibido.

"Estamos reconstruyendo la parte superior de la sede con una inversión cercana a los 300 mil dólares", indicó el arquitecto Marcos Armand-Ugón.

La obra dejará habilitado un salón multiuso de 20 metros de largo por 17 de ancho, además de sanitarios y cocina a nuevo.

Para recaudar fondos han apelado a la rifa de un auto, a conferencias donde se cobra la entrada a modo de colaboración y a la ganancia que le genera un campo experimental donde se vende la producción.

"Nos quedará pendiente el gimnasio, de unos 500 metros cuadrados, que representa el 50% de la institución," expresó el directivo. En ese espacio destruido por el tornado se hizo un Consejo de Ministros encabezado por Tabaré Vázquez durante el año 2016.

Teatro.

El teatro y cine Paz y Unión, un edificio centenario, aún sigue esperando por el inicio de las obras. El viento dejó la sala a cielo abierto y causó una destrucción casi total del único polo cultural que tienen los doloreños.

"Creemos que en 30 o 45 días estará pronto el expediente en el Ministerio de Transporte y Obras Públicas para realizar el llamado a licitación", informó Jorge Sosa, integrante de la comisión de apoyo.

El MTOP y la Intendencia se comprometieron a apoyar la reconstrucción. "En poco tiempo vamos a ejecutar la consolidación de los muros laterales, construir columnas de hormigón y colocación del techo pre armado con placas de 10 por 7 metros" indicó.

"Estimamos que una vez comenzada la obra, en 4 meses quedará cerrado el edificio y con un contrapiso que nos permitirá reanudar algunas actividades" informó Sosa.

Club.

El céntrico Club Peñarol cumplía una función social inigualable hasta que la tarde del 15 de abril lo dejó completamente destruido.

"Por acá pasaban entre 400 y 500 personas por día entre deportistas de diferentes disciplinas y alumnos de escuelas y liceos que venían a practicar gimnasia. Había gente de la tercera edad e incluso era centro de reunión para cooperativas de vivienda y grupos estudiantiles en la Fiesta de la Primavera" aseguró Mauricio Gauthier.

"El tornado aplastó todo el gimnasio, se dañó el techo y esto provocó el derrumbe de las paredes de ladrillos", indicó el directivo. Hubo que demoler todo para evitar riesgos, y lo que era una cancha de pronto se asemejó a un terreno baldío.

LOS COSTOS DE LA TRAGEDIA

Pérdidas millonarias para todos

El tornado que afectó Dolores fue el segundo más dañino en la historia uruguaya. El 21 de abril del año 1970 la localidad de Fray Marcos perdió 11 vidas en un episodio similar. El 15 de abril del año 2016 murieron 5 vecinos en Dolores y se verificaron daños en gran parte de la ciudad. Se calcula que una tercera parte de los 18.000 habitantes de la ciudad tuvo problemas serios en su vivienda o lugar de trabajo. Todo el sector productivo e industrial fue afectado.

Los servicios sociales se vieron desbordados y los edificios escolares sufrieron daños de importancia.

Dos años después del tornado las autoridades del Municipio no tienen un cálculo preciso del costo económico de la tragedia. De todos modos, una estimación primaria del alcalde Javier Uttermark indica que el fenómeno climático se llevó unos US$ 30 millones en infraestructura edilicia y daños.

Otras fuentes de la localidad estiman que las pérdidas podrían alcanzar un total de US$ 35 millones.

El Ministerio de Vivienda invirtió unos US$ 15 millones en la construcción y reconstrucción de casas, la Intendencia de Soriano y el sector privado también dispusieron de fondos. En algunos casos se contaba con seguros que permitieron recuperar parte de las pérdidas.

A todo esto hay que sumar los costos de asistencia humanitaria, junto a la atención médica y psicológica derivados del tornado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)