EN LA CAPITAL DE LA PIEDRA ALTA

Unos 30.000 devotos rindieron culto a San Cono en Florida

Muchos pidieron por la Celeste y por algunos jugadores en particular.

La procesión comenzó a las 14:00 y duró dos horas. Foto: José Álvarez Aquino
La procesión comenzó a las 14:00 y duró dos horas. Foto: José Álvarez Aquino

La Misa de Celebración del Santo en la capital de la Piedra Alta fue nuevamente una magnífica muestra de fe y religiosidad, que congregó a unas 30.000 personas.

"Esta aventura comenzó hace un siglo aproximadamente y cada año la asistencia de creyentes y de público en general supera al anterior. San Cono ya es un santuario donde recibimos peregrinos durante todo el año", dijo a El País el padre Pablo Solana, desde hace diez años cura párroco de Santa Teresita, que comprende las capillas San Antonio y San Cono, y el hogar de ancianos Cruz Alta.

Los fieles llenaron las calles, plazas y barrios de la ciudad de Florida, en un desfile interminable de excursiones, caravanas, vehículos particulares y lugareños movilizados en bicicleta o a pié, que llegaron entre el sábado de noche y ayer domingo desde los más lejanos puntos de país e incluso desde el exterior.

La fiesta no se circunscribe solo al 3 de junio. Comienza varios días antes, con la religiosidad y también con la posibilidad comercial para muchos, de hacer "una buena zafra" para los que se establecen en la ciudad vendiendo "de todo un poco", como comenta a El País un puestero que ofrece banderas de Uruguay, vinchas y camisetas, como si estuviera en las inmediaciones del Centenario en un partido de la Celeste.

Solo la empresa Nossar trasladó a más de 300 personas (entre excursiones y coches de línea por la ruta 5) desde la ciudad de Durazno, distante a 85 kilómetros de Florida.

La festividad dio comienzo la semana previa, el 25 de mayo, con la celebración de la Novena (devoción para realizar algún pedido u obtener alguna gracia), la celebración de la Eucaristía "nueve días en los que la gente se va preparando espiritualmente, con sus oraciones, con las súplicas, con los pedidos que vienen a hacer", comentó Solana.

PROCESIÓN

Recorrido de dos horas.

La jornada ayer comenzó como es habitual temprano, a las ocho de mañana, con la eucaristía en torno al santo, presidida por el obispo de la Diócesis de Florida y Durazno, monseñor Martín Pérez Scremini, y la concelebración del párroco Solana, junto a otros sacerdotes y peregrinos que se unieron a la ceremonia.

Previamente, desde la tarde anterior, la comisión y los laicos que colaboran debieron retirar los bancos para hacer lugar y permitir el ingreso de la mayor cantidad de gente posible.

Sobre las 14:00 horas dio inicio la procesión, con la presencia de autoridades departamentales, regionales y nacionales de la Iglesia Católica. Durante dos horas recorrió las calles de la ciudad, cruzando la zona céntrica hacia la Plaza Artigas.

La Celeste.

San Cono es centro de atención y religiosidad los 12 meses. Pero un fin de semana al año vive su fiesta, que esta vez tuvo algunos pedidos especiales.

"Es incalculable la cantidad de gente que nos visita, las ofrendas son variadas y constantes en el año", señala el presbítero. Mencionó que en esta oportunidad y ante el inminente inicio de la Copa del Mundo "muchos aparecieron con una camiseta celeste, o pidiendo por la selección o por determinado jugador".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º