Contaminación y Mercado

Dinama anunció que el precio de las bolsas será de hasta $ 7

Supermercados discutirán el monto aunque anticipan que debe ser mayor.

El 90% de las bolsas de plástico pasan por las grandes superficies comerciales. Foto: Archivo
 La reglamentación deberá estipular cuál es el precio mínimo que tendrá la bolsa.
Foto: Archivo

La Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama) informó a El País que el precio de las bolsas plásticas será de hasta siete pesos. En los próximos seis meses se deberá reglamentar la ley, que fue promulgada la semana pasada por el Poder Ejecutivo.

El artículo 6 del texto faculta al gobierno a establecer la obligación de cobro y la fijación de un precio mínimo. Lo que ya sabe la Dinama es que no se excederá ese monto antedicho.

La normativa prohíbe la fabricación, importación, distribución, venta y entrega de aquellas bolsas que no sean compostables o biodegradables. Además, obliga a los titulares de los puntos de venta a promover y participar en campañas de difusión y concientización sobre su uso responsable y a comercializar bolsas reutilizables.

También deben incluir en la bolsa un logo o inscripción que defina la reglamentación, contar con un sistema de recepción de residuos de bolsas a disposición del consumidor.

En la discusión de la reglamentación participa el Centro de Almaceneros Minoristas, Baristas, Autoservicistas y Afines del Uruguay (Cambadu), la Asociación de Supermercados del Uruguay (ASU) y fabricantes e importadores de bolsas plásticas. En la reunión que se hará a fines de septiembre, lo primero a discutir son los detalles técnicos de cómo debe ser la bolsa.

OTRA VISIÓN.

Este mes los supermercados uruguayos se reunirán también con el objetivo de definir el precio que ellos entienden necesario.

De todas formas, el presidente de ASU, Daniel Menéndez, adelantó su opinión sobre el tema: "Si el precio va a ser un peso, vamos a contaminar lo mismo y a fin de año Rentas Generales va a tener más plata. ¿Por qué? Porque un peso no lo motiva a nadie a dejar de usarla". Menéndez comentó asimismo que el objetivo de la ley es "no contaminar" y "desestimular su uso". Contrario a lo que informó Dinama, para el comerciante el precio mínimo debe ser de siete pesos. "Tiene que ir por lo más alto y no por lo más bajo (...) Que no sea para recaudar", comentó.

Uno de los temas que más le preocupa a Menéndez es que todos los comercios la cobren y que no sea utilizada como una herramienta de márketing.

"No queremos que un supermercado diga: acá la bolsa te la regalo. En vez de darte un sorteo con pasajes al exterior, te regalan las bolsas. Es ridículo, pero puede pasar". Por ello, instan a que el gobierno controle.

El artículo 10 de la ley prevé que la Dinama sea la que fiscalice a los comercios de todo el país. Esto puede implicar una sanción con apercibimiento y hasta la suspensión por 180 días para el ejercicio de la actividad. "Pretendemos que haya medidas ejemplarizantes para el que no la cobre, porque esa persona está fomentando la contaminación", dijo Menéndez.

CAMPAÑAS.

Cada año se incorporan cerca de 1.200 millones de bolsas al mercado local y cada uruguayo utiliza unas 400 anualmente, según datos del Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente.

Este organismo ha realizado campañas de información este año bajo la consigna "¡Sacá la bolsa del medio!".

La Intendencia de Montevideo divulgó en los últimos días en su red social un mensaje sobre el tema.

"El Poder Ejecutivo ya promulgó la ley que permitirá erradicar el uso de bolsas plásticas contaminantes. ¿Cuál puede ser nuestro aporte? Volver a la vieja y querida chismosa", indicó.

PAPEL FILM.

Esta ley ya aprobada en el Parlamento deja afuera a aquellas bolsas usadas para la contención o el transporte de pescados y carnes.

No obstante, en junio el Parlamento empezó a estudiar un proyecto de ley que busca modificar la legislación sobre la gestión de residuos. El documento —en el que participaron 60 personas de 28 organizaciones públicas, privadas, académicas y de la sociedad civil— busca establecer nuevos instrumentos para una "gestión sostenible" de los desechos.

Entre otras medidas pretenden una carga de ese tributo de 5% a los envases no retornables, de un 180% para los vasos y las bandejas de materiales descartables utilizadas para contener alimentos y de un 20% para el film plástico utilizado para embalaje.

"En los casos en que los bienes ya se encuentren gravados por el Imesi, la tasa aquí establecida se considerará como alícuota incremental", señala el proyecto.

Los supermercados están en contra de esta nueva ley. Daniel Menéndez criticó con dureza la iniciativa y se lo hizo saber al director de la Dinama, Alejandro Nario.

"Si van a poner Imesi al papel film o a una bandeja de sándwiches es para recaudar plata. Eso no es desestimular el uso. ¡Es recaudar plata!", opinó.

"Vas a una rotisería ¿y en qué querés que te den la comida? ¿En la mano?", cuestionó el empresario Menéndez.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)