Vieja estación de ferrocarril sirve de refugio

Decenas duermen en la calle en Salto pese al frío

El Mides no tiene refugios; solo hay uno de la Intendencia.

Estación: una docena de personas se refugian en la ex estación de ferrocarril de la ciudad de Salto. Foto: Luis Pérez
Estación: una docena de personas se refugian en la ex estación de ferrocarril de la ciudad de Salto. Foto: Luis Pérez

La inminente llegada del invierno y los pronósticos de frío más intenso para los próximos días encuentran nuevamente a decenas de personas en situación de riesgo, durmiendo en la calle sobre cartones, con poco abrigo, sin alimentos y con escasas posibilidades de encontrar un techo.

Ayer al amanecer, una docena de personas, todos hombres, jóvenes y no tanto, dormían debajo del techo de un andén de la ex estación del ferrocarril en la calle Julio Delgado casi 19 de Abril, mientras otros cuatro encontraban guarida bajo un techo de la ochava de un comercio a pocos metros de distancia.

"Nos levantamos porque la policía nos ve y nos da el raje. Todos los días lo mismo, así vivimos", dijo uno de los que viven el día a día en esas condiciones. Miraba fijamente con sus ojos enrojecidos y con una mochila en sus manos.

La resistencia a hablar con la prensa queda de manifiesto en todos, por el temor a que las autoridades los obliguen a vivir en otras condiciones, sin la posibilidad de fumar un porro o de beber alcohol. "Nada de hablar, deje algo pal pan y está todo bien", interrumpió otro.

Uno de ellos se animó a contar sus penurias a condición de que se le tomara una fotografía de su maltrecho pie derecho como testimonio del dolor que padece y que se agudiza viviendo a la intemperie.

"Está bien claro. El lugar donde nos dan para dormir, que es el refugio de la Intendencia, está abierto solo de lunes a viernes y nos ponen condiciones. Hay que entrar de tardecita, hay que bañarse, no se puede tomar vino y tempranito hay que marcharse porque el local queda cerrado durante el día", dijo el hombre mientras se descubría el pie para la foto. "Aguante Presidente. Aguante, esto es lo que tenemos", acotó sin precisar a qué se refería.

En Salto, el Mides no cuenta con refugio para atender a las personas en situación de calle. En cambio, la Intendencia habilitó un inmueble en el año 2013 y actualmente dispone de 19 camas. Allí se les brinda cenas a quienes concurren para pasar la noche, previo trámite y autorización del Departamento de Desarrollo Social. El último martes solo durmió una persona en este refugio.

Fuentes policiales consultadas por El País sobre cómo actúan cuando reciben denuncias de personas durmiendo en espacios públicos o frente a las puertas de viviendas privadas, señalaron que habitualmente "se los invita" a retirarse porque, a no ser mediante orden judicial para una internación, no hay dónde derivarlos aparte del refugio municipal.

Ayuda.

La Iglesia Católica comenzó esta semana a colaborar con personas que acuden en busca de alimentos, mediante un programa denominado "merienda solidaria" que se sirve en un salón contiguo al obispado.

"En estos días estamos atendiendo a 35 personas, pero tenemos cien anotadas", dijo el padre José García, responsable del programa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º