MOVIDA DEL COLECTIVO LGBT

Culminó la Semana de Arte Trans de Montevideo

Uruguayo presentó primer manga transgénero de Latinoamérica, una historia con aventura y activismo.

Foto: EFE
Foto: EFE

Culminó ayer la segunda edición de la Semana de Arte Trans de Montevideo (SAT), actividad que tuvo repercusión fuera de fronteras a través de la agencia EFE.

En este marco, fue presentado el primer manga transgénero de Latinoamérica, “Teen Trans”, una historieta de aventuras y activismo.

La idea detrás de la historia, que busca visibilizar la identidad de género a través de una aventura de superhéroes para adolescentes con personajes ficticios y “reales”, se le ocurrió al artista uruguayo Leho de Sosa de una forma prácticamente instintiva, según explicó a Efe el autor.

El creador del manga contó a la agenciad noticias que durante su infancia como gay notaba una “falta de personajes y productos identitarios” para niños y adolescentes que se identifican como parte del colectivo LGBT (Lesbianas, Gais, Bisexuales y Transgéneros), y recordar esa realidad lo impulsó a crear “Teen Trans”.

Con la idea inicial de los cuatro personajes, el artista, que dibuja cómics y mangas “desde siempre”, se presentó a una convocatoria de la primera SAT, en 2016, y expuso allí a sus superhéroes.

En esa instancia, recibió “una aceptación muy linda” del público y por eso decidió avanzar con el proyecto y se propuso volcar la idea al papel y desarrollar una historia para adolescentes que consistiera en una aventura capaz de mezclar la ficción y la realidad de la lucha social por los derechos de este colectivo social.

“Propongo hacer un cómic sobre estos personajes, pero de lectura japonesa, principalmente porque es una corriente súper actual, los adolescentes están en esta movida (...) y era una forma de llegar a ese público. Entonces surge este proyecto, el primer manga con personajes trans en Uruguay y también en Latinoamérica, (donde) no existe un referente así”, detalló De Sosa.

‘Teen Trans, héroes sin identidad secreta’ recibió este titular, que juega con el hecho de que “generalmente los superhéroes se esconden detrás de una máscara” mientras que sus protagonistas adquieren poderes cuando no se esconden, porque “ese también es el mensaje (del manga)”, explicó el artista.

Delfi, de 15 años, pasa a absorber “la energía biodiversa del entorno” y es capaz de canalizarla en descargas sensitivas. Alex, de 18, recibe el don de poder modificar su morfología y masa corporal, así como su fuerza y su velocidad.

Mientras tanto, Ann, de 17 años, puede volar, además de tener “poderes variables basados en la historia y memoria colectiva que fluyen por el universo cuántico”.

Por último, Tino, de 14 años, logra canalizar su joven e inestable energía biodiversa “sobre su entorno y controlar la masa y el espacio-tiempo”.

“Este primer libro llevó un año de trabajo principalmente por el tema de investigación, fue un trabajo tomado en serio desde ese lado pero ahora fluye mucho más. Escribir es mucho más simple porque ya está la base de investigación, está creada la historia y ya sé lo que va a pasar después”, valoró De Sosa.

Más personajes.

Para buscar un mensaje que trascienda el entretenimiento para jóvenes y adolescentes es que el autor incorporó también al manga, que es el primero de una serie en la que ya está trabajando, personajes inspirados en activistas trans reales, como la argentina Susy Shock (“Comandanta Shock”) y la uruguaya Delfina Martínez (“Agente D”), entre otras.
Ese cariz social toma, a su vez, una especial importancia en el manga con relación al contexto en el que fue creado, según De Sosa, ya que considera que en toda Latinoamérica se vive actualmente “un rebrote” de los discursos “de odio y de incomprensión” hacia las personas LGBT.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º