Medioambiente en verano

Denuncian violencia contra la franja costera de Maldonado

22 organizaciones critican la falta de cuidado en playas del departamento

Vecinos y ambientalistas se quejan por la instalación de un geotubo en la desembocadura del arroyo Maldonado. Foto: Ricardo Figueredo
Vecinos y ambientalistas se quejan por la instalación de un geotubo en la desembocadura del arroyo Maldonado. Foto: Ricardo Figueredo

El colectivo Unión de Grupos de la Costa alertó a los gobiernos municipales, departamentales y nacionales sobre intervenciones que "atentan contra la faja costera en Maldonado, lo que está produciendo una reducción de su tamaño".

El grupo, conformado por 22 organizaciones, cuestiona las obras sobre 12 puntos impulsadas en todos los ámbitos de decisión: Intendencia de Maldonado, el Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente y los municipios que conforman el departamento. Las más recientes fueron la instalación de estacionamiento y proyecto de parador en Playa Bahía de Manantiales, la extracción de arena, circulación de maquinaria pesada y rellenos con balastro sobre el cordón dunar entre San Francisco y Punta Colorada, y la colocación de geotubos en la desembocadura del Arroyo Maldonado en La Barra. Según la Intendencia fernandina, esto es para evitar derrumbes de las dunas. Los miembros del colectivo aseguran en cambio que empezaron a realizarse sin recibir la autorización de la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama). Además, agregan que en algunos casos la Dinama hace una serie de recomendaciones técnicas que sin embargo "no son tenidas en cuenta" a la hora de realizar estas obras.

Los "guardias de la costa" afirman asimismo que en las últimas semanas hubo otros dos eventos "alarmantes": el derrame de hidrocarburos al Océano Atlántico en la boya petrolera de Ancap— que llegaron a aparecer en las playas Punta Piedra y el balneario Buenos Aires— y la rotura del colector sanitario en la Parada 31 de la Playa Mansa.

Vecinos y ambientalistas se quejan por la instalación de un geotubo en la desembocadura del arroyo Maldonado. Foto: Ricardo Figueredo
Foto: Ricardo Figueredo

Las críticas alcanzan también el proyecto de hotel a construirse en la margen este del Arroyo Maldonado. "Si seguimos sumando alteraciones, perderemos el tesoro de nuestras playas", aseguran.

Las organizaciones cuestionan la falta de diálogo de las autoridades. "Todas estas acciones han sido realizadas de espaldas a la población, sin difusión alguna, ni comunicación a las diversas organizaciones sociales sensibles a estos temas, ni a los vecinos de las zonas afectadas", señalan en un comunicado.

Los referentes de estas organizaciones aseguran que Maldonado tiene "ecosistemas sanos" que brindan "muchos beneficios. Por ejemplo, el paisajístico, disfrutar el agua sin contaminación y una playa con un cordón dunar sano", indicó a El País Gerardo Rasenti, secretario de la Asociación Civil Nativos Punta Negra.

"Por esa inmediatez de que llega el verano y el turismo, se generan acciones que afectan el equilibrio de estos ecosistemas", agregó. En algunos casos, estas acciones se empezaron a desarrollar en la mitad de diciembre "cuando la temporada estival está empezando".

En otros casos los problemas llegaron con tormentas y lluvias intensas que han afectado el proceso de readecuación del ecosistema. "Muchos sedimentos se pierden, causando problemas en la arena. Ahí estamos perdiendo calidad ambiental", indicó Rasenti.

Vecinos y ambientalistas se quejan por la instalación de un geotubo en la desembocadura del arroyo Maldonado. Foto: Ricardo Figueredo
 Foto: Ricardo Figueredo

Futuro.

El colectivo —integrado por Manantiales Natural, Guardianes de la Costa, Unión de Vecinos para la Conservación de la Sierra de las Ánimas, entre otras— considera urgente realizar una revisión del modelo de gestión actual de la franja costera para preservar la fauna y la flora asociada.

A este grupo le interesaría hacer una reunión en donde estuvieran todos los actores (gobierno, academia y organizaciones civiles) con el objetivo de buscar una mayor protección del patrimonio natural.

"En Maldonado tenemos al Centro Universitario Regional del Este (CURE) que tiene una maestría de Gestión Costera. Es decir, tenemos un acervo de conocimiento que no se toma en cuenta en absoluto", comentó Juan Carlos Salazar, arquitecto e integrante de "Maldonado por la Tierra y el Agua", otra de las organizaciones que integran este colectivo preocupado.

En esta línea conservacionista, se pretende que se establezca un protocolo de actuación para informar a los vecinos y a la academia los pasos a dar en cada una de las intervenciones. "Lo que entendemos es que hay que cambiar el modelo de gestión de la costa y para eso se necesitan a todas las organizaciones", concluyó el arquitecto Salazar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados